Kiosco

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

El nuevo Córdoba CF, una fórmula exitosa

La entidad blanquiverde ha cerrado un primer tramo de pretemporada sobresaliente, con la plantilla cerrada y abordando el último arreón de amistosos antes del inicio de Liga

Juanito, Raúl Cámara y Javier González, durante un encuentro del pasado curso en El Arcángel. Francisco González

La del Córdoba CF es una receta que está visto que funciona, una fórmula que ya ofreció un cuantioso beneficio durante el curso pasado y que ahora, en plenos preparativos para la campaña 2022-2023 en Primera RFEF, también deja los primeros aperitivos de lo que el nuevo bloque de Germán Crespo puede llegar a hacer. Ciertamente, la pretemporada blanquiverde está dejando todo un reguero de sensaciones positivas, con matices y facetas a mejorar, como siempre acarrea una puesta a punto, aunque con mucho trabajo hecho de cara al inicio de Liga, que queda a apenas un par de semanas. Tras cumplir el primer mes de precampaña, con incluso 11.000 fieles ya garantizados en la grada, los mimbres se antojan, cuanto menos, ilusionantes.

Han sido varios los factores que confirman la gran dinámica del Córdoba CF, aunque son dos, principalmente, los que sustentan su buen momento. Los buenos resultados, unidos al buen juego y el ajuste positivo de las nuevas piezas en el esquema han contribuido a que el nuevo bloque se adapte sin problema, un encaje perfecto, mientras que tener la plantilla cerrada desde hace varias semanas hace que Germán Crespo pueda tener el tiempo necesario para inculcar su filosofía y estilo de juego a los recién llegados. Así ha sido tras el desembarco de Teguia, el último que cerró la plantilla, con lo que la escuadra blanquiverde parte con suma ventaja con respecto al resto de competidores

Este terreno, precisamente, también ha sido objeto de prácticas que ya ofrecieron grandes réditos durante el curso en Segunda RFEF, en el que la dirección deportiva encabezada por Juanito y Raúl Cámara optó por apuntalar el bloque mucho antes del cierre de mercado. Una fórmula que resultó sobresaliente en la cuarta categoría, pero que ahora, tras el sustancioso salto de nivel en la competición, queda todavía por evaluarse, aunque con madera para optar a todo, gracias a la continuidad de un bloque campeón potenciado con incorporaciones de efecto, que ya suman a la causa. 

Simo conduce el balón durante el pasado encuentro ante el Linares. CCF

Los fichajes, un acierto

La magnífica entrada de las caras nuevas a la dinámica del Córdoba CF ha sido, de hecho, una de las grandes noticias de la pretemporada, en la que las ocho incorporaciones han dado un notable salto de calidad a la plantilla. Los más destacados durante los primeros cinco compromisos han sido algunos como Carracedo, Diarra, Kike Márquez o la revelación, Sergio Benito, aunque el trabajo de otros como Jorge Moreno, Ramón Bueno o Cedric Teguia no ha pasado desapercibido para nadie. Todos han entrado con buen pie en el vestuario blanquiverde, a excepción de Calderón, no por rendimiento, sino por disponibilidad, al solo poder haber disputado un par de minutos ante el Almería debido a su persistente dolencia tras la lesión que sufrió en el San Fernando.

Sobre el papel, cada fichaje ha sido un acierto, sumando competitividad a una plantilla que ya partía equilibrada y en la que ahora quedan prácticamente dos jugadores que podrían cargar con el rol de titular en cada puesto. Las ocho nuevas piezas también aportan multitud de variantes para Germán Crespo, dado que casi todos también cuentan con polivalencia para desenvolverse en otras posiciones de ser necesario. Ya ha podido verse a Ramón Bueno ocupando el eje de la defensa, a Diarra actuando de forma más posicional y defensiva o liberado como mediocentro llegador, e incluso a Kike Márquez en primera instancia partiendo desde el costado izquierdo y ahora asentado en la mediapunta.

Múltiples opciones, alternativas y, sobre todo, notas positivas que cargan al técnico granadino de dudas -y argumentos- a la hora de confeccionar sus onces para el nuevo curso.

Sergio Benito, Javi Flores y Diarra celebran el gol ante el Villarreal B en El Arcángel. A.J. GONZÁLEZ

El único “pero”, las lesiones

La nota negativa de la pretemporada hasta el momento se encuentra en un terreno en el que irónicamente el propio Córdoba CF difícilmente puede controlar la situación, más allá de los seguimientos médicos y medir la intensidad de los entrenamientos. Este escenario es el referente a las bajas, una constante durante las últimas semanas y que durante algunas fases se situó por encima de la decena de lesionados. Bajo esa circunstancia se han podido ver prácticamente todos los nombres de la plantilla en algún momento, aunque con mención especial para los tripulantes indefinidos de la enfermería: Ekaitz Jiménez, Adrián Fuentes, Jaylan Hankins y el futbolista del filial en dinámica del primer equipo Carlos Daniel, sin todavía fecha de regreso ni reincorporación a las sesiones del grupo.  

Los futbolistas entre algodones durante la última semana, por otra parte, progresan adecuadamente, en los casos de José Cruz, Calderón y Willy Ledesma, ya integrados en el plan de trabajo de Germán Crespo con relativa normalidad aunque todavía apurando alguna fecha para dejar de lado sus distintas dolencias. El encuentro ante el Mérida, este miércoles (21.30 horas, El Arcángel, PTV) se antoja como un terreno lícito para realizar probaturas, por lo que alguno de los tres podría contar con sus primeros minutos tras el aciago trance que siempre depara pasar por la enfermería. 

José Cruz junto a Carlos Daniel, llegando a observar una sesión de trabajo de la pasada semana. FRANCISCO GONZÁLEZ

Compartir el artículo

stats