+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRÁGICO BALANCE

27 muertes por atropellos en lo que va de año en Andalucía

La última víctima, la vecina de Córdoba de 71 años arrollada en la Arruzafilla

 

27 muertes por atropellos en lo que va de año en Andalucía - CÓRDOBA

EUROPA PRESS
13/08/2017

El fallecimiento el sábado de una mujer de 71 años tras ser atropellada por un vehículo en la Avenida de la Arruzafilla, de Córdoba capital, ha elevado a 27 el número de muertos por esta causa en Andalucía en lo que va de año.

El siniestro que acabó con la vida de esta mujer tuvo lugar este viernes sobre las 8,30 horas cuando el conductor de un turismo atropelló a la ahora fallecida para luego darse a la fuga, siendo más tarde detenido y puesto a disposición judicial, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El pasado día 1 hubo otro atropello mortal, el de un hombre de 82 años que falleció en el Hospital Regional de Málaga capital tras ser arrollado por una motocicleta en el malacitano paseo de Reding, a la altura del número 12, tal y como detallaron desde el servicio coordinado de Emergencias 112 Andalucía.

Un accidente de este tipo también acabó con la vida de un hombre en Almería el pasado 19 de julio, cuando fue atropellado por un camión en la lonja del puerto pesquero de la capital almeriense.

Tres días antes, un niño de dos años fallecía en un atropello registrado en la localidad gaditana de Chipiona, en el que fue necesario atender a la conductora del vehículo causante del incidente por el impacto emocional que le había causado el accidente.

El penúltimo día de junio un hombre falleció en el acto tras ser atropellado en el kilómetro 131 de la A-44, a la altura de Granada capital. A principios de ese mismo mes se registraron también dos atropellos mortales, en los que fallecía, por un lado, un policía local de la Línea de Concepción (Cádiz) tras ser arrollado por el conductor de una moto que huía del agente por portar tabaco de contrabando, y de otra parte, una persona fallecía tras haber resultado herida de gravedad en un accidente producido en la carretera A-49, a su paso por el municipio onubense de Chucena.

A mediados del mes de mayo un peatón perdía la vida en Marbella (Málaga) al introducirse en la autovía A-7, momento en el que fue embestido por un camión portavehículos. Igualmente en mayo se procedía otro suceso similar cuando una persona, cuyos datos identitarios no transcendieron, era atropellada en la calle Camino de la Barca de Córdoba capital.

Ya en abril, en la localidad granadina de Las Gabias, un ciclista de 64 años de edad moría tras ser atropellado por una furgoneta en el kilómetro 15 de la carretera A-385.

EL 15 DE ABRIL, EN NUEVA CARTEYA

Asimismo, el 15 de abril una persona perecía como consecuencia de un atropello por un tractor en la carretera de Nueva Carteya cercana a la localidad de Cabra (Córdoba). Dos días antes, un peatón fallecía tras ser arrollado por un motorista en la A-397, a la altura de la localidad malagueña de Benahavís.

El fallecimiento de un hombre de 73 años en Málaga capital sucedió el 31 de marzo tras ser atropellado por un vehículo en la carretera A-45, a la altura del kilómetro 141. Tres días murió, tras ser arrollado por una furgoneta en la carretera A-493, que une las localidades de La Palma del Condado y Valverde del Camino (Huelva), un ciclista de 85 años y vecino de Villarrasa.

El pasado 12 de marzo hubo otro atropello mortal, el de un hombre de 40 años de edad que fue arrollado por una motocicleta que circulaba por una avenida de la localidad malagueña de Vélez-Málaga. La víctima fue trasladada aún con vida al Hospital de la Axarquía, aunque finalmente murió en el centro sanitario como consecuencia de las graves heridas sufridas.

Un día antes otro hombre había muerto tras resultar herido al sufrir un atropello fortuito de una furgoneta conducida por su hijo, en el municipio sevillano de Brenes. El fallecido, trabajador del Ayuntamiento brenero, había sido atrapado en una pierna por el vehículo, lo que le produjo una hemorragia que causó el fallecimiento.

