Kiosco

Diario Córdoba

POLÍTICA

El caso Dorado deriva en la revisión del pacto local de PP y Cs

La formación naranja a nivel andaluz defiende al edil ‘díscolo’ mientras su grupo le quita la portavocía

Isabel Albás y David Dorado conversan durante un pleno. FRANCISCO GONZÁLEZ

El caso Dorado, que va camino de convertirse (si no lo ha hecho ya) en una de las situaciones más surrealistas vividas en Capitulares, volvió este martes a copar titulares. Fue el alcalde, José María Bellido, quien puso las cartas sobre la mesa y reconoció que la situación ha llegado ya a unos límites no admisibles. Mientras, Ciudadanos, el partido de Dorado, protagonizaba una especie de batalla a librar entre los integrantes del grupo municipal y la formación a nivel regional, que, nunca está de más recordar, funciona bajo una gestora después de las elecciones andaluzas del pasado mes de junio.

Pero por partes. Hoy mismo, y si no es hoy será mañana como muy tarde, se reunirá la comisión de seguimiento del pacto firmado entre PP y Cs allá por el 2019 y que sustenta al gobierno municipal. Estarán presentes no solo los concejales que normalmente recorren los pasillos del Consistorio, sino representantes de ambos partidos. ¿Cabe la posibilidad de que ese pacto se rompa? Todas las posibilidades están abiertas. La convocatoria corre a cargo de Bellido, que preguntado sobre el asunto afirmó ayer que la situación es «insostenible». Cuestionado acerca de lo que puede pasar en esa reunión, manifestó que «ya veremos cómo acaba, para eso se solicita, pero esto no puede seguir así un día más».

El alcalde explicó que se había reunido con la ahora portavoz municipal de Cs y primera teniente de alcalde, Isabel Albás, así como con otros miembros del grupo de la formación naranja para, precisamente, comentarles la intención de convocar la comisión de seguimiento. Con Dorado, apuntó, no ha hablado.

Preguntado por la imagen que se da de la ciudad y del Ayuntamiento, Bellido cree que «hay que centrarlo en la persona que lo hace [Dorado] y no en el Ayuntamiento». El alcalde incidió en que durante estos meses «hemos tratado esta situación con mucha humanidad, anteponiendo las situaciones personales a cualquier otra», pero insistió en que, «llegados a este punto, sabemos que la situación es insostenible».

Cs le quita la portavocía /

Pero la primera noticia de este martes no fue la convocatoria de seguimiento del pacto, sino un escueto comunicado que el grupo municipal de Cs envió a primera hora para informar de que Dorado sería sustituido por Isabel Albás en la portavocía de su grupo y que también le apartaba de aquellos consejos de empresas municipales en los que estuviera presente. Todo ello, explicaron, «en vista a los acontecimientos acaecidos el pasado 29 de agosto del 2022».

Sin embargo, el caso Dorado todavía tenía reservado un capítulo más para primera hora de la tarde y éste lo protagonizó Cs a nivel andaluz. La formación defendió a Dorado y confirmó que le había pedido que se quedara, tal y como el concejal díscolo había anunciado cuando dio marcha atrás en su renuncia. Es decir, que el partido tomó una posición totalmente contraria a la del grupo municipal y no está de más recordar que en el vídeo que Dorado publicó para anunciar que se iba del grupo llamaba a sus compañeros de filas «arrodillados» al entender que anteponían el cargo actual o un posible «carguito» futuro a la defensa de un compañero. Sobre el vídeo, Cs Andalucía dice que «los principios y actuaciones que defiende» Dorado en su discurso «son compatibles como concejal de Cs». Reconocen, eso sí, «la falta de entendimiento dentro del grupo municipal», pero creen que la salida de Dorado hacia el grupo de los no adscritos «perjudica a la marca de Cs como parte del equipo de gobierno».

Este movimiento, que viene tanto de la Secretaría de Acción Institucional como de la Secretaría de Organización de Cs Andalucía se ha realizado, aseguraron, para «recuperar el punto de inicio» antes de que Dorado anunciara que se iba y buscando «puntos de entendimiento y acuerdo entre ambas partes con el único fin de volver a generar estabilidad dentro del grupo en el Ayuntamiento». Es por esto mismo por lo que Cs Andalucía entiende que no hay necesidad de revisar el pacto de gobierno con el PP ya que «la situación se ha recuperado a la del inicio de la legislatura» y porque no creen necesario «generar incertidumbre innecesaria a los cordobeses a falta de escasos meses para las elecciones municipales que tendrán lugar en mayo de 2023».

Compartir el artículo

stats