INSTALACIONES

La piscina inclusiva que soñó Alfonso Otero para Córdoba por fin es una realidad en el Figueroa

Autoridades, colectivos vecinales y de personas con discapacidad respaldan la inauguración del centro acuático

Los impulsores de las nuevas instalaciones ubicadas en el Parque Figueroa demandan mejoras para el parking

M.J. Raya

M.J. Raya

Casi dos décadas después de que fuera proyectado, por fin este lunes ha quedado inaugurado el Centro Acuático Inclusivo Parque Figueroa, el sueño que el cordobés Alfonso Otero, presidente de la Federación Andaluza de Deportes para Personas con Discapacidad, quería que fuera una realidad para Córdoba, pero que, debido a numerosas trabas burocráticas y de otra índole, no ha podido ver la realidad hasta estos momentos.

Numerosos vecinos del Parque Figueroa, representantes de Fepamic y Club Fidias, que son las dos entidades a las que el Imdeco les ha concedido la gestión del centro acuático, así como asociaciones y entidades que trabajan con personas que presentan algún tipo de discapacidad no se han perdido una inauguración plagada de autoridades.

En la piscina cubierta han estado representantes de administraciones actuales que han apoyado en diferentes etapas la puesta en marcha de esta prestación, como el alcalde de Córdoba, José María Bellido; el delegado de Gobierno de la Junta, Adolfo Molina; el presidente de la Diputación, Salvador Fuentes, y la presidenta del Imdeco, Marian Aguilar), y otras personas que ocuparon diferentes cargos hace años y que también contribuyeron a que este proyecto fuera una realidad, como José Antonio Ruiz Almenara, Ricardo Rojas, entre otras.

Tampoco han faltado a la apertura de la piscina cubierta especialistas en Cardiología, como el doctor José Suárez de Lezo, ya que Alfonso Otero es también el presidente de Aspacacor (Asociación de Pacientes Cardiacos de Córdoba y Provincia).

Un día de felicidad

Alfonso Otero, cuyo nombre aparece en la placa que da nombre al centro, se encontraba radiante de felicidad, como su mujer Carmen Ruiz y otros familiares, después de tantos años de nervios y de lucha. También ha comprobado que, por fin, se abrían estas instalaciones Francisco Muñoz, presidente de la Plataforma Pro-Centro Acuático Parque Figueroa y portavoz de la asociación de vecinos, que recordó "tanto vivido" con Alfonso hasta llegar a este momento, pues hizo falta crear esta plataforma, recoger firmas y hacer turnos de guardia para que el proyecto no quedara en el olvido y no se robaran materiales de las instalaciones.

Alfonso Otero ha resaltado que, en un primer momento, se pensó construir esta instalación en una parcela en Las Quemadas, pero se optó mejor por el Parque Figueroa, para permitir una mejor accesibilidad a personas mayores, con patologías o diversidad funcional, que son los tres grandes grupos de población que se van a beneficiar de la apertura de este centro acuático.

El parking necesita mejoras

Otero ha aprovechado para reclamar al presidente de la Diputación, que se adecue el parking de este nuevo centro para las personas con discapacidad que lo van a usar mayoritariamente, petición que Salvador Fuentes se ha comprometido a llevar a cabo. Además, Fuentes ha elogiado la insistencia de Alfonso Otero por hacer realidad un proyecto que será beneficioso para Córdoba.

Por su parte, la presidenta del Imdeco ha destacado que "hoy se cumple un sueño, la ilusión de una ciudad, de un barrio y de Alfonso Otero, el padre de este proyecto. Córdoba avanza hacia una ciudad más inclusiva". En esa misma línea, el alcalde de Córdoba ha hecho hincapié en que estas instalaciones permiten dar una respuesta adecuada a personas con discapacidad y otros colectivos.

Por otro lado, Adolfo Molina ha recalcado que el trabajo conjunto de diferentes administraciones ha hecho posible que estas dependencias ya estén en funcionamiento.

También hubo momento durante el acto para reconocer a Esteban Fernández, un funcionario de la Diputación que ha aportado también su granito de arena para que esta piscina sea una realidad.

Unas instalaciones muy completas

El espacio útil total con el que cuenta este centro es de 1.830,64 metros cuadrados. En el interior hay dos piscinas climatizadas, que permitirán el desarrollo de infinidad de actividades dirigidas a personas de cualquier edad y condición en igualdad. Concretamente, una de ellas es polivalente, con una dimensión de 25 por 12,5 metros. La otra, de 12,5 por 7,5 metros, está dirigida a la enseñanza. En total, suman 905,52 metros cuadrados.

Los usos del centro acuático van desde la natación adaptada infantil y adulta (tanto de iniciación como de perfeccionamiento), el fitness acuático y el entrenamiento dirigido hasta el entrenamiento de clubes, las actividades de centros especializados o las competiciones de natación adaptada. Indudablemente, el uso libre también es posible.

La web del Imdeco permite a los cordobeses inscribirse en diversas actividades, como nado libre, natación deportiva, aquafitness, natación inclusiva, natación para gestantes, aquasalud, hidroterapia, escuela acuática o matronatación para pequeños de 1 y 2 años.