Un accidente de este tipo también acabó con la vida de una mujer de 50 años en Almería a mediados de febrero, cuando fue atropellada por parte de su marido que conducía una furgoneta marcha atrás para introducirla en el garaje de la vivienda. El vehículo golpeó a la mujer mientras esta daba indicaciones al conductor para facilitarle la maniobra, lo que le hizo caer y golpearse en la cabeza contra una pared.

En el último día de febrero y en el primero de marzo murieron atropellados dos niños, uno de tres años en Écija (Sevilla), que fue arrollado por un coche después de apearse de otro vehículo junto a los familiares que cuidaban de él; y una niña de cuatro años que fue atropellada en un camping de la localidad gaditana de Conil de la Frontera.

La última semana de febrero acumuló un numero notable de sucesos de este tipo con trágicos desenlaces, entre ellos, la muerte de un varón de 76 años de edad en un atropello que se ha registrado en el kilómetro 356 de la carretera A-4, a la altura de la localidad cordobesa de Montoro; la de una mujer de 35 años y de nacionalidad rumana, atropellada de madrugada en la N-432 a la altura de Alcalá la Real (Jaén); y la de un joven de 30 años y natural de Mali, que murió al ser arrollado en la conocida como carretera de la fresa en Palos de la Frontera (Huelva).

FEBRERO EL MES MÁS TRÁGICO

Por meses, febrero registra las cifras más trágicas, con ocho fallecidos en este tipo de accidentes, entre ellos, tres personas que han muerto en apenas tres días en la primera semana de mes. En la madrugada del día 8 murió un hombre de 55 años en el Hospital Regional de Málaga tras haber sido atropellado horas antes en el municipio malagueño de Fuengirola en un siniestro que dejó heridas a un total de cuatro personas.

Dos días antes habían muerto otras dos personas, un hombre que fue atropellado en la SE-30 una vez pasado el puente del Alamillo y en el término municipal de Camas (Sevilla), cuando iba andando por medio de la calzada, zona prohibida para peatones, sin ningún elemento reflectante para advertir de su presencia en la vía; y otro varón, de 59 años de edad, que había sido arrollado junto a su hijo días antes en la zona de Sevilla Este.

El padre murió en el Hospital Virgen del Rocío, donde fue ingresado con pronóstico reservado tras el accidente, por el que se detuvo al conductor del vehículo, que triplicaba la tasa de alcohol máxima permitida y que se dio a la fuga tras el atropello.

A mediados de enero también falleció en Huelva un hombre de 76 años tras ser atropellado a la altura de la Glorieta Norte, frente a Astilleros, cuando cruzaba "diagonalmente por un paso de peatones". El varón estaba saliendo del paso de peatones pero "aún se encontraba en la zona de seguridad" cuando fue atropellado por el vehículo, según informó la Policía Local onubense.

A pesar de que al principio únicamente se advirtió de una fractura en una pierna, el hombre falleció en la tarde del mismo día del accidente, en el Hospital Juan Ramón Jiménez, a causa de "una hemorragia interna", según la familia.

Unos días antes había muerto una mujer al ser atropellada por otro vehículo cuando señalizaba una avería en su coche, en el kilómetro 11,5 de la autovía MA-20, en sentido Cádiz, en Málaga. Según el Centro de Gestión del Tráfico, la mujer había bajado de su vehículo averiado, señalizando la calzada, cuando se produjo el atropello.

Por provincias, Málaga lidera el número de atropellos mortales con siete casos, seguida de Sevilla, Córdoba y Huelva, con cuatro. Cádiz, por su parte, registra un total de tres de estos sucesos, mientras que Almería y Granada cuentan con la cifra de dos. La provincia de Jaén cierra este listado con sólo un atropello con desenlace mortal.