+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN ITALIA

Ryanair niega el embarque a una adolescente italiana enferma de cáncer por llegar "unos minutos tarde"

La joven llegó dentro de plazo, pero demasiado tarde para recibir asistencia en el embarque. Pese a renunciar al servicio complementario, la aerolínea les dejó en tierra

 

Una pasajera camina por el aeropuerto de Charleroi, en Bélgica, ante varios aviones de Ryanair - AFP / JOHN THYS

IRENE SAVIO
25/03/2019

Ryanair vuelve a provocar polémica por sus rígidas políticas y la escasa empatía con sus clientes. La aerolínea irlandesa de bajo coste, la primera en España en número de pasajeros, ha denegado el embarque a una adolescente italiana que venía de una sesión de quimioterapia por llegar "unos minutos tarde”, según ha denunciado la familia de la joven a la prensa italiana. 

De acuerdo con el relato hecho por el tío de la joven, quien viajaba con la menor, el episodio se produjo en torno a las 5.45 de la mañana del pasado 18 de marzo, en el pequeño aeropuerto Marconi de Bolonia. La joven de 16 años, enferma de cáncer, regresaba a su pueblo de residencia en la isla de Cerdeña, tras finalizar su tercera sesión de quimioterapia, cuando tres empleados de la aerolínea le impidieron el embarque de un vuelo que debía salir a las 6.50 con destino la ciudad sarda de Alguer, y para el cual ya tenían el 'check-in' digital hecho.

“Intentamos explicar nuestras dificultades ligadas a la presencia de una adolescente necesitada de cuidados, les dijimos incluso que renunciábamos a la asistencia en el embarque. Sin embargo, una señora nos dijo que no podía hacer nada y nos invitó a hablar con otro mostrador, que luego descubrí que era la oficina de ventas”, ha contado el tío, al diario 'La Nuova Sardegna'.

Eran las 6:20 cuando los afectados llegaron al segundo mostrador. "Hice una cola allí también, y de nuevo una empleada nos respondió que no podían hacer nada y que el siguiente vuelo salía el miércoles, dos días después”, explicó el hombre. “La madre de mi sobrina, con los ojos llenos de lágrimas, les pidió que tuviesen un poco de humanidad, suplicándoles que les dejaran volar. Pero fue inútil”, añadió.

OBSTINACIÓN

No obstante, según el hombre, los tres intentaron igualmente tomar el vuelo, pasaron el control de pasajeros y, a las 6:40, se encontraban delante de la puerta de embarque. “Acababan de cerrar las puertas. Pudimos ver el avión desde detrás del cristal y los últimos pasajeros que estaban subiendo”, relató. “Al parecer el único error que cometimos fue no llegar al aeropuerto una hora antes, que según parece es lo que hay que hacer cuando está prevista la asistencia al pasajero”, afirmó. “Pero renunciamos a ese servicio. ¿Por qué entonces no nos embarcaron?”, se preguntó.

La familia pudo finalmente volar a Cerdeña el mismo lunes. Pero solo gracias a la obstinación del tío y tras un viaje en tren hasta Roma, donde los tres se embarcaron en otro vuelo, esta vez con una compañía distinta que los atendió adecuadamente. “Nos quedamos de piedra”, ha sido el comentario de los médicos que asisten a la joven, al enterarse de los hechos. 

Ryanair, en cambio, no respondió de inmediato a una petición de declaraciones de este periódico -ni contestó al diario italiano 'Il Corriere', según escribió el rotativo- sobre el caso, que provocó indignación en Italia y apareció en las ediciones digitales de los principales medios de comunicación del país.

AEROLÍNEAS NEGLIGENTES


No es la primera vez que Ryanair acaba en la mira por denegar el embarque, en circunstancias excepcionales, a sus pasajeros, y por otras prácticas poco transparentes o ausentes de comprensión hacia sus usuarios. Tanto así que, en el pasado, la compañía incluso llegó a ser condenada en España por denegar el embarque a pasajeros que portaban el libro de familia como documento de identificación de un menor. 
Y más aún. La compañía también ha acabado en el ojo del ciclón por el trato hacia sus trabajadores. Algo que, el verano pasado, provocó huelgas en España, Portugal, Italia y Bélgica, por la exigencia de los empleados de que la aerolínea respete los derechos laborales de los países en los que tiene presencia y permita que se negocien contratos colectivos a través de las organizaciones sindicales.

De igual manera, otros pasajeros han denunciado la política de Ryanair de no devolver la prima de riesgo de vuelos cancelados. La cancelación repentina de vuelos y un servicio de clientes inadecuado, no obstante, no son prácticas que afectan exclusivamente a esta compañía de bajo coste, sino también -cada vez más- a muchas otras compañías europeas y españolas que operan en Europa, incluyendo las tradicionales.