Todo el mundo sabe que España es uno de los principales destinos turísticos a nivel mundial y, dentro de nuestro país, Andalucía es una de las regiones favoritas para los visitantes de todos los lugares del planeta. Los británicos, especialmente, son una de las nacionalidades que más valoran nuestra gastronomía, cultura y clima. 

El diario inglés ‘The Times’ ha publicado en su edición digital un artículo donde selecciona los “25 hoteles más cool de Andalucía”, lo que podríamos interpretar como una forma divertida de señalar los mejores alojamientos turísticos de la Comunidad Autónoma favorita de los británicos. 

La pieza, escrita por Helen Ochyra: una periodista especializada en viajes que recientemente visitó la región andaluza y escribió sobre cuáles son los mejores hoteles y visitas. Aunque visitó junto a su marido Sevilla o Granada, no pudieron evitar quedarse “boquiabiertos con la Mezquita de Córdoba, sus arcos rayados grabados para siempre en nuestras mentes”. 

Hospes Palacio de Bailio 

Helen reconoce que, si bien la mayoría de turistas dan una vuelta rápida por la Mezquita y hasta ahí llega su inmersión en la historia presente en la provincia, hay mucho más para ver. 

Para disfrutar a fondo los patios moriscos adornados con macetas, los baños turcos y las tabernas, la periodista recomienda quedarse en el hotel Hospes Palacio de Bailo: un elegante alojamiento donde se exhibe la historia romana de la ciudad, desde los restos de la villa bajo el restaurante hasta los baños y el spá. 

Hospes Palacio de Bailio

Hospedería La Era

El siguiente alojamiento recomendado se ubica en el extremo oriental de la Subbética cordobesa, en el municipio de Almedinilla. Allí destaca la Hospedería La Era, un alojamiento rústico que no simple con techos pintados en color melocotón y azul, sillones de colores y mosaicos. 

Hospedería La Era

Casa Olea 

También en la comarca Subbética, Helen destaca la Casa Olea: un oasis para recargar energías para ver olivos durante el día y estrellas por la noche que en su momento fue una granja en uno de los parques naturales más especiales y menos conocidos de España. 

Casa Olea