+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CASTILLOS DE CÓRDOBA

Castillo de Santaella: un regalo de boda

El Castillo de Santaella, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), fue el regalo de bodas de Alfonso Fernández de Córdoba a su ilustre hermano, El Gran Capitán. Hoy solo queda un torreón y parte de los lienzos de aquella fortaleza, que aún tienen mucho que contar

 

Del castillo medieval se conservan parte de los lienzos y algunas torres, entre las que destaca el torreón, que se encuentra en plena fase de restauración. - CÓRDOBA

Lucía Abad
19/07/2020

FICHA

Sus orígenes se remontan a finales del siglo XII, aunque su época de esplendor llegaría tras la Reconquista.

Restos
Del castillo se conservan varios lienzos y torres.

La visita
Para la visita guiada es necesario contactar con el departamento de Turismo del Ayuntamiento de Santaella.

-----------------------------------

Como otras construcciones militares de la provincia, los origenes del Castillo de Santaella son árabes, aunque la documentación sobre esta primigenia construcción es prácticamente inexistente. Tras la Reconquista, el castillo pasó a manos de la corona hasta que en el siglo XV fue entregado por Juan II a Martín Fernández Portocarrero, señor de Palma del Río. En menos de un siglo pasaría de las manos del señor de Palma a las de los señores de Aguilar y de estos al conde de Cabra hasta que, en 1478, con la llegada de los Reyes Católicos, la fortaleza fue devuelta al Realengo, pero perdiendo ya su funcionalidad militar. Ya en tiempos de Carlos V, éste y sus terrenos fueron cedidos al municipio de Santaella y sus vecinos. En 1569, Felipe II le otorga la jurisdicción en propiedad al municipio de Santaella por el apoyo prestado para financiar la Guerra de Flandes.

Se cuenta que un episodio ocurrido en los aledaños del castillo inspiró a Miguel de Cervantes una de las aventuras del Quijote, en concreto, el episodio Los Galeotes. El episodio hace referencia a un personaje que existió en el siglo XVI de nombre Alonso Colorado, al que apodaban El Guapo de Santaella, un apodo puesto con malicia, pues no era de muy buen parecer. En cierta ocasión, al pasar por el camino de Écija los presos que iban a cumplir condena a galeras, el Guapo de Santaella salió al encuentro de los guardias que los custodiaban y los liberó, dando origen a la cancioncilla que cantaban los presos condenados («Si me llevas a galeras, pásame por Santaella»), con la esperanza de que el Guapo de Santaella los liberara.
El castillo ha sido sometido a distintas obras de restauración y mantenimiento. En el entorno de la puerta del arco, conocido también como arco de las imágenes (posible primitiva puerta medieval al recinto amurallado) se produce una reforma en el año 1949 debido a los temporales que azotaron la localidad durante los años 1947-48. En esta intervención se construyen las primeras almenas (Mortero de cal y arena), se reforma de la Cuesta del Arco y también el propio arco.

El castillo y el recinto amurallado de Santaella fueron declarados Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 1985. CÓRDOBA

El castillo y el recinto amurallado de Santaella fueron declarados Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 1985. CÓRDOBA

En la actualidad, se está llevando a cabo la excavación arqueológica de la plaza de armas. En primicia podemos adelantar que durante la intervención que se está realizando se han documentado niveles prehistóricos pertenecientes a fondos de cabaña. En principio, estos restos se encuadran en la fase del Bronce Final, en torno al siglo VIII antes de Cristo y se encuentran a escasos 0,70 centímetros de la antigua solera de hormigón que pavimentaba el patio, aunque todo ello deberá ser confirmado.

Por otra parte, el torreón medieval se encuentra en fase de restauración. Se trata de una torre de una planta. En el interior, la estancia se divide en dos: una principal, con bóveda baída de ladrillo, y una más pequeña, relacionada posiblemente con un cajón de escalera. Este torreón fue parte de una vivienda del XVI, pósito local en el XVIII, cuadra, palomar y lugar donde guardaban las sillas del cine de verano.

RECOMENDACIONES

LA CATEDRAL DE LA CAMPIÑA

Con este nombre se conoce a la iglesia renacentista de Nuestra Señora de la Asunción, el monumento más destacado de la localidad, junto al castillo, declarada BIC. Merece la pena, además, visitar el Museo Histórico Municipal Casa de las Columnas, pasear por el Barrio de la Villa o el Barrio Bajo y acercarse a la ermita de Nuestra Señora del Valle, considerada una de las más bellas de Andalucía.

RUTAS SENDERISTAS Y VISITAS GUIADAS

Para los amantes de la naturaleza Santaella ofrece las rutas senderistas, que también se pueden hacer en bicicleta, de las Fuentes, a través de campos de cultivo, y de la laguna del Donadío, un magnífico observatorio de aves acuáticas. Además, los interesados en conocer los vinos de la zona pueden realizar una visita guiada a la Viña Ecológica o asistir a una cata.

ALOJAMIENTO Y GASTRONOMÍA

Santaella dispone de un hotel de tres estrellas, el Doña Aldonza, y el hostal El Tejar, de ambiente acogedor. Las casas rurales sobresalen por su estilo andaluz y sus cuidados interiores. Y para culminar la estancia en Santaella, nada como probar un plato de garbanzos o suculentas carnes al horno a la brasa, sin olvidarnos de la repostería: roscos de gachas, doñas pepitas o gachas dulces.

Temas relacionados