Kiosco

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

El Córdoba CF regresa al trabajo a ritmo de campeón

Los de Germán Crespo culminaron una intensa sesión con la que abrir su quinta semana de temporada, con el buen ambiente y el trabajo con balón como protagonistas | Ekaitz Jiménez se ejercitó al margen del grupo en la Ciudad Deportiva, visiblemente más entonado

Germán Crespo sigue de cerca el calentamiento de sus pupilos en la Ciudad Deportiva. Francisco González

El Córdoba CF ha aterrizado en Primera RFEF de la mejor manera posible, sin perder un ápice de las señas que lo llevaron al éxito durante el pasado año y renovando su propuesta hasta niveles incluso más elevados. La gran dinámica, unida a las caras nuevas del proyecto -que han dotado de un salta de calidad- y la sinfonía perfecta diseñada por los esquemas de Germán Crespo durante este arranque, reafirmada tras cada victoria, han orquestado una andanada de sensaciones que parten casi inmejorables en estas primeras fechas tan marcadas del nuevo curso. No es de extrañar que, en ese contexto, cada entrenamiento sea también casi como una fiesta para el bloque blanquiverde, que este martes protagonizó la primera sesión de trabajo de su quinta semana, en la que la plantilla firmó una matinal de intensidad apuntando directamente hacia su siguiente objetivo en mente: superar a la Cultural y Deportiva Leonesa (domingo, 18.00 horas, Reino de León).

Bajo esa idea llegó el grupo a las instalaciones de la Ciudad Deportiva, algo antes de la hora estipulada, con un breve corrillo central improvisado por Germán Crespo y Álex Prieto como primera parada antes de iniciar el trabajo. Tras algunas indicaciones, los futbolistas realizaron la carrera continúa protocolaria y posteriormente un extenso circuito de activación, lógico tras el desgaste del pasado encuentro ante el Rayo Majadahonda (2-0), con multitud de estiramientos, ensayos de carrera y puesta a punto física para evitar cualquier percance en la vuelta a la rutina. En esos lances tomó especial protagonismo el evidente buen ambiente que reina en la plantilla, con muchas conversaciones fugaces, sonrisas concordes y alguna que otra broma como pura representación del gran momento que atraviesa el equipo, palpable sobre el verde. 

Tras el finalizar el calentamiento, algo moderado, la sesión pasó inmediatamente de la parcela física al apartado con balón, incrementando a su vez la intensidad de la jornada en buena medida. Los jugadores comenzaron con rondos, para seguir posteriormente con ejercicio de combinación a campo reducido, en dos equipos, en los que se situó a los porteros como epicentro de la construcción del juego, algo que también dio sus frutos durante el pasado compromiso ante los madrileños en El Arcángel. Fue una dinámica en la que Germán Crespo aprovechó para desgranar las virtudes y puntos débiles del conjunto leonés, su próximo rival, matizando en sus diferencias frente al Rayo Majadahonda y la forma de hacer daño en su entramado. “Quiero verticalidad. Si robamos con el equipo abierto eso tiene que ser gol”, repetía una y otra vez el granadino, dando cuenta de que el cuerpo técnico ya tiene los deberes hechos de cara a la siguiente cita. 

Javi Flores, durante la sesión de este martes en la Ciudad Deportiva. Francisco González

Esa fue la última parada del entrenamiento antes de cerrar la matinal con un pequeño partido a campo reducido, con la finalización y la asociación como grandes metas bajo una presión constante del otro equipo. Desde esa dinámica tomaron partida los golazos de la calurosa mañana en el Camino Carbonell, en la que algunos jugadores como Antonio Casas, Javi Flores, José Calderón o Simo Bouzaidi no faltaron a su cita con la portería.  

Fue una primera sesión idónea para abrir una semana de total reafirmación para la dinámica del equipo, que antes de partir hacia tierras castellano-leonesas, tendrá que hacer frente hasta a cuatro sesiones más de trabajo, las de este miércoles, jueves, viernes y sábado, todas repitiendo la Ciudad Deportiva como enclave y a partir de las 10.30 horas

Ekaitz Jiménez inicia el trabajo de impacto

Una de las notas positivas de la mañana fue la presencia de Ekaitz Jiménez, que llegó algo más tarde que el resto del grupo para seguir ejercitándose por su cuenta, aunque incrementado el ritmo. Tras pasar por El Arcángel, donde realizó la mayoría de su puesta a punto matutina, el lateral donostiarra se personó en la Ciudad Deportiva sobre las 11.00 horas, momento en el que empezó a ejecutar carrera continua alrededor del campo pequeño, donde el resto del grupo se encontraba realizando su entreno. Durante su trabajo al margen, cada vez más explosivo, pudo vérsele visiblemente más entonado, dejando entrever que su regreso puede estar más cerca.

En lo demás, fue una mañana algo accidentada para la plantilla, con más de un lance doloroso para algunos de los protagonistas, que no se reservaron nada. Sin ir más lejos, el propio preparador de porteros, Sebas Moyano, sufrió un pequeño mareo debido a las altas temperaturas, mientras que Gudelj, Javi Flores y Miguel De las Cuevas salieron aquejados de algún lance ante otro compañero, claro reflejo de la intensidad propuesta por los de Germán Crespo. Felizmente, ninguna de esas acciones revistieron gravedad más allá del mero golpe sufrido, doloroso, eso sí, culminando todos la sesión sin problema aparente.

Ekaitz Jiménez, ejercitándose al margen del grupo este martes en la Ciudad Deportiva. CCF

Compartir el artículo

stats