INFRAESTRUCTURAS

El Gobierno estudiará pedir responsabilidades a la empresa que ejecutó el puente de la variante de Los Visos

El Ministerio de Transportes recuerda que la ley marca un plazo de 15 años para hacer este tipo de reclamaciones

Operarios, este lunes, trabajando con maquinaria en el arreglo de la infraestructura.

Operarios, este lunes, trabajando con maquinaria en el arreglo de la infraestructura. / Francisco González

Noelia Santos

Noelia Santos

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) estudiará pedir responsabilidades a la empresa que ejecutó el puente situado en torno al punto kilométrico 405 de la variante de los Visos, en Córdoba capital, y que ahora se está reformando al presentar problemas en sus vigas. Según han informado fuentes del ministerio a este periódico, ya se están llevando a cabo "los análisis necesarios para determinar el origen de la problemática estructural".

En función del resultado de estos análisis, continúa el Mitma, "se estudiará reclamar la responsabilidad a la empresa constructora [Sarrión] por los daños". En este caso, el Ministerio se acogería a la Ley de Contratos del Sector Público, la cual marca un plazo de 15 años desde la recepción para exigir este tipo de reclamación.

El Ministerio detectó "anomalías" en las vigas de este puente, situado en la A-4 (en el tramo conocido como variante de Los Visos) y que sirve de conexión con el puente de Andalucía, durante una de las inspecciones periódicas que realiza en este tipo de infraestructuras. El propio Mitma reconoció que "no es esperable o común detectar este tipo de anomalías y por eso se ha decidido actuar rápidamente", teniendo en cuenta que este tramo de autovía se inauguró hace escasos ocho años. El arreglo, que ya ha comenzado y que trastocará el tráfico de la ciudad durante seis meses, cuesta unos 7 millones de euros.

Los expertos hablan de posibles "vicios ocultos"

Consultado por este periódico, Alejandro Castillo, vocal de la Junta Rectora de la Demarcación de Andalucía del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (Ciccp), señaló que los fallos que presenta el puente podrían deberse a lo que se conocen como "vicios ocultos", un concepto que se utiliza en edificación para señalar aquellos desperfectos que no pueden percibirse a simple vista y que tienen que ver con fallos en la cimentación, la estructura o la impermeabilización. Es decir, que cuando se recepcionó y certificó la obra estos posibles fallos no podían detectarse. A la misma conclusión llegó también el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), Salvador Fuentes.