Kiosco

Diario Córdoba

LA CRÓNICA

El Córdoba CF deja un sello prometedor y conquista el Trofeo de Linarejos

De las Cuevas, Simo y Sergio Benito firman con sus goles un valioso ensayo de pretemporada ante el Linares (1-3), vecino de la Primera RFEF

12

En imágenes el Linares Córdoba CF CCF

Con solvencia y aplomo, sabiendo cuándo y cómo dar cada paso. Compitiendo aunque, por fechas, aún no toque. Pero así es el Córdoba CF de Germán Crespo, que enseñó un perfil prometedor en un escenario complicado. De las Cuevas, Simo y Sergio Benito firmaron los tantos del triunfo ante el Linares y proporcionaron al equipo blanquiverde el Trofeo de Linarejos, una alegría en el día en el que la entidad celebraba su 68 cumpleaños.

Pasan los años, pasan los jugadores, pasan las categorías... y no hay verano sin cruce de caminos con el Linares, sea en El Arcángel o en Linarejos, en un acontecimiento que se ha transformado en un clásico de los veranos cordobesistas. Y esta vez había estímulos extra. Los azulinos -el mejor equipo andaluz de la Primera RFEF, que peleó por subir a Segunda hasta que se le cruzó el Depor en el play off- realizaron su presentación oficial, con toda la clásica parafernalia -desfile, discursos...- antes de chequear su estado ante un Córdoba CF cuya presencia siempre genera un picante especial. En las filas blanquiverdes aparecía, como flamante titular, el extremo Cristian Carracedo, uno de los estandartes del Linares en el pasado curso. El catalán salió hipermotivado en un once híbrido, con jugadores llamados a ser referencias en la nueva categoría junto a piezas del filial como Cristian Delgado, Adrián Turmo o Manolillo, todo un ejemplo de pundonor como ocupante del flanco izquierdo mientras sus compañeros Ekaitz y Calderón se van recuperando de sus lesiones.

Y en Linares, después de una potente metamorfosis, sobresalía una amenaza permanente: el almodovareño Hugo Díaz, un repetido -y seguramente ya imposible- objeto de deseo del Córdoba CF, que se estrenaba tras su reciente renovación como uno de los ejes de la vanguardia para el técnico Alberto González, que de una u otra forma parece tener su destino atado a la entidad de Linarejos, donde le idolatran.

Simo celebra su gol ante el Linares. CCF

Christian Delgado, en racha

Con los dos equipos viéndolas venir en el arranque, estudiándose sin tomar demasiado riesgo, llegó la primera ocasión para los cordobesistas. Un balón robado por Christian Delgado acabó en los pies de Miguel De las Cuevas, que no acertó a resolver el cara a cara con el meta lituano Ernestas en el minuto 8. Ni dos minutos tardó el alicantino en resarcirse. Tomó el balón, lo condujo con estilo y resolvió con un tiro raso con la derecha para hacer el 0-1 a los diez de juego.

Un zurdazo de Hugo Díaz tras un balón colgado al área estuvo a punto de sellar el empate. El Córdoba, más asentado con la ventaja y con Christian Delgado tomando galones en descaro en el centro del campo, buscó defender desde la posesión de la pelota. El Linares, espoleado por su gente, apretó. Era lo que le correspondía. La situación le exigía un plus de ardor y el pleito se calentó. Una entrada de Jorge Moreno a Hugo Díaz acabó con amarilla para el central cordobesista y la grada enervada. Casas vio también tarjeta por un choque con Ernestas después de una pausa para hidratación que parecía no haber serenado a nadie. Los de Crespo seguían a lo suyo, elaborando con buenas combinaciones y asustando en varias ocasiones. Una internada de Manolillo terminó con un centro que se paseó por todo el área sin encontrar una bota amiga.

Un cabezazo de Dragi Gudelj tras un saque de esquina de De las Cuevas fue la última ocasión para un Córdoba con más aplomo y método, más hecho como equipo pese a lo experimental del once.

Reacción rápida

Antonio Casas rozó el segundo en una fulgurante puesta en escena en el segundo tiempo, en el que Germán Crespo apenas tocó el armazón: entraron el meta Felipe Ramos y el central José Alonso. Dejó para más tarde la revolución. A falta de poco más de media hora introdujo a ocho nuevos jugadores en el campo. Y el panorama, obviamente, sufrió una mutación importante. Se quedó Manolillo, con el cuentakilómetros ya cargado, como el único miembro del equipo inicial. El zaguero lucentino estuvo otra vez de dulce, dejándose hasta la última gota de sudor en sus carreras arriba y abajo.

El Linares se afanó en buscar su oportunidad y la encontró en una desaplicación defensiva, con un deficiente despeje del que sacó provecho Hugo Díaz. El cordobés honró el oficio de delantero buscando la solución más simple y efectiva: soltó un trallazo desde la esquina del área y Felipe Ramos se estiró inútilmente para tocar un balón que terminó en la red.

Celebración del último gol cordobesista. ccf

El parón a falta de quince minutos abrió un periodo distinto, en el que el carácter amistoso del choque se diluyó bastante. Los dos querían ganar. Y el siguiente golpe lo dio el Córdoba. Simo Bouzaidi se marcó un acción brillante en el borde del área y tras desbordar a su marcador soltó un latigazo a ras de césped que sorprendió a Ernestas, que se tiró tarde. De nuevo con dominio en el tanteador, el Córdoba se sintió grande. Y el Linares lo padeció. Los azulinos fueron torturados continuamente en el tramo final del encuentro por las diabluras de Kike Márquez, Simo y Sergio Benito, que generaban situaciones de riesgo.

Sergio Benito mató el partido tras ponerle la rúbrica a una acción en la que intervino también Márquez. Con el 1-3 y el Linares completamente desmadejado, el Córdoba hizo un cuarto que no subió al marcador. Ramón Bueno remató por dos veces ante Ernestas, que sacó un balón que había traspasado claramente la línea. Ya estaba todo hecho. Al final, los jugadores sonrieron con el trofeo en el césped. El asunto marcha.

Ficha técnica

1 -Linares Deportivo: Ernestas, Luna, Lolo González, Hugo Díaz, Rodri, Alfonso, Caro, Abeledo, Edu Viaña y Callejón. También jugaron: Sancris, Juan, Candelas, Duarte, Yerai.

3 -Córdoba CF: Carlos Marín, Carlos Puga, Jorge Moreno, Gudelj, Manolillo, Christian Delgado, Álex Bernal, Miguel De las Cuevas, Adrián Turmo, Carracedo y Antonio Casas. También jugaron: Felipe Ramos, José Alonso, Ramón Bueno, Simo, Diarra, Javi Flores, Kike Márquez, Sergio Benito, Rafa Castillo, Cedric, Fer Romero.

Árbitro: Pablo Morales Moreno. Amonestó con tarjeta amarilla a los cordobesistas Jorge Moreno y Antonio Casas.

Goles: 0-1 (10') Miguel De las Cuevas. 1-1 (71') Hugo Díaz. 1-2 (81') Simo Bouzaidi. 1-3 (89') Sergio Benito.

Incidencias: Cuarta edición del Trofeo Linarejos MLC, disputado en el Estadio de Linarejos con una nutrida representación de aficionados cordobesistas en las gradas. El capitán del Córdoba CF, Javi Flores, recogió el trofeo de campeón al final del encuentro.

Compartir el artículo

stats