Kiosco

Diario Córdoba

ACTUALIDAD BLANQUIVERDE

El Arcángel: un uso estrictamente deportivo

El pliego contempla la posibilidad de utilizar un 'naming right', aunque siempre utilizando "Arcángel" y previa aprobación del Ayuntamiento | Ocho asientos de palco para la corporación y publicidad institucional reservada de antemano, algunos de los puntos

Vista aérea de El Arcángel. ANTONIO LUIS BELTRAN

Además de las condiciones que ya expuso el pasado viernes el alcalde, José María Bellido, el pliego de condiciones para la cesión de El Arcángel, aprobado ayer por la Junta de Gobierno local, dejaba algunos detalles llamativos y que, en el fondo, son el motivo de la incomodidad de los dirigentes del Córdoba CF. Básicamente, porque el pliego se centra en ceder el uso del estadio solo y exclusivamente para su uso deportivo, no para su explotación. De hecho, la única concesión de más en este aspecto que contempla el pliego es el del naming right de El Arcángel, algo que permite el Ayuntamiento siempre y cuando se le consulte y pueda aprobar, pero también manteniendo el nombre de El Arcángel. En lo demás, poco cambia. La tienda para la venta de productos comerciales del club se mantiene como hasta ahora y también los ambiguús del estadio. Y nada más. Al menos, por ahora.

El Córdoba CF o entidad que aspire a la concesión deberá esperar a su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). A partir de ahí habrá dos meses de margen para la presentación de las solicitudes. El Ayuntamiento se reserva el estadio durante siete días al año para «los eventos deportivos, culturales y recreativos que estime convenientes, siempre y cuando no interfiera en la celebración de las competiciones oficiales en las que participe el concesionario ni en otro tipo de actividades y eventos programados por el concesionario» y también hasta tres espacios publicitarios.

La entidad que finalmente logre la concesión, además, vendrá obligada al pago de «todos los impuestos, tasas, arbitrios, gravámenes y exacciones de cualquier clase que correspondan al contrato o a sus bienes o actividades, incluido el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)», según indica el pliego de condiciones.

Asimismo, el Córdoba CF o quien finalmente logre la concesión, deberá reservar ocho plazas en el palco para los miembros de la corporación municipal. «Los miembros de la corporación municipal tendrán acceso gratuito al palco del estadio en los partidos de competiciones oficiales de carácter profesional de la modalidad deportiva de fútbol o competiciones oficiales de ámbito estatal en la modalidad de fútbol, que deberá ser garantizado por el concesionario», detalla el pliego de condiciones.

Finalmente, el Ayuntamiento concede un periodo de seis años en los que el concesionario no tendrá que pagar el conocido canon de 311.000 euros al año para facilitar así, de alguna manera, la obra que ha de acometer en la tribuna, equivalente a 14,6 millones -IVA incluido-, que se repartieron durante los 40 años de concesión.

En ningún apartado del pliego se contempla la explotación comercial del estadio municipal. Es más, la construcción de la tribuna ha de realizarse pensando en la posterior edificación del hotel, para lo cual habrá que dejar una fachada provisional, a cargo también del concesionario.

Compartir el artículo

stats