balance

Un puente de buenos datos: 80% de ocupación hotelera y "mucha afluencia" en los bares

Aehcor pide más promoción de la programación navideña para potenciar las reservas

La hostelería hace balance de unos buenos días con cifras más positivas el viernes y el sábado

Turistas en el Zoco Municipal.

Turistas en el Zoco Municipal. / A.J. González

Noelia Santos

Noelia Santos

Los hoteles de Córdoba han rozado el 80% de ocupación durante este macropuente de la Inmaculada y la Constitución, con cinco días de asueto y cuatro noches en las que pernoctar. Según ha explicado a este periódico el presidente de la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor), Manuel Fragero, la media de ocupación, sin contar la noche del domingo y metiendo la del miércoles, ha sido del 78%.

Los días más fuertes, según ha concretado Fragero, han sido el jueves 7 y el viernes 8 de diciembre, con un 90% y un 94% de plazas hoteleras ocupadas, respectivamente.

Una familia se toma una foto en el Patio de los Naranjos.

Una familia se toma una foto en el Patio de los Naranjos. / A. J. GONZÁLEZ

Despunta el turista nacional

En cuanto a la procedencia del turista que ha elegido Córdoba para pasar este puente, el presidente de asociación de hoteleros detalla que ha sobresalido el visitante nacional. Concretamente, el 60% de las reservas ha procedido de otras provincias del país, mientras el 40% restante era de turistas de fuera de España.

Por otro lado, Fragero ha asegurado que los precios se han mantenido con respecto a las mismas fechas del año pasado, aunque hay que recordar que los días de fiesta han coincidido para que las jornadas no laborales hayan podido alargarse algo más.

Necesidad de más promoción

Desde Aehcor también han lanzado una petición a la administración. Según Manuel Fragero, para las próximas dos semanas el panorama de reservas no parece tan halagüeño como el que se cierran con el reciente puente. En este sentido, recuerda que Córdoba tiene una potente programación navideña, un filón que, entiende Fragero, debería aprovecharse más.

Fragero nombra los patios que abren estas Navidades, las numerosas actividades culturales como zambombas y otras citas, o el propio alumbrado navideño. Desde Aehcor creen que no se le está sacando partido a todo este intenso programa, que se complementa además con las actividades infantiles que se concentran, sobre todo, en el centro (en el bulevar de Gran Capitán y la plaza de las Tendillas) y el Vial Norte. 

Turistas en el Puente Romano.

Turistas en el Puente Romano. / A. J. GONZÁLEZ

Los empresarios hoteleros creen que «hay demanda» por parte de los visitantes que buscan este tipo de actividades, pero también consideran que todo lo que tiene Córdoba de cara a las fiestas navideñas no se está promocionando como se debería. Es por esto por lo que piden a la administración que comuniquen todo este potencial para así mejorar las cifras hoteleras de las próximas semanas.

Buen balance en la hostelería

Por su parte, el presidente de la patronal hostelera cordobesa Hostecor, Jesús Guerrero, también confirma que el puente ha ido bien en restaurantes y espacios gastronómicos de la ciudad. Si los primeros días del puente, detalla Guerrero, se veían muchas comidas de empresa y de familias (que se verán incrementadas, sobre todo, esta semana), en el último tramo se han visto, sobre todo, muchos turistas.

El presidente de Hostecor sí reconoce que el principio del puente fue un poco «flojo», sobre todo por las lluvias, que hacían temer una caída de las reservas. Sin embargo, a medida que el puente ha avanzado y la meteorología ha mejorado, se ha visto «mucha afluencia de público», ha reconocido el presidente de Hostecor, sobre todo el viernes 8 y el sábado 9.

Turistas disfrutan de la tortilla del bar Santos.

Turistas disfrutan de la tortilla del bar Santos. / A. J. GONZÁLEZ

En comparación con el mismo puente del año pasado, Guerrero cree que ha sido mejor, pero porque ha sido algo más largo. También ha reconocido que los precios han estado algo más caros, pero ha recordado que durante este año «ha subido todo, desde la materia prima, hasta los impuestos, pasando por los servicios como la luz».