+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA CRÓNICA

Este Córdoba no da para más

El Zaragoza gana por la mínima un duelo flojo en el que, pese a todo, los de Romero debieron llevarse un punto

 

Javi Lara golpea el balón en un pase en largo ante la presencia del zaragocista Javi Ros, anoche, en La Romareda. - CHUS MARCHADOR

Ignacio Luque Ignacio Luque
27/01/2018

Más fotos

El Zaragoza-Córdoba en imágenes.

Ver galería completa

El Zaragoza-Córdoba en imágenes.

Ver galería completa

El Zaragoza-Córdoba en imágenes.

Ver galería completa

En el agónico triunfo ante el Albacete ya se avisó de que este Córdoba pelea por mostrar síntomas de que no está muerto, que intenta rebelarse ante lo que parece inevitable y que solo un cambio drástico -y muchas oraciones- puede solucionar. Es verdad que no le va como debiera la pierna izquierda, que presenta el pecho más que congestionado, que el brazo derecho lo tiene con la misma funcionalidad que el de un maniquí y, si nos metemos en la cirugía interna, deberemos reconocer que corazón no le falta, pero que neurológicamente tiene serios problemas también, además de los evidentes contratiempos en circulación. Es decir, a este enfermo no se le despacha con una transfusión de sangre esperando que dé saltos por los pasillos, rumbo a casa. Necesita de trasplantes, no pocos, de ánimos, bastantes, y de rezos, muchos. También es cierto que para los dos últimos dispone de su gente, de su afición, que siempre ha estado y estará ahí, pero para lo primero apenas dispone de 120 horas mal contadas. Y, puestos a recordar, también hay que hacerlo con lo que ha pasado últimamente. No ya tanto por el cambio de propiedad, sino cuándo se ha producido. El huevo de la serpiente sigue incubando en El Arcángel y el riesgo de que termine eclosionando permanece.


Por lo tanto, mejor conservar la cabeza fría en estos instantes de presión, de tensión y de miedo ante el futuro. No hay mucho tiempo hasta el miércoles, pero lo hay. Lo cual es mucho más de lo que había hace un par de semanas, en el que había todo el tiempo del mundo pero nulas ganas de arreglar el entuerto.


Mientras tanto, el enfermo sigue peleando. Está claro que el encuentro de anoche en La Romareda fue de un nivel futbolístico a ras de suelo. Pobre. En Zaragoza se esmeraron esta semana en asegurar que ellos no estarían en la lucha por el descenso, pero tanto por lo visto en algún encuentro del pasado como el que se jugó ante un Córdoba que mereció algo más es difícil creer tal aseveración. Lo tuvo en la mano el equipo de Jorge Romero y no solo por puntuar, sino porque se le escapó una oportunidad de oro, incluso estando en la mesa de operaciones, de meter a otro rival en la pelea por la permanencia.
Porque, además, hay que recordar que todo eran contratiempos para los blanquiverdes. Con cuatro profesionales menos (los 18 mínimos exigidos por la LFP), con Sergio Aguza lesionado y metiendo desde el inicio al chaval Aguado, los blanquiverdes no plantearon del todo mal el duelo. Es cierto que el dibujo resultaba un tanto raro, una especie de 1-3-2-3-2 en el que Edu Ramos falseaba en la posición de lateral zurdo para que Javi Galán tuviera más cercanía con la portería rival. Pero el experimento duró un cuarto de hora, hasta que un nuevo contratiempo, en forma de lesión de Edu Ramos, golpeó al Córdoba. Entró Loureiro y Romero hizo lo que pudo.


También apareció el mal endémico de esta temporada tres minutos después de la lesión: Caro que no mantiene la línea, Joao Afonso que no cierra y Pombo que se marcha hacia portería, en donde Kieszek, impaciente, no quiso esperar bajo palos.
Acusó el golpe el Córdoba, que perdió algo el sitio, mientras que el Zaragoza, con 1-0, no estaba por la labor de hacer mucho. Tuvo, incluso, un penalti a favor por una mano del portugués bastante absurda, pero Kieszek arregló el entuerto y aun tuvo que aparecer una vez más al borde del descanso tras un gran disparo de Pombo. El Córdoba, por su parte, se perdía por la excesiva individualidad de Galán, Jovanovic y Sergi Guardiola.


El segundo acto fue mejor para los blanquiverdes, sobre todo por un Javi Galán que dio la noche a Benito. El Córdoba acumulaba llegadas por el territorio de Cristian Álvarez, pero no terminaba de sumar ocasiones claras. Zapater dio el susto en el 59’, pero su disparo se marchó fuera por muy poco. El Córdoba insistía y lograba tener más el balón en el campo rival, lo que aumentaba la tensión de la grada y del propio equipo maño. Quizás a causa de esto último, Verdasca cometió penalti sobre Jovanovic cuando apenas quedaban 10 minutos para el final. Era la ocasión, pero Alfaro, salido pocos minutos antes, asumió la responsabilidad. Y falló.


Los últimos minutos continuaron siendo un quiero y no puedo por parte del Córdoba, un equipo al que solo le queda un hálito de vida y que por muy poco pudo haberle valido para arrancar un punto. Pero se volvió a dejar patente que este Córdoba, simplemente, no da para más. 

