El Ayuntamiento de Córdoba baraja la posibilidad de tener un stand propio en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), fuera del paraguas de Turismo Andaluz que reúne a las 8 provincias andaluzas, y trabaja a contrarreloj para tratar de llegar a la edición de este año, prevista del 19 al 23 de mayo en la Institución Ferial de Madrid (Ifema).Si no fuera así, la intención del gobierno local es hacerlo posible en la próxima edición. El alcalde, José María Bellido, ha dado cuenta de esta decisión estratégica y ha indicado que al final de esta semana se sabrá si finalmente Córdoba tendrá o no stand propio. Ayer mismo la vicepresidenta de la Diputación, Dolores Amo, expresó su descontento con la posibilidad de que la capital cordobesa rompiese con lo que hasta ahora ha sido una estrategia turística común de la capital y la provincia y calificó la decisión de “incoherente”. 

El regidor cordobés, sin embargo, considera que una cosa no es incompatible con la otra y que el hecho de que Córdoba pueda disponer de expositor propio no quitará que el Ayuntamiento “siga colaborando con la Diputación”. “Estamos trabajando en un proyecto, que no es que nos escindamos de la provincia, pero Córdoba tiene entidad propia para tener un stand, como Málaga”, ha indicado esta mañana Bellido a preguntas de la prensa. 

El alcalde ha argumentado que la capital tiene una oferta propia, como ayer mismo se dio a conocer con el plan turístico de Ciudades Patrimonio de la Humanidad. “Tenemos suficiente oferta de turismo para tener un mejor escenario para poder contarla”, ha resumido el primer edil, que ha respondido sin nombrarla a los recelos expresados por Dolores Amo diciendo que esto “no es una cuestión de celos” y que otros ayuntamientos de la provincia, como Lucena, ya han tenido un expositor propio. 

Rifirrafe entre Albás y el Patronato de Turismo

A este debate se ha unido también el rifirrafe entre la primera teniente de alcalde de Turismo, Isabel Albás, y el Patronato de Turismo, después de que la primera dijera que los técnicos del Imtur se habían tratado de poner en contacto sin éxito con ellos. Albás aseguró el martes que no tenían aún información de lo que iba a hacer el patronato en Fitur. «Pero como no puede ser de otra manera, en el Ayuntamiento de Córdoba iremos siempre, siempre, siempre de la mano del patronato porque formamos parte de él», aseguró.

Fuentes del Patronato de Turismo, por su parte, han negado las palabras de Albás diciendo que el pasado 22 de abril remitieron un correo al Ayuntamiento de Córdoba poniendo el stand de Fitur a disposición de la ciudad e informando al Consistorio de las características y requisitos a los que obliga la normativa por el covid. En el mismo escrito se quedaba a la espera de la respuesta municipal, apuntan las mismas fuentes, y esa respuesta, según ha informado el Patronato, llegó el martes, minutos antes de las doce y media del mediodía, es decir después de que se produjeran las declaraciones de Isabel Albás a los periodistas.

Te puede interesar:

El portavoz municipal de IU, Pedro García, también ha hablado hoy de este tema y ha preguntado por qué el Ayuntamiento de Córdoba ha roto la estrategia de promocionar la provincia y la capital juntas en Fitur y ha cuestionado que se haya tomado la decisión de que la ciudad lleve un stand individual a la feria del turismo de Madrid. “Un stand vale muchísimo, ¿dónde está ese expediente, en qué órgano de gestión se ha decidido, quién lo paga? ¿Ya no hay trabajo conjunto con las denominaciones de origen? ¿Un stand para qué? ¿Para decir que en Córdoba está todo cerrado? Alguien tiene que contestar a todas estas preguntas”, ha dicho García. 

No es la primera vez que a Fitur le antecede la polémica en Córdoba. El año pasado, la oposición municipal al completo pidió la dimisión de Isabel Albás al considerar que les hurtó información relativa a la presencia de Córdoba en Madrid y que no informó del plan que el Ayuntamiento había previsto. El portavoz municipal de IU, Pedro García, denunció entonces que había recibido una invitación a un acto del Ayuntamiento a través de un empresario y el resto de portavoces de PSOE, Vox y Podemos amagaron con acudir incluso a los tribunales. La delegada de Turismo se zafó de las críticas de la oposición sobre el supuesto oscurantismo de su gestión asegurando que Fitur iba a ser un éxito "aunque le pese a la oposición".