COMIENZA EL CURSO 2021-2022 EN CÓRDOBA

10 consejos para ahorrar en la vuelta al cole

Presupuesto, anticipación y compras escalonadas son algunas de las claves para aliviar la cuesta de septiembre que supone el regreso a las aulas

Material escolar en una librería.

Material escolar en una librería.

Diario CÓRDOBA

Muchas familias afrontan estos días los preparativos de la vuelta al cole calculadora en mano ante un coste que acusa aún más la cuesta de septiembre tras el regreso de las vacaciones.

Las organizaciones de consumidores preparan estos días informes sobre el coste de la vuelta al cole con datos muy distintos pero que permiten en Córdoba hacer una media aproximada de un gasto entre 500 y 1.000 euros por niño, sin contar comedor y actividades extraescolares, variando mucho desde la educación Infantil al Bachillerato y entre un centro público, concertado o privado.

Un gasto que puede aliviarse siguiendo unos consejos básicos que pueden suponer un ahorro que alivie el presupuesto familiar.

Estos son las claves, de acuerdo con las organizaciones de consumidores, para ahorrar en la vuelta al cole.

1. Inventario y listas.

Toca coger papel y lápiz (o dispositivo móvil) para empezar a anotar lo necesario para la vuelta al cole: libros, material escolar, mochila, uniforme (si es el caso), ropa nueva, calzado, etc. Una vez listo, se hace un inventario de las cosas que tenemos para valorar lo que se puede reutilizar o lo que hay que cambiar.

2. Elaborar un presupuesto.

Una vez preparada la lista, hay que fijar un presupuesto máximo, con las diferentes partidas, para evitar gastar más de lo disponible y huir de las compras compulsivas e innecesarias.

3. Escalonar las compras.

Hay algunas cosas que los niños necesitarán renovar durante todo el curso como el material escolar o, en algunos casos, el calzado y la ropa. Por eso hay compras que se pueden repartir a lo largo del curso. De este modo, a la vuelta de las vacaciones solo habrá que adquirir lo necesario para el inicio del curso.

4. Compara precios.

Conviene revisar las ofertas y precios de diferentes comercios, en especial para la ropa, calzado y mochila.

5. Aprovecha rebajas y descuentos.

Muchos comercios aprovechan estos días para lanzar promociones y descuentos. No obstante, desde las organizaciones de consumidores advierten de que al final algunas promociones suponen comprar más de lo que se necesita, como ocurre con algunos packs de material escolar.

Libros de texto.

Libros de texto.

6. Libros gratuitos.

Muchas comunidades, entre ellas Andalucía, cuentan con un programa de gratuidad de libros de texto para Primaria y Secundaria, basado en un sistema de préstamos. El centro presta el libro al alumno, quien devuelve el manual al final de curso. Esto supone un ahorro importante para las familias, si bien los cuadernos de actividades complementarios no entran en este programa de gratuidad.

7. Ayudas de comunidades y ayuntamientos.

Las administraciones ofrecen ayudas para el transporte escolar, el comedor o la compra de material escolar.

8. La mochila, el capricho de la vuelta al cole.

Es el elemento estrella de los preparativos del regreso a las aulas y el que muchas veces encarece significativamente la cesta de la compra. En este punto, recuerda que es el accesorio que los acompañará durante todo el curso, así que ten en cuenta su opinión a la hora de comprarla. Para controlar el proceso, puedes hacer una selección previa y que luego ellos elijan la que más les guste.

Una madre y su hija comprueban una mochila en una tienda de material escolar. | MANUEL MURILLO

Una madre y su hija comprueban una mochila en una tienda de material escolar. / MANUEL MURILLO

9. Actividades extraescolares.

Otro gasto a tener en cuenta en el presupuesto escolar. Las que se realizan en los propios centros educativos son más económicas. Y ten en cuenta aquellas actividades que suponga la compra de material adicional, como las deportivas o artísticas.

10. Para comprar, los niños mejor en casa.

Con las tareas ya hechas, queda solo un consejo final y es dejar a los niños en casa para hacer las compras de la vuelta al cole. Es la clave para evitar caprichos de última hora y compras compulsivas que pueden dar al traste con todo el trabajo previo y disparar el presupuesto.