Kiosco

Diario Córdoba

PREPARATIVOS PARA LAS VACACIONES

Los cordobeses volverán este verano a recorrer Europa pese a subir los precios

El coste medio se ha incrementado un 15% por la guerra de Ucrania | Las reservas se recuperan y alcanzan ya el 80% de las existentes en el 2019

Antonio Vélez informa a una clienta en la agencia Azul Marino Viajes. | MANUEL MURILLO

Los cordobeses han pasado página. Después de dos años de contención en los viajes, dedicando las vacaciones de verano a destinos nacionales más o menos próximos, el final de las restricciones covid ha derivado en un boom por recuperar los viajes aplazados que está llenando estos días las agencias y los portales de reserva de vuelos y hoteles. Esa es la impresión de Fernando Sánchez, trabajador de Mezquita Viajes, según el cual llevan varias semanas muy fuertes de solicitud de presupuestos y confirmación de viajes tanto familiares como de parejas y grupos de amigos. «No sabría decir si estamos ya en niveles prepandemia, pero a mi modo de ver, se acerca bastante, con reservas para el verano de todo tipo, tanto para la costa peninsular como islas, destinos internacionales, principalmente por Europa, y cruceros», afirma. En su opinión, las reservas de última hora que se habían puesto de moda durante la pandemia por la incertidumbre que provocaban los cambios en las medidas sanitarias han pasado a mejor vida y ahora los viajeros han vuelto a planificar con el fin de conseguir un precio lo más económico posible. «Tanto Renfe como cadenas hoteleras han vuelto a tener tarifas dinámicas que implican que cuanto antes se reserve, mejor será la tarifa a la que puedes acceder», explica Sánchez, «dudo mucho que haya muchos chollos de última hora este verano, viendo el movimiento que estamos teniendo en marzo, abril y en mayo».

Con prácticamente todos los destinos abiertos ya, salvo contadas excepciones en las que se exige test de antígenos o el pasaporte covid no caducado, los lugares más demandados por los cordobeses hasta ahora son París y Eurodisney, Italia en todas las modalidades, también circuitos, y ciudades europeas como Praga, Londres o Viena. En esta primera fase posterior a la pandemia aún hay reparos en irse demasiado lejos, aunque también hay quien se anima a destinos transoceánicos, aunque en menor medida, según las agencias consultadas.

Antonio Vélez, director de Azul Marino Viajes, afirma que el incremento de precios no está afectando a la demanda. «Desde que empezó la guerra en Ucrania, los precios han aumentado alrededor de un 15% o más, según los destinos». Un viaje a París para el mes de julio que costaba en febrero 2.500 euros cuesta ya 700 euros más, afirma, debido al encarecimiento, sobre todo, de los combustibles y de la materia prima en los hoteles. En su agencia, también están recibiendo ahora un aluvión de peticiones para viajar a Europa este verano. «Hay muchas familias que aplazaron el viaje a Eurodisney prometido por la comunión a los niños que lo están organizando ahora para las vacaciones de verano», señala Vélez, que destaca «el cambio diametral de los destinos elegidos para julio y agosto». Aunque la Costa del Sol o el Algarve mantiene su tirón entre los cordobeses, muchos combinan la escapada a la playa con una salida más o menos larga al extranjero. «Hay muchas ganas de volver a viajar». Por eso coincide en recomendar la reserva anticipada.

Antonio Caño, presidente de la asociación de Agencias de Viaje de Córdoba, es más prudente en el análisis. Según el sondeo realizado, «hay bastante ambiente, pero no llegamos a los niveles prepandemia, estamos en un 80% de las reservas de entonces». En su opinión, aunque las salidas internacionales han aumentado, aún están lejos de los niveles del 2019 y representan un pequeño porcentaje del total de las reservas, siendo los destinos más frecuentes las costas españolas, Galicia, Asturias y Cantabria y, en menor medida, Portugal, cruceros por el Mediterráneo, París e Italia. Caño destaca también el considerable aumento de los precios que se ha producido en destinos nacionales e internacionales, en lo que influye «desde la subida del precio de los combustibles, a las materias primas y los salarios tras la Reforma Laboral». El resultado es un aumento «de en torno al 10 o 15% de los precios, algo que se nota mucho en viajes familiares».

Pese a todo, se espera que este sea el año de la recuperación del sector tras dos que han dejado tras de sí el cierre de multitud de agencias y hoteles. Solo cabe confiar en que las cosas cada vez vayan a mejor.

Crece la contratación de seguros

Si algo ha enseñado la pandemia a los viajeros es que las cosas pueden cambiar de un día para otro. En el verano del 2020, muchas familias que habían reservado con antelación escapadas de fin de curso, viajes de novios e incluso vacaciones de verano se enfrentaron a un largo proceso de reclamación que se vio frustrado, sobre todo, en aquellos que habían optado por no contratar seguros de viaje. Dos años después, cuando las fronteras se vuelven a abrir y los cordobeses se animan a viajar, la contratación de seguros se ha disparado. Según la compañía de seguros de Viaje Mondo, estos servicios crecieron en el primer trimestre un 347% respecto al mismo periodo del año anterior y continúa en la misma línea con los viajes de verano. Las agencias de Córdoba coinciden. Según Antonio Caño, presidente del colectivo, «nuestra recomendación es que se contrate mirando muy bien qué incluye en cada caso y las condiciones en que se puede aplicar si hay cancelaciones u otro tipo de circunstancias». En opinión de Caño, «estamos en un contexto imprevisible y lo que vemos es que los clientes están muy concienciados y piden seguros lo más completos posibles, tanto en viajes de negocios como de placer».  

Según Mondo, «los principales miedos de los viajeros se dan en viajes de largo recorrido, temen contagiarse en el destino y tener que anular su viaje antes de salir, perdiendo así el coste invertido». De ahí que las coberturas más demandadas tienen que ver con gastos médicos, alojamiento adicional, cancelación de viaje o repatriación». «El 60% de los viajeros contrata su póliza con más de 7 días de antelación», ya que este año la planificación se está haciendo de nuevo «con mayor antelación que en el 2021, en los que se hacían más viajes de última hora». 

Compartir el artículo

stats