El Palacio de Congresos de Córdoba acoge hasta el próximo jueves el 17º Congreso Europeo de Producción Ecológica, organizado por Ecovalia y que cuenta con la asistencia de más de 350 congresistas de 27 países. El presidente de Ecovalia, la asociación profesional española de la producción ecológica, Álvaro Barrera, ha detallado que una vez alcanzadas cuotas de producción a nivel nacional que superan a la media europea, el gran reto del sector es el consumo a grandes niveles de los productos ecológicos. Para hacer promoción en este sentido, ha indicado Barrera, se está trabajando con 120 colegios de toda España para dar a conocer que "hay alimentos sin sustancias químicas de síntesis" y que, además, "Andalucía es líder" a la hora de producirlos.

La elección de Córdoba para acoger la cita no es baladí pues si España es líder en Europa de producción ecológica y Andalucía lo es dentro de España, Córdoba es referente dentro de la propia comunidad autónoma, siendo la provincia andaluza con más hectáreas de ecológico de toda la región. Caminar hacia un consumo normalizado de alimentos ecológicos no es fácil, sobre todo teniendo en cuenta los precios. En este sentido, Barrera ha explicado que el producto ecológico, en un escenario de inflación, se ha encarecido un 1,5% menos que el convencional, algo que ha ocurrido gracias a un aumento de la producción que permite "un producto con garantías y a un menor precio".

Por su parte, el viceconsejero de Agricultura de la Junta, Vicente Pérez, ha indicado que "estamos en el camino" y para ello ha recordado que el marco 21-27 de la PAC pretende destinar 370 millones de euros para hacer conversión y mantenimiento "de los productos comercializadores transformadores". Además, ha valorado "los números" en cuanto a comercialización y empleo generados en lo ecológico y ha incidido en ese liderazgo de Andalucía dentro del sector.

Mientras, el vicepresidente primero y delegado de Agricultura de la Diputación, Andrés Lorite, ha destacado la apuesta de la institución provincial, desde hace décadas, por la agricultura ecológica que ofrece, ha recordado, calidad agroalimentaria y productos de altísima calidad. Lorite entiende que "las administraciones públicas tenemos que tomar como referencia la agricultura ecológica para aunar el sector primario con la protección al medio ambiente" y ha pedido no crear confrontación ni separar esa política verde de la actividad agraria y ganadera.

Asistentes al congreso, durante la inauguración. MANUEL MURILLO

El congreso

Durante los días del congreso se tratarán en mesas redondas con los principales expertos europeos del sector los principales temas que definen el presente y el futuro de la producción ecológica en Europa. Así se abordarán el reto del greenwashing (orientar la imagen de marketing de una empresa hacia un posicionamiento ecológico mientras que sus acciones van en contra del medio ambiente), el papel de la distribución, la innovación en el sector, las acciones de promoción, los mercados exteriores, el futuro del pacto verde europeo y el objetivo del 25%, la influencia de la nueva PAC en el sector, la regulación y certificación, el fomento del consumo, el papel en el clima de la producción o los alimentos ecológicos en la restauración.

El agua o más bien la ausencia de la misma también ocupará, como no puede ser menos, un papel importante en las jornadas. Como indicó Álvaro Barrera en una entrevista concedida a Efe con motivo del congreso, "por supuesto que la sequía nos afecta, pero tenemos variedades más resistentes, razas autóctonas que están más acostumbradas al clima mediterráneo", si bien es fundamental saber que "no hay recursos infinitos" y en ese sentido la producción ecológica "tiene en su ADN la gestión del agua y esas limitaciones de aporte".

Sobre el encarecimiento de la energía también señaló que ha afectado al sector, si bien lo ha hecho "en menor medida" debido a que la dependencia de los "fertilizantes y fitosanitarios" es "inferior en la producción ecológica" frente a la convencional.

Cultivos ecológicos

España cuenta con 2,6 millones de hectáreas dedicadas a la producción ecológica, la mitad concentradas en Andalucía y seguida de lejos por Castilla-La Mancha y Cataluña, mientras que en 2021 Francia llegó a las 2,7 millones e Italia a 2,1 millones, por lo que el "liderazgo europeo" está cada vez más cerca.

Los principales cultivos en España son los frutos secos, el olivar, los cereales y los viñedos, mientras que hay más de 9.200 explotaciones ecológicas, de las cuales el 50% son de bovino, el 27% de ovino y el 8% de caprino.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, que ha intervenido en el congreso a través de un vídeo, ha resaltado que la producción ecológica "contribuye a hacer frente al desafío global del cambio climático, ya que combina las mejoras prácticas ambientales junto con un elevado nivel de biodiversidad y de preservación de los recursos naturales, así como la aplicación de normas exigentes sobre bienestar animal".

Según el ministro, España es un actor clave para cumplir con la dimensión agraria del Pacto Verde Europeo y, en concreto, para alcanzar el objetivo de que el 25 % de la superficie agraria se destine a la producción bio en 2030.

Planas ha destacado la importancia de los ecorregímenes como otro ejemplo de sostenibilidad. El ministro ha recordado que estas prácticas son una de las grandes novedades de la PAC que ha comenzado a aplicarse este año. Tres de cada cuatro agricultores y ganaderos se han acogido a los ecorregímenes, con más de 19 millones de hectáreas, lo que supone el 87 % de la superficie nacional declarada en total.