Kiosco

Diario Córdoba

BALANCE DE LA AEMET

Córdoba lleva 93 días sin abrir el paraguas por la falta de lluvia

Entre mayo y julio han caído 26 litros de agua, menos de la mitad de lo habitual

Turistas visitan una cruz de mayo bajo la lluvia en Córdoba. A.J. GONZÁLEZ

La ciudad de Córdoba lleva 93 días sin recibir una gota de agua por la falta de lluvia y, aunque en los últimos años ha tenido una experiencia similar, desde la Agencia Estatal de Meteorología destacan que la ausencia de precipitaciones no es habitual en el mes de mayo. Juan de Dios del Pino, portavoz de la Aemet en Andalucía, Ceuta y Melilla, afirma que el 5 de mayo fue la última vez que llovió en la capital y apenas se recogieron 0,2 litros por metro cuadrado. En la provincia, en cambio, la última lluvia se registró el 22 de junio en la localidad de Hinojosa del Duque y dejó 0,4 litros por metro cuadrado. Desde entonces, ni rastro de nubes y los termómetros, en ascenso.

Juan de Dios del Pino alude a la información recogida en la estación de Córdoba aeropuerto para recordar que el año pasado no llovió nada ni en julio ni en agosto, «pero suelen ser meses muy poco lluviosos, sí llovió en mayo», puntualiza.

El ejercicio reciente más parecido al actual 2022 fue el 2019, cuando no se registraron precipitaciones en mayo ni en junio, y en julio cayó una cantidad inapreciable, lo que quiere decir que no se puede medir con los instrumentos de los que dispone la Aemet. Así, el portavoz de esta agencia admite que «aunque ha ocurrido recientemente, no suele ocurrir», y subraya que «lo raro es que no llueva en mayo tampoco», haciendo hincapié en que «mirando años anteriores, no se ve un periodo similar, con los meses de mayo, junio y julio con tan escasísimas lluvias».

Juan de Dios del Pino señala que habría que remontarse a 1965 para encontrar un escenario parecido a lo que está ocurriendo ahora, con falta de lluvia en la salida de la primavera y la entrada del verano. Aquel año las precipitaciones dejaron 1,8 litros de agua por metro cuadrado en mayo, una cantidad inapreciable en junio, nada en julio y de nuevo lluvia inapreciable en agosto.

Por otra parte, alude a otros ejercicios en los que no se han registrado precipitaciones durante el verano, citando como ejemplo el 2012 y el 2005, cuando no llovió ni en el mes de junio, ni en julio ni en agosto.

En cuanto a las previsiones para las próximas semanas, Del Pino recuerda que «no se puede saber cuándo llegará la lluvia, agosto es poco lluvioso», aunque hace referencia a las precipitaciones que en ocasiones se registran a partir de la segunda quincena. De este modo, señala que «con la llegada del nuevo año agrícola (el 1 de septiembre) se suelen dar cambios en cuanto a la falta de precipitaciones». Las previsiones de la Aemet indican, de hecho, que el próximo miércoles, 10 de agosto, hay un 10% de probabilidades de lluvia en la ciudad de Córdoba y que el porcentaje bajará al 5% el jueves.

Por debajo de la media

De su parte, Rubén del Campo, portavoz de la Aemet a nivel estatal, ha detallado a la agencia Europa Press que Córdoba ha recibido 26 litros por metro cuadrado, el 47% de los 55 litros habituales, durante los meses de mayo, junio y julio, puntualizando que toda esta cantidad se contabilizó al principio del mes de mayo.

Este meteorólogo ha manifestado también que los 93 días sin lluvia que se han alcanzado en la actualidad no son un récord. Así, ha recordado que en el verano del 2018 la capital tuvo 91 días sin precipitaciones; en el 2016, hasta 107 días y en el 2019 fueron 117 días.

El trimestre más seco desde que hay registros en España

El trimestre comprendido entre mayo y julio del 2022 ha sido el más seco en España desde que hay registros, que comenzaron hace 57 años, según los datos facilitados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que confirman que, excepto marzo y abril, el año 2022 está siendo muy seco.

El portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que en mayo, junio y julio ha llovido menos de lo normal y que, de momento, agosto también está siendo un mes de pocas precipitaciones. Por ejemplo, ha destacado que en Madrid la lluvia en ese trimestre no llega «ni a una quinta parte de lo normal» y en Ciudad Real las precipitaciones han sido «prácticamente nulas». Así, reconoce que el año 2022 está siendo «muy seco» y aunque las precipitaciones de marzo y abril fueron superiores a las normales, los siguientes meses la escasez hídrica se ha intensificado, porque este trimestre ha sido «el mas seco desde que hay registros», ya que se han recogido 47,5 litros por metro cuadrado en el conjunto del país, lo que apenas representa el 43% de los 111,3 litros por metro cuadrado que sería el valor correspondiente normal.

Del Campo subraya que hay que remontarse hasta 1965, el año en que comenzaron los registros, para encontrar un mayo-julio similar. Incluso entonces llovió más, ya que se acumularon 51 litros por metro cuadrado, el 46% de lo normal.

Por ejemplo, el portavoz subraya la escasez hídrica que se registra en Ciudad Real, donde apenas se ha recogido un litro por metro cuadrado entre mayo, junio y julio, frente a los 72 litros de media de la ciudad manchega, en la que lleva sin llover 49 días seguidos.

Además, ha apuntado que en Santiago de Compostela se recogieron entre el 1 de mayo y el 31 de julio 159 litros por metro cuadrado, un 64% de lo normal, que son 250 litros. Hasta el 4 de agosto, la capital gallega llevaba 17 días sin ver caer una gota. 


Compartir el artículo

stats