+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MANUEL PIMENTEL, EDITOR Y ESCRITOR

"El dolmen siempre encierra un misterio, y eso me atrae"

"Los separatistas catalanes serán duramente juzgados por la historia"

 

Manuel Pimentel acaba de publicar ‘Dolmen’. - EFE

Carmen Lozano Carmen Lozano
25/10/2017

Editor, ingeniero agrónomo, abogado y diplomado en dirección de empresas, la arqueología es una de sus pasiones. Después de recrear el mundo de las leyendas del mítico reino de Tartessos, el exministro Manuel Pimentel se adentra ahora en la época megalítica con Dolmen (Almuzara). Los secretos insondables de estas colosales piedras forman parte de un thriller que arranca con un terrorífico crimen que se ha perpetrado mediante un rito prehistórico en el Aljarafe sevillano, donde se enclava uno de los mayores dólmenes del mundo. Descubrir el misterioso secreto que se oculta bajo los crímenes de esas piedras es la misión de la arqueóloga Artafi Mendoza, quien comprende por su profesión que las técnicas policiales del presente están desfasadas en este tipo de escenarios; hay que recurrir a la arqueología, la única ciencia posible que puede explicar cuál es el poder y la influencia que estas mágicas estructuras ejercen sobre sus habitantes.

-Vuelve con una novela en la que da un paso más en el pasado para adentrarse, nada menos, que el megalítico. ¿Qué le atrae de ese periodo?

--Andalucía, en general, y algunas partes, en particular, es uno de los territorios megalíticos más importantes del mundo y no somos conscientes de ello. Habitamos una tierra de dólmenes y los tenemos por completo ajenos a nuestra cultura. El dolmen siempre encierra un misterio, y para mí es muy atractivo en ese sentido. Por eso me inspiré en estos monumentos de nuestra tierra que tanto desconocemos.

-¿Cómo llegó a esta historia?

--Llevo mucho tiempo visitando dólmenes, algunos más conocidos y otros menos. Hablo mucho con arqueólogos, y, a raíz de ahí, encontré una trama que ocurre en la Andalucía de hoy, no es una trama histórica, pero arranca en todo su misterio en torno a ritos en los dólmenes, que, para mi sorpresa, siguen teniendo una fuerza muy importante y muchos de ellos muestran síntomas de ritos que se han practicado a su alrededor. Todo eso me inspiró esta novela.

-De nuevo quiere atrapar al lector con un misterio. ¿De qué se trata?

--El arranque se sitúa en Valenciana de la Concepción, un pueblo muy cercano a Sevilla que tiene unos dólmenes espectaculares, y allí tiene lugar un extraño asesinato junto a una de esas piedras. Ahí se desata la trama, y la protagonista, que es una arqueóloga, comprende que con los métodos de la policía actual no se va a lograr descubrir, que tiene que meterse en la mente mágica de los constructores de esas piedras.

-¿De qué personajes se vale?

--Hay básicamente un ambiente de arqueólogos, de gente que estudia, sus amigos, sus familias. También está la policía, pero, en general, todos están relacionados con la arqueología.

-¿Cómo ha sido la tarea de documentación?

--He leído muchos libros y he tenido muchas conversaciones con arqueólogos, pero, sobre todo, visitas. He recorrido más de mil dólmenes entre España y Portugal, hay muchísimos. Y Andalucía es el lugar más importante del dolmen megalítico del mundo.

-¿Cree en la fuerza oscura de los dólmenes?

--No. Pero sí creo que están colocados en sitios muy especiales. Simbolizan poder, fuerza, unión con la naturaleza. Y también lo simbolizan hoy. Muchas iglesias están construidas sobre dólmenes, la más importante es la Santa Cruz, en Cangas de Onís. Creo que no se enclavaban en cualquier sitio, sino en lugares que desprenden energía. De alguna forma, nos conectan con la naturaleza, y por eso hay muchos movimientos que hoy en día los reivindican.

-Le encantan las piedras y las antiguas civilizaciones. ¿Por qué no estudió arqueología?

--Me gusta la arqueología divulgativa. Le tengo mucho respeto al arqueólogo y lo que me gusta es divulgar su trabajo.

-¿Qué parte de la historia de España le parece más novelera?

--España es un país con una vida intensa a lo largo de la historia. No cabe duda que la época de los tartesos tiene mucho aroma literario, igual que los grandes megalíticos. Pero también lo tiene la Bética romana, Al-Andalus o la conquista de América. Tiene muchos episodios y no sabría con cuál quedarme.

-¿Cómo cree que se contará lo que actualmente está sucediendo en Cataluña?

--Creo que se hará una revisión más, pero en este caso con un agravante. Los separatistas han ido contra la propia esencia de la democracia, su propio estatuto, su propio reglamento, contra más de la mitad de la sociedad catalana que no les votó. Creo que serán duramente juzgados por la historia.

-Tiene fama como mediador. ¿Cómo solucionaría este problema?

--En este problema, al día de hoy, no hay mediación posible, sería empeorar. Hay que volver a la legalidad democrática, al respeto a las instituciones, y empezar a trabajar de nuevo. No se puede tener un parlamento secuestrado institucionalmente sin cumplir sus propias normas. No tiene ningún sentido.

-Volviendo a su faceta como escritor, ¿en qué época se adentrará en su siguiente libro?

--Ahora estoy con un manual de oratoria, cómo hablar en público.