Kiosco

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

Adrián Fuentes, un retorno de efecto para el Córdoba CF

El atacante madrileño disputó sus primeros minutos durante el último tramo del amistoso ante el Pozoblanco, tras dejar atrás su lesión en el cuádriceps

Adrián Fuentes, durante una sesión de trabajo en la Ciudad Deportiva. Francisco González

La enfermería del Córdoba CF comienza a aliviar su carga de inquilinos justo en las fechas más cruciales de la pretemporada, las últimas, en la que los regresos se suceden, las lesiones pasan a segundo plano y todo vuelve a estar enfocado en lo realmente importante: lo que suceda en el campo. En esas está Adrián Fuentes, uno de los baluartes de la plantilla durante el pasado curso y que ha vivido una puesta a punto algo inusual, aunque ahora nuevamente bajo las órdenes de Germán Crespo y sumando sus primeros minutos tras la lesión en el cuádriceps que le ha mantenido en el dique seco durante buena parte del verano. 

Fue precisamente durante el último tramo del pasado encuentro ante el Pozoblanco cuando el madrileño redebutó en esta pretemporada, casi un mes después, eso sí, con algo más de quince minutos por delante para volver a coger sensaciones. Durante apenas el primer lance con el balón, ya protagonizó una de sus arrancadas características por banda, en la que se fue deshaciendo de rivales a base de zancada y físico. También se las vio con una de sus múltiples parejas de baile durante el encuentro, Sergio Guichard, con quien tuvo sus más y sus menos como clara muestra de la implicación con la que ha llegado. Porque está de vuelta. En otro lance marca de la casa del madrileño, se plantó en la frontal con un eslalon desde medio campo que por poco no acaba en gol desde la media luna, aunque su disparo se marchó muy alto. Todavía hace falta calibrar. 

La reedición de la dupla por banda con Carlos Puga, por otro lado, igualmente arrojó dividendos y claras muestras de inquebrantable sintonía a pesar del parón desde la última vez que se produjo, con varias asociaciones interesantes entre el punta y el granadino durante la fase final del duelo. También se vio luciendo entendimiento con Antonio Casas, durante el poco tiempo en el que ambos coincidieron en el campo, aunque suficiente para reafirmar la complicidad entablada durante la 2021-2022, que esta temporada vivirá un nuevo y prometedor capítulo.

Así pues, entre toda la dureza y tensión que se vivió en el Municipal, hubo una sonrisa sobresaliendo sobre tanta bronca, la de Adrián Fuentes, de regreso y confirmado como una de las piezas que volverán a disfrutar de protagonismo para el último choque de la pretemporada, el de este sábado ante el Badajoz en el Nuevo Vivero (20.30 horas, PTV), donde el atacante buscará reafirmar sensaciones. Tras su gran aportación durante la andadura por Segunda RFEF, su retorno, ahora en plenos preparativos para el “segundo paso”, se antoja crucial a apenas una semana del estreno en la nueva categoría. 

Una parcela bien atada

La del extremo derecho, con la llegada de Fuentes, será sin duda una de las demarcaciones mejor cubiertas en toda la plantilla, con dos futbolistas de totales garantías como el madrileño o Christian Carracedo -la sensación de la pretemporada blanquiverde-, entre sus alternativas y al servicio de Germán Crespo. La producción ofensiva con ambas armas, de una forma u otra, parece estar asegurada para esta campaña 2022-2023 desde el costado derecho, merced de la conocida pegada de Fuentes, anotador de 13 dianas durante el pasado curso, y los destellos ya mostrados por el propio Carracedo, asistente de lujo esta pretemporada y autor de otros cinco tantos con el Linares durante el pasado curso. 

Será una dupla de galones para ocupar ese perfil del ataque blanquiverde, donde Adrián Fuentes también espera explotar al máximo sus cualidades con la llegada del salto de división, así como el importante cambio en las dimensiones de los campos rivales, el estado de los terrenos de juego y el evidente salto de calidad que implica un ascenso, incluso para la propia plantilla califa. Sin duda, un escenario propicio para que el portentoso atacante saque el máximo rendimiento a su potente zancada, potencia física y pegada, de la mano de una nueva prueba de nivel en su carrera. 

Adrián Fuentes, junto a Carracedo en un lance de una sesión de entrenamientos. MANUEL MURILLO

El valor de la delantera

La versatilidad también será un arma a favor de los de Germán Crespo en esta campaña que se aproxima en la categoría de bronce, donde Fuentes a su vez sumará polivalencia, como una pieza más tanto para el costado como para la punta de lanza, donde también ha desarrollado buena parte de su carrera. El tridente conformado por Antonio Casas, Willy Ledesma y Sergio Benito, de esta forma, se ve completado con la recuperación de un futbolista de perfil claramente ofensivo con facilidad para desenvolverse indistintamente como delantero referencia o incluso segundo ariete, lo que además arma de argumentos a su técnico en el caso de requerir de una delantera conformada por dos puntas, como ya pudo verse durante varios encuentros del pasado curso y también en el pasado choque en tierras vallesanas.

Alternativas, desde luego, no faltarán sobre la mesa del preparador granadino, donde Fuentes recupera su sitio tras un paso aciago por el túnel de los “tocados”, aunque saldado con éxito tras más de una semana desde su reincorporación a los entrenamientos del grupo y un reestreno más que positivo, incluso dentro de la dureza del choque en el Municipal. La proyección ofensiva del cuarteto de ataque también ganará enteros con su retorno, donde durante el pasado curso se cerraron grandes cifras por parte de Antonio Casas (17), Willy Ledesma (16) o por parte del propio Sergio Benito durante sus etapas en el Badajoz y el Valladolid Promesas (6). Los goles, incluso antes de que empiece lo bueno, parecen estar en buenas manos.

Adrián Fuentes supera a Calderón durante una sesión en la Ciudad Deportiva. FRANCISCO GONZÁLEZ

Compartir el artículo

stats