Izquierda Unida y Podemos han formalizado su denuncia ante la Fiscalía de Córdoba que incluye documentación para apoyar sus sospechas sobre posibles delitos de fraccionamiento de un contrato, falsedad de documento público y prevaricación en una obra realizada para el cambio de luminarias en la avenida de Libia de la capital cordobesa, así como sospechas en el resto de contratos menores realizados por la Delegación de Infraestructuras en el último cuatrimestre del año (21 contratos por un importe global de 600.000 euros) ya que consideran que existe “un modus operandi” similar en todas las adjudicaciones.

Los concejales Pedro García y Amparo Pernichi, de IU, y Cristina Pedrajas, de Podemos, han presentado esta mañana la documentación correspondiente ante el Ministerio Fiscal en la Ciudad de la Justicia. La Delegación de Infraestructuras fue la que encargó esta obra "sospechosa", que según los denunciantes, se certificó y se abonó el 30 de enero del 2020 antes de su conclusión, ya que las zanjas abiertas y las farolas sin poner estuvieron hasta el mes de abril y que un notario levantó acta el 5 de enero para confirmar que los trabajos no estaban terminados. Asimismo los ediles mostraron sus sospechas sobre la adjudicataria, que tildaron de "empresa fantasma" al no haber en redes sociales apenas rastro de su existencia (no hay teléfono de contacto, por ejemplo) y al tener un domicilio social en un domicilio particular. También sospechan de que una empresa constituida en junio del 2020 fuera invitada al 80% de los contratos de esta delegación.

Por contra, la empresa constructora de este proyecto, Construcciones Sierracon, ha interpuesto una querella por injurias y calumnias contra los dos concejales de IU que han hecho esta denuncia pública. “Creemos que el fiscal tiene indicios suficientes para tirar del hilo”, ha indicado Amparo Pernichi. “En todos los expedientes la responsabilidad es de la coordinadora de Infraestructuras, un cargo político, y además la factura final de esos contratos menores la firma el señor Dorado”.

Te puede interesar:

Amparo Pernichi ha dicho que hoy no es un buen día para IU y Podemos ya que van a denunciar “hechos muy graves” e indicios de tres delitos. “Creíamos que debíamos hacerlo. Nos vemos abocados a ello porque el gobierno municipal no ha dado respuesta a nada” ha denunciado hoy a las puertas de la Ciudad de la Justicia. Asimismo ha criticado que su grupo municipal desconoce si se ha abierto un expediente contra el funcionario, pero reclama que se adopten “responsabilidades políticas” en la delegación. “Han ocultado el tema completamente” y es “un modus operandi” del área municipal cuestionada. Cristina Pedrajas, por su parte, ha explicado que se suman a la denuncia de IU “por responsabilidad y para que haya una investigación formal.

IU hizo públicas sus sospechas sobre este caso el pasado 16 de abril, si bien antes habían solicitado el acceso a todos los contratos menores correspondientes al cuarto trimestre del año de la Delegación de Infraestructuras. Unos días más tarde se sumó a la denuncia el grupo municipal de Podemos. Por su parte, el teniente delegado de Infraestructuras, David Dorado, ha defendido la legalidad de esta actuación y ha blandido su desconocimiento sobre cuándo terminó la obra pese a que en un principio el edil de Cs explicó a CÓRDOBA que la obra concluyó el 30 de diciembre, pero hubo que abrir de nuevo zanjas porque se había producido un robo de cable. En un segundo momento, Dorado responsabilizó al técnico municipal de la certificación de obra que podría haber dado lugar a la falsedad documental, habló del error de un funcionario, y ya nose refirió a la supuesta sustracción de cable.