La evaluación continúa depara un nuevo episodio para el Córdoba Futsal Patrimonio de la Humanidad, un equipo que se esfuerza al máximo por ser consecuente con su ideario. Ha elevado el nivel de exigencia y los resultados son estimulantes: ganó en sus dos últimas citas, ante el Palma (4-2) y el Burela (1-4), y su imagen es cada vez más sólida. El próximo test llega este sábado (20.00 horas, LaLiga Sports TV y Onda Mezquita) en el Palacio de Deportes Vista Alegre ante un clásico, el Industrias Santa Coloma, en la cuarta jornada de la Primera División.

"Tenemos que trabajar igual y no pensar que la inercia del partido del pasado sábado nos va a ayudar a ganar el de la semana siguiente", advierte Josan González, un entrenador que recalca la necesidad de no hacer paréntesis en la atención. El vértigo de la competición exige estar siempre a tope. "Lo que hemos pedido a los jugadores es que durante la semana entrenen conscientes de la importancia que tiene el partido", asegura el pontanés, que insiste en "el mismo mensaje de toda la temporada". A saber: "Ir mejorando en los detalles y buscar la excelencia en el día a día". No hay otra clave para Josan González.

El Córdoba Futsal aborda el reto con bajas en la convocatoria. A Alberto Saura, que sigue recuperándose de su fascitis plantar, se han unido en la enfermería el brasileño Álex Viana -molestis en el aductor derecho- y el prieguense Ismael López, con un golpe en el tobillo izquierdo. El retorno del capitán Jesús Rodríguez y la citación del canterano Pedro completan el grupo de doce para el choque de este sábado.

El Industrias Santa Coloma acude con un balance de un triunfo y dos derrotas, ambas en su pabellón. Su única salida la saldó con un marcador impactante: 3-11 ante el Fútbol Emotion Zaragoza, con media docena de goles firmados por el eslovaco Tomas Drahovsky. El ala internacional es la principal referencia ofensiva del conjunto de Javi Rodríguez. Será una amenaza para el sistema defensivo del Córdoba, que ha experimentado avances notables en este curso. Los de Josan han recibido seis en tres partidos; solo el Movistar Inter (3) encajó menos en su portería.

González valora al Santa Coloma como "un rival complicado, que ha dado muestras de su potencial ofensivo". Sus marcadores negativos, ante el Jaén Paraíso Interior (3-4) y el Barcelona (3-4), han sido "contra equipos que serán de la parte alta de la tabla". 

Empaque y eficacia

El Córdoba Futsal ha conseguido dar prestancia a su estilo, manteniendo su clásico espíritu guerrero y perfeccionándolo con un acertado manejo de los ritmos. El coleccionismo de arrebatos le sirvió para funcionar en su bautismo en la élite. Los nuevos retos le exigen una reconstrucción en fondo y forma que está dando sus primeros frutos. 

Con Miguelín, el fichaje estelar de la campaña 21-22 cada vez más enchufado, el cuadro cordobesista está exprimiendo la inspiración goleadora de Zequi -cuya progresión ha sido espectacular-, el crecimiento de jóvenes como Ricardo Mayor o la seguridad de Cristian Ramos en su retorno a la portería. Con Jesulito o Caio César como manijeros en la cancha, el grupo está ofreciendo una respuesta eficaz pese a no haber podido contar hasta el momento con su máximo goleador (22) de la pasada temporada, Alberto Saura.

"Hay que mantener la humildad y ser fieles al desafío de trabajar cada partido como si fuera una auténtica final", insiste Josan González, quien recuerda la receta maestra. "Tenemos que estar concentrados los cuarenta minutos, pero no como una típica frase hecha en general, sino como una consigna para estar centrados en cada momento en lo que toca. Creo que vamos por el buen camino", apunta.

El aliento de Vista Alegre

En el primer partido en casa, el Córdoba Futsal debutó ante unos 1.300 aficionados. Cuenta con algo menos de un millar de abonados, lejos de las previsiones -dos mil- que se había marcado la entidad que preside José García Román, quien mantiene que Vista Alegre "se volverá a llenar" en la presente campaña y que esta semana tuvo un desencuentro con el Imdeco por el uso de la instalación para eventos "que causan perjuicio" su club.

"Para nosotros va a ser clave contar con el apoyo del público en la grada. Los necesitamos. Son uno más de nosotros. Cada vez que nos falta un poco el aliento nos dan la fuerza", explica Josan González, que vivió desde fuera las espectaculares tardes en Vista Alegre en la etapa prepandemia. Con el retorno de los espectadores a los recintos deportivos, tras año y medio, el Córdoba Futsal cuenta con recuperar una de sus señas de identidad. "Si las cosas van mal nos animan muchísimo y cuando van bien disfrutamos juntos. Para nosotros es una gran responsabilidad que se sientan identificados con el trabajo que hacemos en la pista", subraya el entrenador.