El horizonte para el Salerm Cosmetics Puente Genil FC dio un esperanzador giro de 180 grados de cara a la segunda vuelta. El conjunto cordobés, que actualmente compite en el grupo 10 de la Tercera RFEF, tomó el pulso al campeonato liguero tras un inicio de temporada 2021-22 ciertamente irregular. Los resultados y, sobre todo, el juego desplegado por los rojinegros con Keko Rosano al frente distaban de lo esperado. La destitución del técnico gaditano y la apuesta decidida por Juanmi Puentenueva devolvieron la alegría y la ilusión a los aficionados en el Manuel Polinario, una circunstancia que aumenta cada semana a pasos agigantados.

Una mejoría traducida en datos

La escuadra pontanesa, dentro de los proyectos humildes diseñados en comparación con otros equipos, peleó el pasado curso por el ascenso a la actual Segunda RFEF. El gran trabajo de Diego Caro, ahora en el Córdoba CF B, dejó el listón muy alto para su sucesor. El elegido por la dirección deportiva fue Rosano, ex de la UD Los Barrios y cuya trayectoria se fraguó en la provincia de Cádiz. Sin embargo, el preparador nunca llegó a conectar con la grada y los números firmados no se acercaron a los deseados.

De hecho, hasta su marcha en la séptima jornada del calendario, el Puente Genil sumó dos triunfos -CD Cabecense (1-0) y AD Cartaya (1-0)-, un empate -Conil CF (0-0)- y cuatro derrotas -CD Gerena (1-2), Sevilla FC C (3-2), Los Barrios (2-3) y CD Pozoblanco (1-0)-, lo que hizo que se estableciera en la novena posición con 7 puntos -a solo uno del descenso a División de Honor Sénior-. Las malas sensaciones arrojadas sobre el verde llevaron al cambio pese al triunfo contra los cartayeros en casa. La figura de Puentenueva apareció entonces invitando al optimismo colectivo.

El entrenador pozoalbense, que ya había cosechado grandes éxitos como el ascenso a División de Honor y a Tercera con los pontanos, no tuvo un arranque sencillo en su retorno. Es más, los dos primeros envites acabaron en derrota: ante el Córdoba B (0-3) y el Recreativo de Huelva (2-0). No obstante, el ideal de fútbol que quiso imprimir a su vestuario ya dejó un prometedor atisbo en el terreno de juego del Nuevo Colombino. Solo fue el preludio de lo que conseguirían a continuación.

Desde ese 7 de noviembre de 2021 no conocen el sabor de la derrota. En total son ocho encuentros invictos con cinco victorias -UD Tomares (2-1), CD Utrera (0-1), CD Rota (3-0), Xerez CD (3-1) y Conil (1-0)- y tres igualadas -AD Ceuta FC B (0-0), CD Ciudad de Lucena (0-0) y Club Atlético Antoniano (1-1)-. La fortaleza defensiva, con cinco contiendas sin recibir diana, y el despegue ofensivo sitúan al Puente Genil en la séptima plaza registrando 25 puntos, a cinco del play off de ascenso aunque con un partido más que el filial blanquiverde.

"Al Puente Genil no se le puede decir que no"

Puentenueva relata que el año lo concluyeron "con buen sabor de boca" debido "a la última victoria y la dinámica bastante positiva y ascendente" que mostraron. Su llegada al plantel se produjo en un momento "complicado" y propiciado por la marcha de un compañero, algo que "no es agradable". El combinado pontanés entró en descenso después de caer en el derbi provincial contra el Córdoba B, aunque supo remontar el vuelo. "Fue difícil, pero hay un grupo de jugadores impresionante en el trabajo del día a día que asumió bien lo que el cuerpo técnico quería", explica. 

Merced a ese vínculo llegaron "los resultados" y pudieron "ilusionar a la afición", fundamental en el despegue. "La primera semana comenté que, como en etapas anteriores, necesitábamos una identificación, que todos fuésemos uno, y ha habido esa conexión", indica.

El líder del vestuario, muy querido en la localidad, argumentó los motivos que le condujeron a su regreso. "La dirección deportiva se pone en contacto con nosotros en esta situación díficil y nos dicen que éramos las personas que podíamos ayudar. Al Puente Genil no se le puede decir que no y los cuatro años anteriores que pasé aquí fueron muy importantes. Pasamos de Primera Andaluza a asentar al equipo en Tercera División. Nos sentimos como en casa y estamos muy agradecidos por la confianza y el cariño". Su principal objetivo no será otro que "seguir haciendo crecer" a la entidad.

Entre las claves del resurgir rojinegro está "la confianza en los jugadores, hacerles ver que estamos todos juntos con una idea común". Una comparativa que emplea a menudo es que "la fuerza del lobo está en la manada y la de la manada en el lobo". Esa unión donde todos otorgan "su granito de arena para el bloque por delante de las individualidades" cristalizó en una escalada más que notoria. "Ahora tenemos que pensar en descansar y, cuando volvamos, hacer las cosas bien para ganar al Gerena". Aunque suene a "tópico", la hoja de ruta pasará por el "partido a partido, minuto a minuto y el entrenamiento a entrenamiento". 

Puentenueva elude pedir un deseo que se quede en el ámbito personal. "Soy una persona que no es egocéntrica. Me gustaría que se acabara la pandemia, que pudiéramos pensar exclusivamente en el fútbol y que todos tengamos salud para que podamos avanzar", afirma.