+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

La balanza comercial china alcanza un superávit de 39.292 millones en julio

Las exportaciones aumentan el 10,3% mientras que las importaciones lo hicieron el 0,4%

 

Contenedores de exportaciones en un puerto de China. - EFE / EPA

EL PERIÓDICO
08/08/2019

El comercio internacional de China superó las expectativas del consenso del mercado con un crecimiento anual del 5,7% en el mes de julio, hasta alcanzar un volumen de intercambios de 2,73 billones de yuanes (346.750 millones de euros), según los datos de la Administración Nacional de Aduanas de China. Las exportaciones chinas registraron en julio un crecimiento interanual del 10,3%, hasta 1,52 billones de yuanes (193.005 millones de euros), después de aumentar un 6,1% el mes anterior, cuando entraron en vigor los aranceles cruzados entre EEUU y China.

Por su parte, las compras chinas al exterior sumaron 1,21 billones de yuanes (153.619 millones de euros), un 0,4% más que un año antes, después de haber caído un 0,4% en junio. De este modo, el saldo positivo de la balanza comercial china se situó en julio en 310.261 millones de yuanes (39.292 millones de euros).

Entre los meses de enero y julio, el comercio internacional de China experimentó un crecimiento anual del 4,2%, hasta 17,4 billones de yuanes (2,2 billones de euros).En los siete primeros meses del 2019 las exportaciones de China aumentaron un 6,7% anual, hasta 9,47 billones de yuanes (1,2 billones de euros), mientras que las importaciones aumentaron a un ritmo del 1,3%, hasta 7,93 billones de yuanes (1 billón de euros).

El superávit comercial de China hasta julio alcanzó así los 1,54 billones de yuanes (195.416 millones de euros), un 47,4% más que un año antes.

A pesar del crecimiento del comercio chino en julio, la economista de ING para China, Iris Pang, advierte de que se observaron datos muy favorables para las exportaciones de artículos inusuales, como el carbón y el petróleo, apuntando que es posible que estas ventas "se dirijan a las economías que participan en la iniciativa de la Franja y la Ruta, lo que, de ser cierto, podría ser el comienzo de una nueva tendencia para las exportaciones de China".