+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Editorial

El desamparo judicial de la mujer

La confirmación de la sentencia de 'La Manada' hace urgente que se actualice el concepto de violación

 

06/12/2018

Ha quedado confirmada la condena de nueve años de prisión a los cinco miembros de La Manada por un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento. La sentencia no incluye nada de agresión sexual, tampoco violación. La indignación y la decepción es importante, la sensación de desamparo para las mujeres, también. Más aún cuando el relato del propio fallo confirma la «pasividad doliente de la víctima», «el abusivo comportamiento de los acusados», no deduce «asentimiento alguno o participación activa de la joven en los inicuos y vejatorios actos que se muestran en las imágenes» y considera «poco razonable concluir la falta de conciencia de los cinco en el abuso y humillación que infligen a la víctima». Un retrato elocuente de una situación muy dura. Mientras cualquier mujer entendería que esta es la descripción de una violación, el Tribunal Superior de Justicia de Navarra solo lo considera abuso.

Esta sentencia, de nuevo, banaliza peligrosamente las agresiones sexuales, desalienta las denuncias, socava la libertad de la mujer y, especialmente, acrecienta aún más la desconfianza en los tribunales. Solo una justicia cegada por la mirada patriarcal puede exigir a la víctima que ponga en riesgo su vida como único modo de probar que no medió voluntad en la agresión. Y eso es lo que parece deducirse del fallo judicial, cuando, como se ha señalado en múltiples ejemplos, no se pediría una actitud heroica ante cinco personas que rodearan a solas a otra pidiéndole dinero, pues se daría por sentada la coacción. Parece más necesario que nunca, más urgente que nunca, que se actualice el concepto de violación y que aquel «si no es sí, es no» que argumentaba la vicepresidenta y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, se blinde por ley. El portal geoviolenciasexual.com ha registrado 51 agresiones sexuales múltiples hasta el 3 de diciembre del 2018. Son 37 más que en el 2017, y 36 más que en el 2016. Los datos son relevantes, y es terrible pensar que el caso de La Manada esté siendo emulado por otros grupos, pero es mucho más lo que se calla que lo que se denuncia. La Fiscalía de la Violencia sobre la Mujer calcula que entre el 70% y el 80% de los casos no se denuncian.

Aun así, hay que valorar un pequeño paso adelante en esta sentencia, ni mucho menos suficiente, pero importante. Esta vez, no solo hay que destacar la ausencia de cualquier voto particular a favor de la absolución, contra lo que ocurrió incomprensiblemente en la condena de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra del pasado abril, sino que el voto particular de dos de los cinco magistrados sí estima un delito continuado de agresión sexual, cuyas penas se elevarían a 14 años, tres meses y un día. Ahora, queda el Tribunal Supremo. Y la esperanza --la necesidad-- de que prevalezca la perspectiva de género en su determinación.

Temas relacionados
 
Opinión
Lectores
CARTAS AL DIRECTOR / ABSTENCIÓN

Aprendamos de los mayores

El motivo que me ha impulsado a escribir el presente artículo ha sido el preocupante dato de la ...

CARTAS AL DIRECTOR / POLÍTICA

Pecadorcilla

Primero fueron sus declaraciones al regresar del Vaticano. Ahora, en sesión parlamentaria, ha ...

CARTA ILUSTRADA

El Marrubial: del quemadero de la Inquisición al carril bici

Un proyecto que se puede considerar como la iniciativa urbanística más «emblemática» del actual ...

CARTAS AL DIRECTOR / DESPEDIDA

Carta a mi abuelo, Rafael Postigo Rueda

No ha mucho tiempo desde que te fuiste, y aunque en este naranjal siga amaneciendo y las abejitas ...