Kiosco

Diario Córdoba

COMICIOS ANTICIPADOS

Juanma Moreno convoca las elecciones andaluzas para el 19 de junio: "Es una decisión muy meditada"

El presidente de la Junta ya ha firmado el decreto de disolución del Parlamento y las próximas elecciones andaluzas se celebrarán el 19 de junio

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno MANUEL MURILLO

Ya hay fecha para las próximas elecciones en Andalucía. El presidente de la Junta de AndalucíaJuanma Moreno Bonilla, confirmó que serán el 19 de junio después de firmar el decreto de disolución del Parlamento. "Es una decisión muy meditada y reflexionada", aseguró en una comparecencia después de convocar un consejo de gobierno extraordinario para informar a sus consejeros.

“La ley electoral en Andalucía impide que se hagan elecciones en julio y agosto. Solo había dos opciones: en junio o a primeros de otoño”, explicó el presidente. “Si pensara en mí el otoño ofrece indudables ventajas y algunos de los proyectos más importantes están a punto de concluir. No oculto que me hubiese gustado inaugurar esas obras”.

Moreno, que no escatimó en halagos a sus compañeros de gobierno y especialmente al vicepresidente, Juan Marín (Ciudadanos), afirmó que ha primado el objetivo de que haya la mayor participación posible y la convicción, insistió, de que hace falta “ajustar los pasos a una realidad que se ha vuelto cada vez más complicada”. Se refería a la necesidad de asegurar un Presupuesto para el próximo año que debe estar listo en noviembre.

Prueba de fuego para el PP

La batalla electoral andaluza arranca definitivamente y para el PP se trata de una verdadera prueba de fuego. Moreno Bonilla aspira a revalidar la presidencia (todas las encuestas dan por hecho esa opción), pero los populares pretenden constituir un Gobierno en solitario y dejar fuera a Vox. Dicho de otra manera: lo que no pudieron conseguir en Castilla y León, donde el PP abrió por primera vez la puerta del poder a la ultraderecha.

Se tratan de los primeros comicios con Alberto Núñez Feijóo en la presidencia nacional y servirán para comprobar si existe el efecto de luna de miel con el nuevo liderazgo que todas las encuestas señalan. El dirigente gallego insiste en recuperar el partido de grandes mayorías y no compartir más gobiernos con Santiago Abascal. De hecho, en Génova recalcan que las elecciones castellanoleonesas y la negociación de Alfonso Fernández Mañueco con los ultras se llevó a cabo antes de que él tomara las riendas del PP.

El objetivo de Moreno es el mismo que consiguió Isabel Díaz Ayuso en Madrid: una mayoría suficiente que supere a la izquierda junta y fuerce la abstención de los ultra. Pero, como publicó EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, en Castilla y León también recuerdan que cuando convocaron las elecciones contaban con números suficientes y después las expectativas empeoraron. Los últimos sondeos prueban que el PP mejoraría mucho su resultado de 2018 coronándose como primera fuerza en Andalucía, pero también constatan la fortaleza de Vox en la comunidad autónoma.

Quinielas durante varias semanas

Desde hace semanas el presidente andaluz había dejado claro que la legislatura estaba agotada. A finales de año debían celebrarse las elecciones y, por eso, en la Junta se niegan a hablar de "adelanto electoral" como tal. Consideran que se trata de un adelanto técnico que no altera prácticamente el fin de este ciclo. Pero la realidad es que durante muchos meses Moreno Bonilla dudó en si convocar antes de verano o dejarlo para el otoño, en el mes de octubre.

El consejero de Hacienda y ahora vicesecretario económico del PP, Juan Bravo, era uno de los dirigentes que defendía la tesis de ir a las urnas en el mes de junio para asegurar un nuevo Presupuesto antes de que acabe el año.

Y es el argumento que más ha pesado a Moreno Bonilla. La semana pasada, antes de entrar a un comité ejecutivo nacional convocado por Feijóo, en la calle Génova, reconoció que el objetivo era aprobar unas cuentas públicas para 2023 en el mes de noviembre. Y añadió: "Para eso tengo que tener constituido el nuevo gobierno en el mes de agosto". En ese momento (ya lo venía haciendo días atrás) quedó claro que las elecciones serían en el mes de junio.

Las quinielas sobre posibles fechas han sido un goteo constante hasta el punto de que el propio presidente andaluz reconocía que "no podía hablar de otra cosa". En su equipo le aconsejaron que debía resolver la incógnita de una vez por todas porque el debate no se frenaría solo. La ley electoral establece un periodo de 54 días desde que se disuelve la Cámara hasta que se celebran elecciones. Y siguiendo esos plazos, en este momento hay dos domingos posibles para celebrarlas: el 19 y el 26.

La segunda fecha era considerada por muchas personas del entorno de Moreno "muy tarde" teniendo en cuenta que el colegio ya ha terminado y las familias organizan el verano. El día 19 también tenía riesgos porque es puente en algunas provincias y están convocadas oposiciones de primaria.

Compartir el artículo

stats