+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MARÍA EUGENIA BAUTISTA / fiscal de medio ambiente

"Lo importante es actuar desde el principio y no tener que llegar a la demolición de una vivienda"

 

La fiscal de Medio Ambiente de Córdoba, María Eugenia Bautista. -

Isabel Leña Isabel Leña
09/04/2018

«Lo importante es actuar desde el principio y no tener que llegar a la demolición», regulada por primera vez en el Código Penal de 1995 por la «ineficiencia administrativa», según explica la fiscal de Medio Ambiente, María Eugenia Bautista, que considera que, en el tiempo transcurrido desde el derribo del 2008, «la normativa no ha cambiado» aunque «sí hemos observado que después de la publicación del decreto del 2012 de la Junta ha habido algo de confusión en los tribunales al entender que venía a regularizar las edificaciones en suelo no urbanizable». Por ello, añade, «hemos recurrido todas las sentencias que se han basado en ese dato». A su juicio, lo único que ha podido variar en una década es que «se ha construido menos con la crisis» y «parece que la presión urbanística ilegal es menor».

No obstante, su percepción es que «desde el año pasado se está construyendo más». De hecho, hace un par de semanas recibió una denuncia sobre «el inicio de una parcelación incipiente en El Jardinito, y hemos pedido información porque si se consigue que se frene, se van a evitar una serie de construcciones que es más fácil parar ahora que demoler en el futuro».

La fiscal de Medio Ambiente asegura que mantienen reuniones con Urbanismo y con la Junta para abordar la situación de las parcelaciones. En relación a Urbanismo, indica que quiere tener un encuentro con representantes del organismo municipal «para que me expliquen la situación de las parcelaciones de Poniente y saber en qué estado se encuentran y qué posibilidades de futuro tienen». En esas reuniones se tratan también «cuestiones de coordinación en la tramitación de las denuncias».

A su juicio, «la proliferación del fenómeno ilegal deteriora la ciudad» y «es muy difícil de reconducir, ya que «los planes urbanísticos están pensados para urbanizar y construir», pero no «al revés». «Tenemos una ciudad de las más bonitas de España y no merece un crecimiento tan irregular», considera, «y todos, cada uno en el ámbito de nuestra parcela, debemos procurar que esto salga adelante».

Temas relacionados