Los efectivos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) ya disponen de dos nuevos vehículos BUL (Bomba Urbana Ligera) que se encuentran en el parque central de bomberos para su inminente uso por parte de los bomberos cordobeses, tal y como han asegurado el alcalde de Córdoba, José María Bellido, y el delegado de Seguridad, Miguel Ángel Torrico.

Estos dos vehículos autobomba fueron adjudicados a la empresa Surtruck SL y han supuesto una inversión de 798.600 euros (IVA incluido) y reemplazan a dos BUL que contaban con una antigüedad de casi 30 años de servicio y con evidentes problemas para su mantenimiento y reparación, estos nuevos vehículos permiten dotar al SEIS de vehículos de tecnología y equipamiento actualizados, adecuados asimismo a las particularidades del viario de esta ciudad.

A estos dos nuevos vehículos se les sumarán otros tres que ya están en camino, una vez que la pasada semana se firmaron los contratos de adjudicación con la empresa ITURRI, S.A por un importe de 1,3 millones de euros (IVA incluido) para la adquisición de un nuevo camión autoescala, una bomba nodriza y un vehículo de aperos y apuntamiento. El plazo de entrega es de un año desde la firma del contrato.

Refuerzo de personal

Acerca de estos nuevos vehículos, el alcalde de Córdoba, José María Bellido ha puesto de manifiesto la apuesta del gobierno local por la mejora de los medios técnicos y materiales de los bomberos de Córdoba que se concreta en una inversión de más de tres millones de euros solo en vehículos.

“Desde el primer momento indicamos que una de las grandes apuesta de este equipo de Gobierno era el Área de Seguridad y, en el caso de bomberos, hemos realizado una inversión de más de tres millones de euros en los cuatro camiones para intervenciones en el casco histórico, en las dos nuevas BUL y en los tres vehículos que llegarán el próximo año. Tenemos muy claro que invertir en los medios materiales de los bomberos de Córdoba es invertir en la seguridad de los cordobeses”.

Por su parte, el delegado de Seguridad, Miguel Ángel Torrico, ha puesto de manifiesto el refuerzo en materia de personal durante este mandato. “En estos momentos se están desarrollando las pruebas físicas para la convocatoria de 38 nuevas plazas de bomberos-conductores y antes de que acabe el año se lanzará la convocatoria para otras 39 plazas de oposición. La apuesta del Gobierno Local por la plantilla de bomberos es inequívoca: primero con la convocatoria de la Oferta Pública de Empleo 2020-2023 en la que se contemplan 83 nuevas plazas y, antes de eso, con la creación de 45 nuevas plazas en el año 2019 para resolver el problema de falta de vacantes en la plantilla que tuvo un primer refuerzo ese mismo año con la puesta en marcha de 20 nuevas plazas. Sabemos que faltan cosas por hacer pero este mandato es un antes y un después en el refuerzo de la plantilla y los medios materiales del SEIS”.