+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

POESÍA

Los aforismos de Juan Ramón Jiménez

 

Antonio Moreno Ayora Antonio Moreno Ayora
05/05/2018

La Colección Aforismos de la editorial La Isla de Siltolá aloja, desde abril de 2018, un estupendo libro en edición de José Luis Morante titulado Juan Ramón Jiménez. Aforismos e ideas líricas. Es el editor quien explica sus criterios de edición y su afán por «recuperar el núcleo central del legado aforístico juanramoniano». Él es también quien suscribe unas oportunísimas páginas preliminares («El yo total») que ayudan a entender el apego de Juan Ramón al género del aforismo, a la vez que trazan un esencial esquema biográfico-literario del autor moguereño. Y Morante concreta, basándose en la bibliografía más autorizada, que «los más de ochocientos aforismo que integran esta compilación proceden en su totalidad de los contenidos asentados en Ideolojía [...]»; entendiendo además que esta dedicación aforística está presente en el poeta desde sus dieciocho años y «duraría más de cinco décadas», recibiendo influencias que, sin duda, reconoce Juan Ramón en este concreto pensamiento: «Si hay personalidad, las influencias contribuyen a afirmarla, se pueden tener todas las influencias y ser completamente personal, con personalidad inconfundible». El hecho de que en el poeta onubense se muestren indisolubles obra lírica y reflexión metapoética justifica que en este libro se unan igualmente el concepto de aforismo y el de idea lírica. Por eso el lector encontrará unas veces afirmaciones concisas como «soñad siempre hacia el espíritu, nunca hacia la realidad, que ya ésta saldrá del corazón», y «quiero que mi obra sea una síntesis del mundo, un epítome». Sus apreciaciones sobre su obra («Mi obra, como el mundo, que pretendo crear en ella, es una obra de conjunto, una unidad que puede gozarse en sus más mínimos detalles: florecillas, arenas, burbujas»), y sobre innúmeros conceptos como la exactitud, la belleza, la conciencia, la naturaleza y la muerte, el tiempo («Nada llega después, ni antes») y otros tantos que configuran vida, pensamiento y poesía están presentes de modo manifiesto en estos aforismos o ideación lírica. Por ello, es comprensible que este manifieste: «Entre la voz lírica y la paremia de Juan Ramón Jiménez existe una interación activa. Los aforismos ayudan a entender el proceso de escritura de la magna obra y su identidad interna; suponen una meditación humilde, estructurada en fragmentos». La lectura de este libro contribuirá a comprender mucho mejor al universal Juan Ramón Jiménez.