ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

Iván Ania marca el camino ante el Melilla: "Es un partido para ir con los cinco sentidos puestos"

El técnico del Córdoba CF avisa de los peligros de un conjunto norteafricano con “números trampa”, ante el que “mirar la clasificación” puede llevar a error

“Si alguno piensa que porque vayan colistas y nosotros venimos en buena dinámica vamos a ganar sin bajar del autobús, está equivocado”, señaló tajante

Iván Ania da instrucciones a sus futbolistas en una sesión de trabajo.

Iván Ania da instrucciones a sus futbolistas en una sesión de trabajo. / MANUEL MURILLO

A caballo entre la satisfacción por el trabajo de las últimas fechas y la ambición de incluso potenciarlo en las pocas que quedan hasta el cierre del año, que podría ser incluso más dulce de lo inicialmente esperado. El Córdoba CF de Iván Ania se encuentra danzando en márgenes nobles dentro de la clasificación del Grupo 2 de Primera Federación en este tramo de temporada, tras hilar su mejor racha hasta el momento -siete citas sin perder, con cinco triunfos en ellas-, reivindicarse en una semana intensiva, y ahora abordar su penúltima salida del 2023 con las sensaciones casi rayando el techo: «Estamos en un momento en el que todo sale de cara, hay otros en los que por mucho que hagas, las cosas no vienen de la misma forma. El estado de ánimo que tenemos individualmente y colectivamente es muy alto, eso hace que salgan al partido con muchísima confianza y convencidos de que van a  ganar», explicó el propio preparador blanquiverde, con vistas a una cita ante el Melilla en el Estadio Álvarez Claro este domingo (12.00 horas) en la que espera extender la buena dinámica de resultados.

Recela del colista

Pese a la evidente situación de urgencia del conjunto norteafricano, que marcha último en la clasificación, con seis puntos y con solo una victoria contabilizada tras haber saldado las 14 primeras jornadas del campeonato, el ovetense huye de la condición de «favorito» y recalca el mantra particular del equipo desde que aterrizó en la renovada categoría de bronce hace tan solo una temporada y media: aquí cualquiera puede ganarte. «Los números son trampa, aquí no hay partidos sencillos, para ganarlos hay que trabajarlos. El error te penaliza. Si miramos la clasificación, nos vamos a equivocar. Partido ir con todos los sentidos puestos, cero relajación y, si alguno piensa que porque el Melilla vaya colista y nosotros venimos en buena dinámica vamos a ganar sin bajar del autobús, está equivocado», avisó, analizando los peligros de un Melilla aún con todo inquietante.

Y es que el cuadro melillense, recién ascendido, pese a todo, atesora más fútbol que guarismos en esta fase del calendario, según afirma Ania, en la que los resultados no terminan de acompañar a su propuesta: «Aquí se demuestran los partidos de verdad, le damos la misma importancia a este partido que ante el Antequera o el Málaga. Si eres un equipo, este partido lo tienes que afrontar de la misma manera. Para poder ganarlo hay que afrontarlo desde la ambición, el querer, el rigor y el máximo respeto hacia el rival», insistió seguidamente. 

«El guion es un poco al que nos hemos enfrentado en varias jornadas, equipos replegados que te obligan a ser muy preciso en su zona de área, porque acumulan muchísima gente. Tenemos que tener nuestra identidad, lo que llevamos haciendo toda la liga y ahora mismo nos está dando resultado, intentaremos variar lo menos posible. Sabemos de la dificultad de lo que es atacar un bloque bajo, después se dan muchas circunstancias en el partido que pueden decantarlo. Tendremos que tenerlas en cuenta, forman parte del juego, intentaremos que nos condicionen lo menos posible”, apuntó seguidamente, desgranando la propuesta de un conjunto melillense con mordiente y que también espera sacar partido de la propuesta dominadora del cuadro blanquiverde. 

Fuerza para otro arreón final

Desmarcándose casi de forma obligada de la recurrente premisa del “partido a partido”, no obstante, de la que el ex del Algeciras no planea salirse un ápice, la obviedad y el contexto otorgan incluso más peso al pulso en el Estadio Álvarez Claro, que de traducirse en un nuevo más tres para los blanquiverde, también serviría como innegable estímulo para la final anticipada que se presenta en el último duelo del año en El Arcángel: frente al actual líder, el Castellón, el próximo sábado 9 de diciembre (20.00 horas). Una cita que el Córdoba CF espera aprovechar para presentar en firme su candidatura a todo esta temporada. «Cuando iba a empezar la semana de tres partidos les dije a los jugadores que era la semana más importante del año, de nueve puntos, que nos iba a permitir escalar en la clasificación y colocarte en una posición privilegiada. Estos partidos que nos quedan antes del parón de navidades son igual de importantes. Tenemos que ir partido a partido, no podemos ponernos a pensar en el Castellón, nos debilitaría», espetó.

Iván Ania sigue la progresión de sus futbolistas durante una sesión de trabajo.

Iván Ania sigue la progresión de sus futbolistas durante una sesión de trabajo. / MANUEL MURILLO

«Si miramos un poco el global, vuelven a ser otros nueve puntos, ojalá podamos repetir el resultado. Para poder llegar bien al segundo partido tenemos que hacerlo bien en Melilla. Lo importante es estar en la jornada 38 en el objetivo que te hayas marcado, pero si podemos estar desde ya, muchísimo mejor», manifiestó concienzudo. 

En cuanto a la enfermería, además, Iván Ania hizo balance de la actualidad en la enfermería, plena de inquilinos y con ciertos nombres propios durante las últimas fechas: En principio Álex Sala no llega, Isma Ruiz ha entrenado con normalidad, más allá de un golpe que tiene en el pie. Kuki vamos a ver, no soy optimista, pero vamos a ver si puede llegar, esperaremos hasta el entrenamiento de mañana y decidiremos», aclaró. «No es una recaída, no se siente cómodo, tiene una molestia en el isquio. Después del partido en Málaga, durante un entrenamiento tuvo que salir, notó algo. Parece que no es mucho, pero no está cómodo. Tendremos que decidir mañana en el entrenamiento si va a viajar o no», cerró, ahondando en la situación de Zalazar.