Kiosco

Diario Córdoba

AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA

El Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones ya está concluido y listo para iniciar una nueva etapa en Córdoba

El edificio “más versátil de España” tiene capacidad para albergar exposiciones, ferias y congresos de gran formato, ocupa una extensión similar a la de la plaza de Las Tendillas y capacidad para 4.000 personas, 5.000 si están sentadas

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, en el interior del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones de Córdoba. ÓSCAR BARRIONUEVO

El Ayuntamiento de Córdoba ha recepcionado y certificado el fin de obra del Centro de Exposiciones, Ferias y Convenciones de Córdoba, después de que la empresa responsable de la adaptación del antiguo Pabellón Cajasur en el Parque Joyero, la constructora San José, haya concluido su trabajo. Hoy miércoles se pone fin a un largo proceso iniciado hace ahora 9 años con la cesión del edificio por parte de Cajasur (muchos más años si se tiene en cuenta lo que se lleva hablando de la necesidad de que Córdoba cuente con un recinto ferial), que ha costado a la ciudad un total de 17 millones de euros. De ellos, 13,6 millones se han invertido en este mandato que es cuando realmente se ha hecho la mayor parte de la actuación. De hecho, el Gobierno local tomó las riendas del proyecto en junio del 2019 cuando la obra estaba paralizada y la anterior constructora, de pleitos con la Administración local.

Interior de las instalaciones. ÓSCAR BARRIONUEVO

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, y el teniente de alcalde de Urbanismo, Salvador Fuentes, visitaron este miércoles el recinto diseñado por los arquitectos Javier Suárez y Fernando Terrados para albergar eventos congresuales, exposiciones y ferias comerciales de gran formato, así como eventos deportivos, culturales o conciertos gracias a la versatilidad de esta construcción de 15.000 metros de superficie, un espacio tan grande como el de la plaza de Las Tendillas, que pueden distribuirse de hasta 17 maneras diferentes gracias a sus paneles adaptables. El inmueble tiene una capacidad aproximada de 4.000 personas, 5.000 personas sentadas en gradas (retráctiles) y sillas si se emplea el formato más diáfano, y 635 plazas de garaje. El edificio se vende como el “más versátil de España” y el más moderno, en la actualidad.

El alcalde considera que con la recepción del Centro de Exposiciones también se pone fin a lo que pareció durante años “una condena bíblica” por la que Córdoba no era capaz de concluir ningún proyecto. “Hoy empieza una nueva época”, dijo Bellido que apunta en la gestión y explotación del edificio el siguiente reto para la ciudad. “Hemos cumplido. Alcalde, llave en mano”, añadió de forma elocuente Salvador Fuentes.

De momento ya hay programados dos eventos para 2022, la Feria Aire en octubre y el Salón del Automóvil en noviembre, aunque se espera que este atrio se vaya llenando de contenido a medida que se afine en la gestión.

Otro detalle del interior de las instalaciones. ÓSCAR BARRIONUEVO

La gestión, pendiente

La gestión del CEFC está pendiente después de que en el último pleno no se lograra un acuerdo entre los grupos de la Corporación para aprobar el informe emanado de una comisión creada al efecto. Lo que queda pues es armar el cuerpo administrativo para la explotación del Centro de Ferias que se hará desde lo publico y como gestión directa por parte del Ayuntamiento. El alcalde expresó esta mañana su deseo de que los partidos apoyen, aunque sea con una abstención, el informe para la gestión del CEFC, algo que quiere quede cerrado ya este mes de julio. La idea, además, es hacer una inauguración oficial en septiembre u octubre e incluso unas jornadas de puertas abiertas para todos los cordobeses, que de este modo puedan conocer la nueva infraestructura.

El alcalde admitió esta mañana que el gran reto es la explotación del inmueble, para lo que es necesario en primera instancia resolver cuestiones a través de contratos como el mantenimiento y el funcionamiento del edificio, o los suministros, algo en lo que ya se está trabajando. Asimismo, Bellido recordó que se explotará de manera directa por parte del Ayuntamiento y aseguró que no será “un nuevo chiringuito” sino una oportunidad para la ciudad. De forma paralela, también se trabaja en los precios públicos que se cobrarán por el alquiler del CEFC, aunque precisó el alcalde, la intención “no es ganar dinero”, y debe avanzarse en la contratación de personal. En este sentido, se ha previsto una estructura mínima que cuente con personas dedicadas a la comercialización de las ferias y a la parte administrativa.

Un proyecto del 2012

El proyecto de Centro de Exposiciones de Córdoba se remonta al año 2012, cuando en marzo, el entonces alcalde José Antonio Nieto anunció en la sede de CECO que la intención de su equipo de gobierno era integrar el futuro centro de congresos y el recinto ferial, y para ello se debía reformar el pabellón de Cajasur --cedido por la entidad a la ciudad-- y destinarlo a centro de congresos. La idea resultó entonces controvertida ni la Junta de Andalucía, ni los grupos de IU y PSOE querían oír hablar de que esa instalación se convirtiera en el centro de congresos sustituyendo el proyecto de Rem Koolhaas, el Palacio del Sur, en Miraflores, iniciativa que preferían aparcar hasta que la situación económica mejorara. 

Descartado finalmente el Palacio del Sur, las obras para la reforma del Pabellón de Cajasur empezaron en el año 2015, apenas una semanas antes de las elecciones municipales que auparon a la Alcaldía a la socialista Isabel Ambrosio. La primera fecha que se dio para la conclusión de la infraestructura fue el mes de julio del 2016, pero por diversos motivos el plazo se fue alargando con varias prórrogas hasta que las obras quedaron definitivamente paradas en el 2017. Así estuvieron durante tres años, hasta que el Ayuntamiento --ya con Bellido como alcalde-- pudo retomarlas de la mano de otra empresa, la Constructora San José, que ha sido la encargada de retomar un proyecto que quedó a medio ejecutar en el anterior mandato. 

De este modo, los trabajos se reanudaron en octubre del 2020 y tenían un plazo de ejecución de diez meses, por lo que debían estar acabados para agosto del 2021. La pandemia y la crisis de los suministros y materiales (en este caso el acero principalmente) han ralentizado esta obra, cuyo fin se fija ahora a finales de la primavera del 2022. 

Compartir el artículo

stats