+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Vox propone reconvertir el Instituto de la Mujer en el de la "violencia intrafamiliar"

Justifica la propuesta porque la violencia afecta a las mujeres pero también a hombres, ancianos y niños El PP-A asegura que "no está previsto" y el PSOE lamenta que la ultraderecha "enseña la patita" para los próximos presupuestos regionales

 

Alejandro Hernández, portavoz en el Parlamento andaluz de Vox Andalucía. - EL PERIÓDICO

JULIA CAMACHO
18/07/2019

Los presupuestos autonómicos de la Junta de Andalucía para el 2019, los primeros no socialistas, saldrán adelante este jueves gracias al apoyo de Vox, que deja claro que se trata de unas cuentas de transición y que los verdaderos cambios vendrán en las del año próximo. Y su propuesta, como dejaron claro en el debate parlamentario final este jueves, vuelve a girar en torno a los capítulos que ellos consideran más ideológicos, como la violencia de género. Así, la formación ultraderechista pidió este jueves reducir y fiscalizar el actual Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) para reconvertirlo en un instituto de víctimas de la violencia intrafamiliar. Desde el PP-A han explicado que Vox tiene "derecho a reclamar este cambio, pero que "no está recogido ni está previsto que se haga en el acuerdo presupuestario suscrito entre ambas formaciones y también con Cs.

La diputada Ángela Mulas fue la encargada de poner voz a esta propuesta en el turno de las enmiendas de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales. En su intervención en el pleno, Mulas se congratuló de que las cuentas de este año ya incluyan, como reclamaron, la puesta en marcha de un teléfono contra la violencia intrafamiliar. Y eso pese a que en la región ya funcionan diversas líneas específicas para atender el maltrato a menores, a personas mayores y, obviamente, a mujeres víctimas de la violencia machista y otras víctimas en general.

Sin embargo, Mulas fue más allá e insistió en la necesidad de cambiar ese término de violencia de género por el de intrafamiliar, con el argumento de que la violencia afecta a muchas mujeres, pero también a hombres, ancianos y niños, abundando en su tesis negacionista de las agresiones machistas a mujeres por el simple hecho de ser mujeres. Un término, se felicitó, que ya se está aplicando en la administración andaluza tras las negociaciones entre Vox y el Gobierno de PP y Cs para sacar adelante los presupuestos regionales.

REDUCIR AYUDAS AL "FEMINISMO RADICAL"

De momento, y a modo de aperitivo de lo que le espera al ejecutivo andaluz a la vuelta del verano, cuando se ponga de nuevo a elaborar las cuentas para 2020, Vox pide ya el cambio de nombre del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), y reducir esta área específica, además de reclamar que se deje de subvencionar a las entidades que fomentan el feminismo radical, que no está interesado en ayudar a la mujer en situación de violencia y solo utiliza a la mujer como instrumento político. No es la primera vez que Vox se muestra especialmente crítico contra el IAM y cuestiona su utilidad social, alegando que solo el 3% de las subvenciones públicas que recibe va a parar a las víctimas. El grueso, mantienen, se destina a sufragar la estructura montada por dirigentes afines al anterior gobierno socialista y puestos a dedo por éste.

Además, la diputada regional rechazó desde la tribuna las leyes que, dijo, criminalizan a los hombres y acaban con la presunción de inocencia, en alusión a las denuncias por la violencia machista. Mulas retomó incluso el argumento de las denuncias falsas, que su formación cifra en el 87% de las presentadas porque ese es el porcentaje de las denuncias archivadas. Obvian que muchas de las víctimas no ratifican las denuncias, pero Vox considera que en realidad son casos de mujeres que han denunciado y no han podido probarlo. En este sentido, abogó además por disuadir a las mujeres de que pongan "denuncias falsas o instrumentales que no hacen sino restar credibilidad a la legislación vigente y perjudicar a las que si lo necesitan.

PSOE: "VOX ENSEÑA LA PATITA"

La intervención de la diputada de Vox se produce justo un día después del último asesinato machista en Andalucía, en el que de nuevo la víctima no había denunciado ni constaban antecedentes de malos tratos. Tras oir a Mulas, desde el PSOE han resaltado que las cuentas de 2019 son un ensayo y que Vox está enseñando la patita de lo que vendrá en los presupuestos para el próximo año. Cualquier mujer que sea víctima de violencia de género en Andalucía que no busque respuesta en este gobierno porque no lo va a encontrar, afearon. Desde Adelante Andalucía, por su parte, recordaron que solo en 2018 se contabilizaron en el Ministerio de Justicia 7.000 agresiones machistas a las mujeres, y consideraron que la cosa se ha puesto bastante más complicada para las mujeres en Andalucía con estos presupuestos. Así, lamentaron que no incluyen fondos propios para violencia machista y que los únicos recursos en este capítulo son los que provienen de los 15 millones del Pacto de Estado.