BALONMANO | LIGA ASOBAL

El Ángel Ximénez sigue la reconstrucción: adiós a Nordlander, Buzle y Javi Muñoz

El club pontanés, tras la renovación de Paco Bustos, está remodelando la plantilla para el próximo curso en la Liga Asobal

Javi Muñoz, en un partido del Ángel Ximénez Puente Genil en la Liga Asobal.

Javi Muñoz, en un partido del Ángel Ximénez Puente Genil en la Liga Asobal. / Ángel Ximenez Puente Genil

El Club Balonmano Ángel Ximénez Puente Genil continúa su proceso de remodelación de la plantilla pese a que la temporada oficial aún no ha concluido. Con la meta de la permanencia asegurada y una holgada clasificación, el club andaluz con más historia en la Liga Asobal ha anunciado de modo oficial las bajas de los jugadores Henrik Nordlander, Andrei Buzle y Javi Muñoz para la próxima temporada.

Todos ellos llegaron el pasado verano como refuerzos para la plantilla en su décima campaña en la elite del balonmano. Henrik Nordlander y Andi Buzle, quienes ya habían pasado por clubes como SDR Anaitasuna y Barça, y posteriormente habían vuelto a sus países de origen -Suecia y Rumanía-, regresaron de nuevo a España de la mano del Ximénez. Javi Muñoz, por su parte, también se unió al proyecto cordobés tras algunas experiencias por el extranjero, convirtiéndose en otro de los refuerzos de la plantilla de Paco Bustos en una temporada muy especial para el balonmano pontanés.

Un agradecimiento especial

"En este tiempo vistiendo nuestra camiseta, los tres jugadores han demostrado una notable actuación que los ha llevado a aparecer en diversas ocasiones en los ránkings de la Liga Plenitude Asobal de las jornadas de competición", ha informado el club a través de sus canales oficiales, resaltando que "solo nos queda agradecerles su profesionalidad y desempeño este año con nosotros y les deseamos todo lo mejor en sus nuevos caminos personales y profesionales".

Las tres salidas se unen a las anteriores de Xavi Tuá, Javi García y David Estepa, por lo que la remodelación que encara el técnico Paco Bustos -quien fue renovado y encara su quinto año en Puente Genil- será amplia.

Andi Buzle, en un partido del Ángel Ximénez Puente Genil en la Liga Asobal.

Andi Buzle, en un partido del Ángel Ximénez Puente Genil en la Liga Asobal. / Ángel Ximénez Puente Genil

Una despedida cortés

"Esta temporada ha sido especial para mí porque probablemente sea mi última como jugador profesional de balonmano y para mí, desde niño, mi sueño era jugar al balonmano en España, por eso quiero dar todo el agradecimiento al Club Balonmano Ángel Ximénez Puente Genil por dejarme alargar este sueño hecho realidad", ha indicado el portero Henrik Nordlander, que cerrará una etapa como jugador de primer nivel, si bien hace un llamamiento final: "Quedan aún tres partidos y tenemos que luchar por estos seis puntos que quedan. Espero ver a toda la afición en el pabellón".

Por su parte, Andi Buzle asegura que ha conocido "a grandes personas dentro del equipo y fuera de la pista". "Fue también mi primer año compitiendo en Asobal, en un equipo totalmente nuevo, pero con el apoyo y la confianza del staff puedo decir que me he sentido como en casa y he podido dar lo mejor de mí en la pista", dijo el rumano a través de la web del club.

Henrik Nordlander, en un partido con el Ángel Ximénez Puente Genil en la Liga Asobal.

Henrik Nordlander, en un partido con el Ángel Ximénez Puente Genil en la Liga Asobal. / Ángel Ximénez Puente Genil

Javi Muñoz, que seguirá jugando en la Asobal, apunta que se va "muy contento" de "haber pasado esta temporada en Puente Genil porque ha sido un gran descubrimiento para mí". "Yo venía del extranjero y no esperaba el haber estado tan a gusto. Me he sentido como en casa y quería agradecer especialmente a Javi García, que fue el que me puso en contacto con el club, el que le habló bien de mí al club y al que siempre voy a estar agradecido porque sin él no hubiera sido posible estar aquí", añadió. "Luego quería agradecer a Mariano, Jesús y Paco Bustos la oportunidad que me dieron, que ellos confiaron en mí en el peor momento de mi carrera y es algo que nunca voy a olvidar. Ellos apostaron por mí y nunca voy a olvidar que todo fuera tan fácil, desde las negociaciones, que fueron muy rápidas, hasta el trascurso de la temporada con Paco, que en ningún momento puso mala cara y como entrenador eso dice mucho de él, por lo que siempre le voy a estar agradecido", recalca.