análisis

Expertos achacan a posibles "vicios ocultos" las anomalías detectadas en el puente de la variante de Los Visos

Desde el Colegio de Ingenieros de Caminos explican que primero hay que resolver el problema y luego averiguar qué ha podido ocurrir

Operarios trabajando bajo el puente en el que hay que intervenir.

Operarios trabajando bajo el puente en el que hay que intervenir. / MANUEL MURILLO

Noelia Santos

Noelia Santos

El hecho de que la estructura que sirve de enlace entre el puente de Andalucía y la A-4, en el tramo denominado variante de Los Visos, presente anomalías apenas ocho años después de ser inaugurada «no es habitual». Lo explica Alejandro Castillo, vocal de la Junta Rectora de la Demarcación de Andalucía del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (Ciccp) y especialista en puentes y estructuras. Como detalla Castillo, en España hay, aproximadamente, 165.000 kilómetros de carreteras y se calcula que existe un puente por cada kilómetro, es decir, que hay unas 150.000 estructuras de este tipo. Esto supone numerosas inspecciones por parte de las administraciones para estimar su estado de conservación y como medida de mantenimiento.

Precisamente, en una de esas inspecciones, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana detectó anomalías en las vigas del citado puente de la A-4 a su paso por Córdoba capital. El ministerio no dio más detalles, pero el director general de Carreteras, Juan Pedro Fernández Palomino, sí concretó que se cambiarán todas las vigas del puente lo que en la práctica supondrá hacer una estructura casi nueva, algo que costará en torno a siete millones de euros.

Consultado por lo que ha podido ocurrir, Alejandro Castillo señala que podría tratarse de un vicio oculto, un concepto que se utiliza en edificación para señalar aquellos desperfectos que no pueden percibirse a simple vista y que tienen que ver con fallos en la cimentación, la estructura o la impermeabilización. Es decir, que cuando se recepcionó y certificó la obra estos posibles fallos no podían detectarse.

A esta misma conclusión llega el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba, Salvador Fuentes, bregado en estos asuntos. Fuentes considera que la anomalía detectada también puede deberse a ese vicio oculto en la obra, algo que, reconoce, puede ser más habitual de lo que parece, aunque no tanto en construcciones que son relativamente nuevas.

Señala en este sentido el presidente de Urbanismo que la responsabilidad no puede achacarse a la administración, en el caso de la variante de Los Visos, al Gobierno central.

Operarios señalizan el tramo afectado por el inicio de las obras en la autovía A 4 a su paso por Córdoba.

Operarios señalizan el tramo afectado por el inicio de las obras en la autovía A 4 a su paso por Córdoba. / MANUEL MURILLO

¿Quién tiene la culpa?

Dilucidar quién es responsable de los fallos es un paso que habrá que dar a posteriori porque lo primero, indica Castillo, es solventar de urgencia el problema. Según indica este ingeniero, los puentes son «las infraestructuras más complicadas de la ingeniería civil» y en su construcción participan muchos agentes distintos.

Aunque fuera un vicio oculto, la empresa adjudicataria (que fue Sarrión) no tendría por qué asumir la responsabilidad, ya que en el proceso intervienen más aristas que deberán analizarse por parte del ministerio.

También surge la duda de si se puede exigir responsabilidad usando la garantía de la obra, que en este caso es de diez años. Como detalla el secretario general de Construcor, Francisco Carmona, la garantía solo sería exigible a la empresa si las deficiencias tienen como causa directa y determinante «una defectuosa ejecución de la obra». No siempre es así, añade, porque hay otros motivos por los que pueden aparecer estas anomalías, desde errores del proyecto en el estudio de las cargas que debe soportar la infraestructura hasta la ausencia de las necesarias operaciones de conservación y mantenimiento.

La obra empieza este sábado

Los operarios empezarán desde este sábado a trabajar sobre el puente lo que supondrá una serie de afecciones al tráfico que inciden en los ramales de la entrada desde Sevilla a la ronda Oeste y la salida de la ronda Oeste hacia Madrid. Los itinerarios alternativos recomendados implican usar los enlaces 403-Córdoba Sur, 406 del polígono industrial Amargacena y el 408 (variante Oeste CO-32), así como vías de distintas titularidades (como las avenidas de Cádiz, de Granada o del Aeropuerto).