Kiosco

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

El Córdoba CF, ante dos pruebas de estilo y progreso

Los de Germán Crespo abordan el miércoles su último amistoso en El Arcángel ante el Mérida y visitan el próximo sábado al Xerez DFC en otra intensa semana estival

Los jugadores del Córdoba, en el estadio de Linarejos. CCF

Lo mejor que puede decirse del Córdoba CF en el verano del 2022 es que ya tiene mucho camino recorrido. Desde luego, bastante más que un buen puñado de los que serán sus vecinos en la Primera RFEF, una categoría en la que los blanquiverdes comparecen en la Liga 22-23 con una etiqueta de «recién ascendidos» que resulta engañosa porque ni de lejos se ajusta a los parámetros habituales. El equipo blanquiverde, con la plantilla cerrada desde hace semanas -otros clubs apenas tienen para armar un once y empiezan a sentir ya los agobios de la fase final del mercado-, parece tenerlo muy claro. No busca su identidad y su estilo -un mantra habitual en los exámenes estivales- porque ya lo tiene. Y no para de demostrarlo, incluso tras las modificaciones de la plantilla con fichajes y presencias de promesas del filial.

La exigencia sube con el salto de división, aunque en el cordobesismo se vive una inusual etapa de ausencia de complejos. No hay mejor reconstituyente -en el Córdoba CF, sin duda- que un paseo por el infierno para purificarse y ver con más claridad por dónde hay que tomar el camino. Los futbolistas recién llegados, todos con experiencia en la Primera RFEF, se han acoplado a un grupo que se siente fuerte y que está sabiendo crearse un escenario más que interesante. Entre la afición es complicado escuchar voces que auguren catástrofes futuras. El equipo, como todos, puede ser mejorable; su virtud más evidente, con todo, es la capacidad para competir. Crespo no aguanta perder. Ni siquiera en verano, cuando hay excusas perfectas para cualquier actuación borrosa.

El objetivo del Córdoba es perfeccionarse y mantener la inercia positiva que le reportó un ascenso brillante desde una división oscura. Nada será ya como antes, pero en el equipo no quieren pagar peajes ni hacer evidentes los rigores de la transición hacia un nivel superior. De hecho, en sus cuatro partidos de pretemporada han mostrado fidelidad al ideario de Germán Crespo, un técnico que está logrando algo que en la casa cordobesista era toda una entelequia: el granadino goza de estabilidad y eso le ha permitido imprimir su sello.

Dos nuevos ensayos

El Córdoba retomará su rutina esta semana otro otro par de exámenes parciales. El próximo miércoles (21.30 horas, PTV Córdoba) jugará por última vez en El Arcángel en el periodo de preparación. El adversario será el Mérida, un clásico qeu también busca su redención después de haber logrado escapar de la Segunda RFEF por la vía más enrevesada, la del play off; en su estadio, el Romano José Fouto, el Córdoba conquistó matemáticamente el título y el ascenso a falta de cinco jornadas el pasado 16 de abril. El conjunto extremeño, entrenado por el exblanquiverde Juanma Marrero, ha vencido en pretemporada al San Serván (1-5) y al Don Álvaro (1-2), empatando con el Alcorcón B (1-1). Cuando el Córdoba vuelva será ya el último fin de semana del mes para recibir al Unionistas de Salamanca en la primera jornada del grupo 1 de la Primera RFEF.

Plan de trabajo semanal del Córdoba CF.

En el Estadio Chapín (sábado, 21.00 horas) vivirá el Córdoba CF ante el Xerez Deportivo FC -equipo de la Segunda RFEF- su fase final de preparación, que completará con las visitas al CD Pozoblanco (miércoles 17 de agosto, 21.00 horas) y Badajoz (sábado 20 de agosto, 21.00 horas). A partir de entonces, se entrará en la semana de la cuenta atrás para la salida al campeonato liguero.

Germán Crespo confía en poder ir incorporando a la dinámica de trabajo grupal a los componentes de la enfermería blanquiverde, en la que permanecen los dos carrileros zurdos (Ekaitz y Calderón), el central José Cruz y los puntas Adrián Fuentes y Willy Ledesma. La competencia por los puestos será máxima.

Compartir el artículo

stats