La Guardia Civil ha abierto una investigación tras la aparición, este viernes, del cadáver de un hombre de 60 años con signos de violencia en su domicilio de Palma del Río, situado en las inmediaciones del jardín de La Fruta de la localidad de La Vega del Guadalquivir.

El cuerpo sin vida ha sido encontrado esta mañana en el interior de la vivienda en la calle Joaquín de Alba, en la barriada Pablo Picasso. Fuentes del instituto armado han confirmado que se han abierto diligencias para intentar esclarecer las circunstancias en las que se ha producido el suceso y precisan que hasta el momento no se ha practicado ninguna detención.

El suceso, que se ha conocido esta tarde en el municipio, ha causado estupor entre el vecindario, donde el fallecido era muy conocido. Según han explicado los mismos vecinos, el hombre vivía solo y era atendido a diario por sus hermanas. Precisamente fue una de ellas la que esta mañana encontró el cadáver. Sus gritos alertaron a una vecina que volvía de hacer sus compras en un supermercado cercano y relató que al llegar había encontrado la puerta de la casa abierta, por lo que se sobresaltó.

Inmediatamente dieron aviso a los servicios sanitarios y a la Guardia Civil, que se trasladaron al domicilio para iniciar la investigación. El dispositivo ha permanecido activado en el lugar de los hechos hasta primera hora de la tarde, cuando el cadáver ha sido trasladado al instituto de medicina legal de Córdoba para que le sea practicada la autopsia.

El suceso ha conmocionado a los vecinos, algunos de los cuales aseguran que en la noche de este jueves estuvieron conversando con él en la puerta de la casa, por lo que hoy no daban crédito a lo sucedido. El despliegue policial desarrollado durante toda la jornada ha llamado su atención: "Lo que he visto aquí hoy no lo he visto nada más que en las películas", relataba esta tarde uno de ellos.