La exconcejala de Ciudadanos Eva Timoteo deberá devolver 70.999,75 euros al Ayuntamiento de Córdoba por haber ejercido competencias como edil en dedicación exclusiva al mismo tiempo que ejercía su actividad como procuradora de los tribunales sin que hubiera recibido la aquiescencia del Pleno. Esa es la conclusión que emana del informe encargado por el gobierno municipal para esclarecer esta polémica. Timoteo fue delegada de Servicios Sociales entre junio del 2019 y febrero del 2021, cuando dimitió al hacerse pública la polémica de su sueldo que destapó IU y que permitió cobrar a la exedil durante ese tiempo por partida doble. Timoteo defendió su proceder al entender que había actuado de forma legítima para mantener abierto su despacho de procuradora, al que pensaba volver después de su etapa en la política municipal. La exdelegada de Ciudadanos puede recurrir por vía judicial esta decisión que emana de un informe elaborado por el director general de Presidencia y rubricado por el concejal delegado de Presidencia, Miguel Ángel Torrico, pero cabe recordar que en este mismo sentido ya se pronunció el Consejo Consultivo y meses antes el secretario general del Pleno, Valeriano Lavela. No así la Intervención que discrepó sobre este concepto.

En el informe de Presidencia el instructor hace constar que Timoteo recibió del Ayuntamiento de Córdoba la cantidad total de 90.157 , 21 euros, de la que habría que detraer 19.157,46 euros que corresponde a 18 asistencias a los plenos ordinarios (13.522,86 euros) así como 15 sesiones extraordinarias (5.634,60 euros), siendo por tanto la cuantía a reintegrar de 70.999,75 euros. El Ayuntamiento deberá también solicitar a los organismos competentes el reintegro de las retenciones del IRPF y la Seguridad Social, por un importe de 24.455,28 euros, más la cuota patronal o empresarial abonada a la Seguridad Social por el Consistorio. La administración local se reserva, además, en caso de que no se pudiera producir el reintegro, la posibilidad de iniciar un expediente de responsabilidad patrimonial, en cuyo caso se englobarían todos los daños y prejuicios causados.

Te puede interesar:

En el actual informe de Presidencia, el instructor desestima la solicitud de Timoteo, que pedía la anulación del reintegro, y considera “improcedente” un nuevo trámite de audiencia, al entender “incompatible el ejercicio de su actividad profesional como procuradora con el desempeño del cargo de concejala con dedicación exclusiva, no habiendo solicitad la preceptiva y previa compatibilidad al Pleno”.

Pese a los intentos de este medio por recabar su opinión, Eva Timoteo rehusó informar si recurrirá el asunto en los tribunales como cabe esperar.