Kiosco

Diario Córdoba

Carmen Martínez-Fortún

LA CURIOSA IMPERTINENTE

Carmen Martínez-Fortún

Feminismo y recuerdos

Cada vez más, será por la edad o tal vez huyendo de tiempos presentes, busco refugio en el pasado.No quiere decir que lo considere mejor. De mis recuerdos entrañables guardo nuestros juegos infantiles en el Malecón de Garrucha, a la Rayuela pintada en el suelo de la puerta, o los del patio del colegio Jesús María de la calle de Caspe en Barcelona. Y ahora que se reivindican los entretenimientos tradicionales y veo a los peques como mi nieta disfrutar en los columpios a los que ella llama ‘papó’, sé que en mi época no corríamos el peligro de aficionarnos a las pantallitas, lo mismo que merendábamos pan con chocolate negro o nos limpiábamos el trasero con aquel papel higiénico espeluznante del elefantey no con ese otro tan sedoso de hoy con el que juegan unos perritos de tacto tan algodonoso como el papel. Pese a la nostalgia de una edad de inconsciencia plena, feliz y dorada, aquel tiempo pasado esta muy bien donde está. En la memoria. Para no olvidar nunca que en el recreo no solo cantábamos y representábamos aquello de «Yo soy el chino mandarín que viene de la Chinana, me gusta tanto estar aquí que me voy a quedar» sino también aquello otro de «Quisiera saber cual es mi vocación: soltera, casada, viuda, monja».

No me ha quedado trauma alguno por haber ido a un colegio femenino, pero celebro que mi nieta vaya a uno mixto. Y también que nadie considere hoy, al menos en Occidente, que las cuatro vocaciones posibles para la mujer sean las que cantábamos en nuestro inocente corro, mientras en el de mis hermanos, del que solo nos separaban unos pocos metros, se jugaba al fútbol en el recreo entre algún que otro empujón y algún que otro tortazo de los curas.

Una es nostálgica y feminista, y sostiene que somos hijas de un pasado injusto y cargamos con una losa milenaria de prejuicios, dominación masculina y asignación de roles injustos cercenadores de la dignidad de la mujer. Es justo y necesario recordarlo hoy de nuevo, cuando en esa foto de la OTAN, donde han relegado a nuestro presi a una esquina, aparecen 27 hombres y 3 mujeres.

* Profesora

Compartir el artículo

stats