+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NOMBRES PROPIOS

Kieszek, Alfaro y Caballero

El portero, una vez más fue salvador; el onubense, goles que suman puntos; un duro golpe para el centrocampista

 

Caballero, en un encuentro de esta temporada. -

Ignacio Luque Ignacio Luque
21/05/2017

PAWEL KIESZEK / UNA VEZ MÁS, SALVADOR

Tres intervenciones de mérito en la primera parte del encuentro

Una vez más, el mejor jugador del Córdoba, en esta ocasión sobre el césped del Ramón de Carranza, fue Pawel Kieszek. El portero blanquiverde tuvo tres intervenciones de mucho mérito en la primera mitad, cuando más apretó el conjunto local. Una, milagrosa, con un disparo desde el borde del área pequeña que detuvo con la mano abajo, llegándose a quedar con el balón. Las otras dos, con sendos centros chuts en los que había que estar muy concentrado para no verse sorprendido. En la falta poco pudo hacer, ya que la barrera blanquiverde se abrió tras el golpeo de Aketxe. 

ALEJANDRO ALFARO / A PESAR DE LA CAMPAÑA

Quinto gol de Alfaro, que ha dado diez puntos al equipo

No ha sido una buena temporada de Alejandro Alfaro, al que le ha costado en muchas ocasiones, físicamente, mantener el ritmo de competición. Sin embargo, el onubense volvió a dejar un detalle de su calidad, sobre todo en los últimos metros, al anotar su quinto gol de la temporada, que dio un punto a su equipo. Junto a los cuatro anteriores, los goles de Alejandro Alfaro siempre han supuesto puntos para un Córdoba muy necesitado de ellos: hasta 10 ha aportado el onubense con sus tantos. Lo que deja claro lo que hubiera significado en caso de llegar el verdadero Alfaro. 

CARLOS CABALLERO / UN DURO GOLPE

Se guardó un minuto de silencio por la madre de Caballero

El último año y medio para Carlos Caballero no ha sido nada fácil. Y lo peor es que se ha culminado con el fallecimiento de su madre, Mercedes. El madrileño tuvo que retirarse el pasado miércoles antes de iniciar el entrenamiento ante las preocupantes noticias que le llegaron y que culminaron con la triste noticia, ayer por la mañana. En el Ramón de Carranza se guardó un minuto de silencio y ahora, el jugador blanquiverde, necesitará más ayuda que nunca. Lo bueno, que estará arropado por sus compañeros y amigos, muchos, que tiene en la ciudad desde su llegada. 

Temas relacionados