Kiosco

Diario Córdoba

A 1 DÍA DEL DOMINGO DE RAMOS

Larga y dulce espera

Las calles de Córdoba se llenan de devotos para contemplar el recorrido de los distintos vía crucis | Jesús de la Sangre recorre Capuchinos entre un mar de fieles

33

Antesala de la Semana Santa

La intensidad devocional de la mañana alrededor de la Virgen de los Dolores y la Virgen de la Paz ha ido subiendo este Viernes de Dolores, al igual que la temperatura, en distintos puntos de la ciudad en torno a los titulares de las cofradías. 

Así, en la parroquia de Nuestra Señora de Gracia (Trinitarios), el Cristo de Gracia ha estado expuesto a la veneración de los fieles. El Crucificado ha recibido cientos de visitas en una tarde de gran ambiente cofrade. Ha arrancado así un recorrido devocional por los templos para reencontrarse con los titulares de las cofradías, como la Virgen de los Dolores, cotitular de las hermandad del Buen Suceso, que ha estado expuesta a la veneración, al igual que el Cristo de la Misericordia en San Pedro y el Cristo de las Angustias en San Agustín.

Pero si los templos se han llenado de fieles, no menos llenas han estado las calles, sobre todo, cuando han comenzado a salir los distintos vía crucis para recorrer diferentes enclaves de las ciudad. 

Enclaves de siempre, en los que se ha podido ver a Jesús de la Sangre, que ha recorrido entre un mar de gente la plaza de Capuchinos; al Cristo de la Misericordia, en el barrio de San Pedro; a Jesús del Prendimiento en Salesianos; al Cristo del Remedio de Ánimas, en San Lorenzo; a Jesús Nazareno, en San Agustín; a Jesús Caído, en la Cuesta de San Cayetano; o a Jesús Rescatado, en los Trinitarios. En otros barrios se ha podido ver a Jesús de la Redención (Huerta de la Reina) y al Cristo de la Piedad (las Palmeras).

El contrapunto musical a esta austeridad lo ha puesto la procesión del Cristo de la Providencia, que desde la parroquia de la Trinidad ha llegado hasta la Catedral acompañado musicalmente por la banda de música de la Esperanza. 

Compartir el artículo

stats