+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DIPUTACIÓN

El ejercicio del 2016 se cerró con un superávit de 31,7 millones

Antonio Ruiz insiste en poder utilizar estos recursos para hacer inversiones. El Grupo Popular califica de demagógica la reclamación del presidente socialista

 

Antonio Ruiz, a la izquierda, con el resto de presidentes de las Diputaciones provinciales. -

REDACCIÓN provincia@cordoba.elperiodico.com CÓRDOBA
20/06/2017

La Diputación de Córdoba concluyó el ejercicio del año 2016 con un superá vit de 31,7 millones de euros, según informó ayer el el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, en una reunión con otros presidentes celebrada ayer en Granada.

Ruiz participó ayer en un encuentro institucional con los presidentes de las Diputaciones de Granada, Huelva, Cádiz, Sevilla y Jaén, celebrado en la capital granadina, con el propósito de poner en común los principales retos y objetivos comunes que comparten todas estas instituciones. Durante el acto, Ruiz ha reclamado la necesidad de que las entidades locales puedan destinar su superávit a inversiones, algo que, ha incidido, «es de vital importancia, no sólo para las diputaciones, sino también para todos los ayuntamientos, entre ellos los de la provincia de Córdoba». «Tener superávit supone un esfuerzo de buena gestión, de ahorro, que la inmensa mayoría de los ayuntamientos han hecho», continuó el presidente de la institución cordobesa, para quien «ese dinero es necesario para mejorar infraestructuras, para servicios públicos y mejorar la calidad de vida de sus vecinos y vecinas».

Ruiz ha cuantificado en 31.700.000 euros el superávit de la propia Diputación de Córdoba según la liquidación de 2016, «una cantidad que queremos invertir en los municipios, sobre todo en los más pequeños, para contribuir a su desarrollo social y cohesionado de toda la provincia». «Desde los ayuntamientos y diputaciones estamos pagando nuestra deuda y lo que no queremos es que nos sigan obligando desde el gobierno central a tener que cancelar anticipadamente más deuda, a mantener el dinero en el banco a plazo fijo. Los ayuntamientos no están para eso sino para invertir los recursos en mejorar la calidad de vida de sus vecinos y vecinas», concluyó el máximo representante de la Diputación de Córdoba.

En el encuentro de Granada, los presidentes de las diputaciones pusieron de manifiesto que quieren autonomía local y provincial para realizar inversiones procedentes de su superávit, algo que actualmente impide la regla de gasto impuesta por el Gobierno central para las entidades locales.

Por su parte, el portavoz popular en la Diputación de Córdoba, Andrés Lorite, criticó ayer «la demagogia» de Antonio Ruiz, porque señala que «es inconcebible que aproveche una reunión de partido para vender una cosa que ya es una realidad y que ha sido posible gracias al Gobierno del Partido Popular» que lo ha incluido ya en los Presupuestos Generales del Estado «que contó con el voto en contra del propio partido socialista».

Los máximos representantes de las diputaciones de Granada, Sevilla, Cádiz, Jaén, Córdoba y Huelva, abordaron, entre otras cuestiones, las consecuencias que tiene para las entidades locales la aplicación de la regla de gasto del gobierno que impiden hacer inversiones con el superávit.

Noticias relacionadas
Temas relacionados