+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DESCUBRIMIENTO EN LA ZONA QUE DEJARON LIBRE LOS BLOQUES DEMOLIDOS

Hallados en Almogávares restos de hornos, casas y cementerio islámico

Las obras permitirán ampliar la avenida y construir viviendas

 

Los restos están en la superficie de la parcela. - A.J. GONZÁLEZ

Intervención arqueológica en el solar. - A.J. GONZÁLEZ

Isabel Leña Isabel Leña
10/10/2018

Las obras que permitirán ampliar la avenida de Almogávares, en la que la empresa Neinor Homes construirá más de un centenar de viviendas, se han encontrado con vestigios del pasado. En el solar que hasta hace unos meses ocupaban los bloques que fueron demolidos, en la zona que hay cerca de los pabellones militares, han aflorado restos arqueológicos de arrabal, hornos cerámicos y tumbas, que, según fuentes municipales, es lo que estaba previsto, ya que es la continuación de lo excavado hace años.

La intervención arqueológica que se lleva a cabo allí ha dado como resultado la aparición de un barrio alfarero de época islámica con una docena de hornos, en el que se perciben restos de casas y de un cementerio de la misma época. A simple vista se puede observar que los vestigios del pasado se encuentran prácticamente a nivel de superficie. Además, y según las fuentes consultadas, están muy arrasados al haber tenido sobre ellos las cimentaciones de los bloques demolidos.

Desde la primavera pasada, el solar presenta un aspecto distinto al haber desaparecido la media docena de edificaciones que albergaban un bar, una farmacia y una veintena de pisos (además de un taller que había sido derribado antes), que tenían los días contados desde hace décadas en el PGOU pero que hasta este año no han podido desaparecer. Allí la empresa Neinor Homes levantará el residencial Almogavar Homes, que contará con 115 viviendas en altura de uno, dos y tres dormitorios con garages, trasteros y locales comerciales. Neinor Homes llegó a acuerdos con los 29 propietarios, que en febrero se mudaron. La junta de compensación de la zona -en la que la empresa ostenta el 93% de la propiedad- se encarga de las obras de urbanización, que son las primeras que han empezado (ya se perciben los primeros viales), tras las que se ejecutarán los pisos.