22 MUNICIPIOS AFECTADOS

Emproacsa deja de cortar el agua en el norte de Córdoba pero baja la presión

Confía en lograr la reducción de consumo evitando los problemas técnicos de la interrupción del suministro

Francisco Algar espera eliminar las restricciones a finales de esta semana

Acopio de agua en un supermercado de Pozoblanco, en una imagen de archivo.

Acopio de agua en un supermercado de Pozoblanco, en una imagen de archivo. / RAFA SÁNCHEZ

Pilar Cobos

Pilar Cobos

La Empresa Provincial Aguas de Córdoba (Emproacsa) ha informado este martes de que sustituirá los cortes nocturnos de agua en 24 municipios del norte de la provincia por bajadas de presión en la red. Con esto pretende reducir el consumo evitando los problemas técnicos aparecidos tras la primera noche de interrupción del suministro. Sin embargo, advierte de que, si no obtiene los resultados deseados, "volveríamos al método del corte de suministro".

Los municipios de Alcaracejos, Pozoblanco, Belalcázar e Hinojosa del Duque (en estos dos últimos casos, en algunas zonas) están sufriendo la falta de agua también durante el día en este martes. La situación ha sido provocada por las averías surgidas en los grupos electrógenos del bombeo de emergencia de La Colada a Sierra Boyera, que han motivado que se produzca apenas una tercera parte de los recursos que necesita el sistema de abastecimiento.

En esta línea, fuentes de Emproacsa apuntan que algunos municipios que se encuentran al final de la conducción se han quedado sin agua porque no llegaba a sus depósitos. También destacan que los depósitos municipales tienen diferentes tamaños y es posible que los grandes hayan almacenado más recursos y, por esto, sus vecinos se están viendo ahora menos afectados por la escasez.

Desde Emproacsa confirman que la bajada de presión es una medida restrictiva. "Ante los problemas técnicos que se producían, hemos optado por reducir la presión de la red, con lo cual esperamos tener los resultados deseados pero evitando estos problemas técnicos. Si no se obtuvieran, volveríamos al método del corte de suministro", advierten.

La solución, en esta semana

El gerente de Emproacsa, Francisco Algar, ha avanzado este martes que confían en eliminar las restricciones de agua en el norte de Córdoba a finales de esta semana, cuando previsiblemente se habrán reparado las averías detectadas en los grupos electrógenos.

"Esperemos que la empresa fabricante, a lo largo del día de hoy, pueda poner en funcionamiento uno de los grupos", ha precisado en referencia al equipo que detuvo su actividad el domingo pasado. Respecto al segundo grupo electrógeno, ha avanzado que este jueves, cuando llegarán nuevas piezas de recambio, se tendría que solucionar la avería por la que en estos momentos trabaja de forma intermitente.

"Esto nos llevaría a que para finales de esta semana estuviera, de cumplirse estas previsiones, el sistema restablecido y pudiéramos eliminar estos cortes de suministro", ha indicado horas antes de informar sobre el cambio de la medida, que ha pasado de ser una interrupción de suministro a una bajada de presión, como se ha referido.

Emproacsa puntualiza que la desaparición de las restricciones "irá en función de si la empresa fabricante nos resuelve el problema que tienen los grupos electrógenos. En función de ello, iremos tomando las medidas adecuadas para intentar garantizar, al menos, el suministro básico de agua".

Además, señala que todos los pueblos (que reciben el agua de La Colada) están afectados por las medidas, "unos pueden tardar un poquito más o tardar menos en estar totalmente restablecido el suministro, en función de múltiples factores como la cercanía a los depósitos reguladores y el estado de llenado de la red", matiza.

La conexión de emergencia entre los embalses de La Colada y Sierra Boyera, realizada por la Confederación Hidrográfica del Guadiana, comenzó a funcionar el pasado mes de marzo y ha sido necesaria por el agotamiento de los recursos en Sierra Boyera.

Los problemas se agravan

Francisco Algar ha hecho hincapié en que los grupos electrógenos están sufriendo incidencias desde hace tiempo, pero los problemas se han agravado en los últimos días. Según ha explicado, en la noche del viernes al sábado pasados, "entraron en paradas funcionando de forma intermitente". 

Un técnico de la empresa fabricante comenzó a trabajar en la reparación de las averías el domingo pasado, pero en la madrugada del lunes uno de los grupos electrógenos paró definitivamente. Por esto, "estamos trabajando solo con un grupo electrógeno y de forma intermitente. Esto supone que somos capaces de producir un tercio del agua que necesita el sistema", ha detallado.

La situación llevó ayer lunes a Emproacsa a cortar el suministro de agua durante la noche (de 22.00 a 6.00 horas) en los 24 municipios del norte de Córdoba que se abastecen de La Colada. En estas localidades y sus aldeas, ubicadas en las comarcas del Guadiato y de Los Pedroches, residen unas 80.000 personas que el pasado abril ya tuvieron que dejar de beber este agua después de que la Junta de Andalucía la declarase no apta para el consumo humano (los ciudadanos llevaban un mes tomándola). Desde entonces, Emproacsa les suministra agua potable con camiones cisterna.