Kiosco

Diario Córdoba

Alberto Díaz-Villaseñor

NO ME DIGAS...

Alberto Díaz-Villaseñor

El agua del norte (6)

El rifirrafe del agua en el norte de la provincia, tras un período trágico, acaba de entrar en fase cómica. El resultado final, lógicamente, será tragicómico. El 18 de enero, hace casi seis meses, publiqué aquí la primera de una serie de columnas alarmando sobre la falta de agua en Los Pedroches y Valle del Guadiato cuando el embalse de La Colada se encuentra casi lleno. Como un solo hombre, el resto de la prensa se lio a dar caña y los políticos se pusieron a hacerse fotos como descosidos en los embalses. Casi medio año después puede que la cosa empiece a entrar en vía muerta (antes estaba parada), muerta porque quién se fía del Gobierno central al prometer que se va a hacer cargo de la solución de esos aparentemente insalvables 750 metros de conexión que llevan sin conectarse conexionadamente desde hace años. Nos gustaría saber si el gobierno sanchista va a pagar la convidada con el mismo ímpetu y determinación que en el caso del terremoto de Lorca o en el del volcán de La Palma. No es por nada, es para un amigo.

El espectáculo ofrecido en este medio año por el politiqueo nacional y regional ha rebasado lo patético, porque ellos no asumen que trabajan para los ciudadanos, ni nosotros el que somos sus jefes. Tuvimos la oportunidad en esta zona de mandar a ambos al guano en las recientes elecciones, pero la gente prefirió echar a Sánchez desde estos valles y dehesas, eligiendo a guatemala en vez de a guatepeor. A disfrutarlo ahora.

En estos doscientos días se han tirado los trastos gaviotos y rosapuños, como era de esperar y a nadie le ha sorprendido, chapoteando en la sequía se han abofeteado con competencias reales o inventadas, con retrasos de unos y de otros, con mentiras y desmentidos. Normal, estaban solucionando la guerra civil, que es más urgente, o salvando el planeta. Para terminar, dos cositas: ¿Se va a investigar judicialmente qué actividad es la responsable de esas bacterias que acaban de provocar que se prohíba el baño en La Colada?, y dos, ¿a que no se les ha ocurrido que cuando un pantano se seca hay que retirar los sedimentos acumulados que merman su capacidad? Vamos, ahí está una nueva peleílla.

* Escritor | @ADiazVillasenor

Compartir el artículo

stats