ECONOMÍA

Los precios cayeron en Córdoba un 0,3% en enero por el efecto rebajas y la bajada en vivienda y luz

Los alimentos y bebidas siguieron creciendo, con una variación interanual del 14,6%

Una tienda de Córdoba durante las rebajas.

Una tienda de Córdoba durante las rebajas. / A. J. GONZÁLEZ

M.J. Raya

M.J. Raya

El índice de precios de consumo (IPC) se redujo en Córdoba un 0,3% respecto a diciembre, aunque la tasa interanual se elevó cuatro décimas al situarse en el 5,6%, respecto al 5,2% de diciembre de 2022, según los datos que publica este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE). De este modo, se ha roto la tendencia de los últimos cinco meses de moderación, después del alza histórica del 11,7% en Córdoba el pasado mes de julio.

El vestido y el calzado han contribuido a frenar la subida de los precios en Córdoba, al reducirse un 11,8% su importe por las rebajas. El pasado enero en Córdoba fue además un buen mes para la vivienda, agua, electricidad y gas, que bajaron un 6,4%, mientras que el ocio y cultura disminuyó un 1,6%. Habrá que ver que ocurre en fechas sucesivas con el precio de los suministros básicos, pues ya se están vaticinando nuevas subidas en el importe de la electricidad y gas, relacionadas principalmente con la guerra en Ucrania.

¿Dónde se produjeron los mayores incrementos?

Por el contrario, el pasado mes los mayores incrementos de precios en Córdoba se registraron en comunicaciones (+4,5%); transporte (por la subida de los combustibles, con un 4,1%) y bebidas alcohólicas y tabaco, que se elevó un 1,9%.

IPC de enero en Córdoba.

IPC de enero en Córdoba. / CÓRDOBA

Alimentos y bebidas experimentaron en enero de este año un alza de precios del 0,1%, después de que en diciembre de 2022 el incremento fuera mucho mayor, de un 1,4%, por lo que se ha notado una cierta influencia de la eliminación y la reducción del IVA en productos alimenticios básicos, como las verduras, frutas y legumbres, la leche, el queso, los huevos y el aceite. Sin embargo, en la comparativa interanual los precios de los alimentos experimentaron un alza, ya este indicador fue del 14,6%, dos décimas por encima que en diciembre que era del 14,4%.

Comparativa con España

Córdoba tuvo en enero una mayor bajada de los precios que en España, donde decrecieron un 0,2%. Con respecto a la variación anual en los últimos doce meses, lo que más ha crecido en Córdoba, como ya se ha citado anteriormente, son los alimentos y bebidas no alcohólicas, que han aumentado un 14,6%, seguido de bebidas alcohólicas y tabaco (+8,5%), restaurantes y hoteles (+7,6%), muebles y artículos de hogar (+7,6) y transporte (+6,2). El único capítulo en el que bajaron los precios en el apartado de tasa interanual fue vivienda, agua, electricidad y gas, que se redujo un 14,1%.

Datos de Andalucía

El Índice de Precios de Consumo (IPC) ha bajado cuatro décimas en Andalucía durante enero con respecto al mes anterior, aunque en términos anuales la comunidad registra una leve alza, de una décima, lo que implica que este enero los precios hayan crecido hasta el 6,3% si se compara con el mismo mes del año anterior. En esta subida sigue siendo especialmente intenso el incremento de los alimentos, cuyo precio se ha disparado un 16,4% en un año. Con este incremento, la inflación acumulada se sitúa en la comunidad andaluza en el -0,4% en el primer mes del año.

Valoración de CCOO Córdoba

La secretaria general de CCOO de Córdoba, Marina Borrego, se ha congratulado este miércoles de la bajada del IPC en enero en la provincia de Córdoba en un 0,3% aunque, no obstante, recuerda que los precios están un 5,6% más altos que hace un año, una cifra que “sigue estando por encima de la subida salarial media, que no llega al 3%, y por eso siguen siendo necesarias medidas que ayuden a bajar la inflación y a evitar la pérdida de poder adquisitivo de las familias, muchas de las cuales lo están pasando mal”.

La responsable sindical precisa que, “salvo la vivienda, la electricidad, el agua y otros combustibles domésticos, que en el último año han bajado un 14,1%, todos los demás índices medibles en el IPC han subido en el último año, especialmente, el capítulo de la alimentación y las bebidas no alcohólicas, que ha experimentado un aumento del 14,6% en el último año y que suponen uno de los principales gastos de las familias junto al alquiler o la hipoteca”.

Por ello, Borrego reclama a las administraciones competentes “que vigilen especialmente los precios de aquellos alimentos que se han visto beneficiados por la bajada del IVA decretada por el Gobierno porque esta medida no se está traduciendo en una bajada de los precios de venta al público”. De hecho, en enero, los precios de la alimentación han vuelto a crecer, aunque de forma mucho más moderada (0,1%).