Ficha técnica:

R. Zaragoza: Cristian Álvarez; Álvaro Benito, Grippo, Verdasca, Lasure; Javi Ros (Jesús Alfaro, min.74), Eguaras, Zapater, Febas (Vinicius, min.84); Pombo (Jesús Valentín, min.91) y Borja Iglesias.

0 - Córdoba C.F.: Kieszek; Fernández, Caro, Joao Afonso, Edu Ramos (Loureiro, min.15) (Alejandro Alfaro, min.77); Aguado, Alex Vallejo (Markovic, min.68), Javi Lara, Javi Galán; Jovanovic y Sergi Guardiola.

Gol: 1-0. min.19. Pombo.

Árbitro: Gorka Sagués Oscoz (Comité Vasco). Amonestó al local Verdasca y a los visitantes Joao Afonso y Fernández.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 24 de Liga disputado en el estadio La Romareda ante unos 12.429 espectadores, casi un centenar, cordobesistas. 

Temas relacionados
 
REDES SOCIALES

Síguenos en Twitter en @Cor_Deportes

Únete a la última hora de la información deportiva y los reportajes más destacados ...

Toda la actualidad del Córdoba C.F. en el Área Blanquiverde.

Servicios

   
5 Comentarios
05

Por zapatillas para Zumba 19:57 - 27.01.2018

Sin palabras... me esperaba mas de ellos. Que gran decepcion

04

Por AnselmoR 19:25 - 27.01.2018

SRES LO QUE VIMOS AYER FUE MAS DE LO MISMO, LA DEFENSA ES DE RISA, HUBO MUCHA MAS VOLUNTAD EN EL CONJUNTO QUIZA INCENTIVADOS POR LA NUEVA SITUACION, YO LO NO ENTIENDO ES LA SITUACION DEL JUGADOR SR ALFARO,COMO NO SE PACTA CON EL PARA RESCINDIR EL CONTRATO Y DEJAR PASO A OTRO PROFESIONAL Y QUIZA ESTE SEÑOR EN OTRAS LATITUDES SALGA DE LA ABULIA QUE NOS TIENE ACOSTMBRADOS, VAYA Y LO DE AYER FUE PARA RECONSIDERAR SU PERMANENCIA, SR LUQUE ME HA ESTRAÑADO QUE EN LA PRENSA DE PAPEL Y EN LA RESEÑA DEL PARTIDO NO SE FIGURADO LA PUNTUACION DE LOS JUGADORES SALVO ERROR , NO SE SISERA OMISION O PRECONSEBIDO

03

Por ACastroG 11:24 - 27.01.2018

... Ayer, la defensa, esa percha de despropósitos y críticas negativas, no estuvo tan mal como en otras ocasiones. Salvo en el gol, que el centro de la zaga se durmió y Pável se precipitó en una salida que no procedía. Bien es verdad que a lo largo del encuentro se redimió y compensó el relativo fallo con muy buenas intervenciones, entre ellas la detención del penalty. El centro de campo luchó y, en mi opinión, se mostro más combativo y creativo que en otras ocasiones, sobre todo el más distinguido de todos, Javi Galán, que partiendo de atrás y por su izquierda fue el más incisivo y creó muchos problemas a los defensores maños. ¿Qué falló entonces? Pues muy sencillo, falló la fábrica de hacer goles. Nuestra esperanza, ese goleador nato, ese jugador en el que todos ponemos las esperanzas, estuvo desaparecido. Guardiola no dió pruebas de su capacidad goleadora y en ningún momento demostró todo lo que, sin duda, atesora. Sobre todo en el primer tiempo el equipo no tuvo mordiente cara a puerta, y para una vez que las demás líneas funcionan, ésta, la vanguardia falló. Si la semana pasada era difícil la situación, ésta es aún peor, porque falta una jornada menos y porque a Almería y Leonesa tienen que jugar su partido y podría ser que la diferencia de siete puntos se ampliara a diez. Que San Rafael nos valga.

02

Por ACastroG 11:13 - 27.01.2018

Ya quedó dicho que para que la victoria ante el Albacete y la renovación de las esperanzas tuvieran validez, hacía falta ratificar con otro triunfo ese paso importante. Como en nuestro fuero interno temíamos, no ha sido así, y esa continuidad imprescindible para salir de la zona tenebrosa no se dió ayer en la Romareda. En un partido que a mi me pareció, si no de alto nivel, si competido, volvieron a darse varias circunstancias que, como casi siempre, perjudicaron al Córdoba. Y es que cuando se entra en una dinámica es muy difícil salir de ella, y hasta la fortuna vuelve la espalda, si bien hay que reconocer en honor a la verdad que, aunque se pudo empatar por medio de ese penalty no acertado por Alfaro (que dicho sea de paso aún no había tocado balón cuando se dispuso a ejecutar la máxima pena), también el Zaragoza pudo ampliar el marcador...

01

Por LORENZO 10:13 - 27.01.2018

El que da lo que tiene no está obligado a dar mas, yo creo que el resultado fue injusto una vez mas. Esperemos que con los refuerzos cambie la situación, porque el entrador demostró con su planteamiento que puede sacarnos de esta situación.