+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE

La FP, de 'hermana pobre' a estrella

Las expectativas laborales y la formación práctica de los ciclos formativos han incrementado un 8,6% el alumnado en los últimos cinco años. En muchos títulos hay listas de espera y la matrícula supera en 3.791 alumnos al Bachillerato

 

Alumnos de la rama de Hostelería del IES Gran Capitán. - CHENCHO MARTÍNEZ

Carmen Aumente Carmen Aumente
30/09/2018

La demanda de alumnos que han querido matricularse este curso en alguno de los ciclos formativos que oferta la provincia de Córdoba se ha desbordado en casi todos los centros, que se han visto obligados a decir que no a muchos estudiantes. Por segundo año consecutivo, los alumnos matriculados en la FP (14.489) han superado con creces a los del Bachillerato (10.792), es decir 3.697 más, lo que, según los expertos consultados, marca un cambio de tendencia importante en la formación, ante la demanda del mercado laboral: se necesitan más técnicos y mandos intermedios y no tantos licenciados; menos jefes y más peones, en definitiva. De hecho, muchos universitarios vuelven a la FP, a realizar un ciclo superior, porque entienden que tiene más salidas laborales. Está claro que la FP ha dejado de ser la hermana pobre del sistema educativo para convertirse en la estrella.

La modalidad de FP Dual, con prácticas en empresas y un grado de inserción de más del 80%, ha supuesto igualmente un gran impulso a la FP desde que se implantó hace seis años. En Córdoba ha conseguido implicar a unas 500 empresas, que forman este curso a más de 600 estudiantes. Presenta como principal ventaja la unión del esfuerzo de los sectores formativo y productivo para proporcionar al alumnado un alto nivel de competencia y la cualificación profesional más adecuada a las demandas del tejido productivo. Aunque no hay cifras oficiales por parte de la Consejería de Educación del número de alumnos que no ha podido entrar en el ciclo de su preferencia, una consulta a algunos institutos que ofertan títulos muy demandados permite cotejar que la demanda se ha desbordado. También es verdad que la matriculación en FP es parecida a la universitaria, se puede pedir plaza en varios centros e incluso en distintas provincias y la matriculación continúa aún en octubre.

Listas de espera

En el IES Gran Capitán, por ejemplo, el ciclo estrella es el de grado medio de cocina, que cuenta con 60 plazas y aún tiene más de 200 alumnos en lista de espera. En realidad, según explica el vicedirector del centro, José Javier Conde, todos los ciclos tienen cubiertas sus plazas y con listas de espera, pero advierte de que, hasta el 30 de octubre, desde la Consejería se sigue haciendo llamamiento de alumnos. «El de cocina tiene bastante demanda laboral», afirma Conde, que resalta el restaurante escuela que da una formación de calidad a todo el alumnado de hostelería. Del Gran Capitán salen chef, del grado superior de Dirección de Cocina (más de cien alumnos en lista de espera); jefes de sala, del ciclo de Dirección de Servicios; camareros, del ciclo de Servicios de Restauración y bar, pero también tienen gran éxito los ciclos formativos de Agencias de Viajes y los dos de Informática (más de 300 alumnos en espera entre los dos). En el IES Galileo Galilei, centro referente en Andalucía en los ciclos formativos de la familia agraria, la tónica es parecida. Su director, Juan Francisco Jiménez, entiende que «España es el país de la UE con mayor número de universitarios y cada vez más la gente se está dando cuenta de que no hace falta tener una carrera universitaria para trabajar». En su opinión, «la demanda de FP es porque es lo que el mercado necesita, más técnicos intermedios».

En el Galileo Galilei se ha implantado este año por primera vez el ciclo formativo de grado medio de Actividades Ecuestres, que ha superado todas las expectativas. Sus 20 plazas ofertadas se han cubierto a la primera y hay una lista de 73 personas que han querido entrar y no han podido. El director del instituto afirma que «Andalucía es la comunidad autónoma con más empresas dedicadas al caballo donde no existe personal con titulación oficial». En el territorio nacional solo se imparten cuatro ciclos de este tipo: uno en Cantabria, uno en Extremadura y dos en Andalucía (Huelva y Córdoba), de ahí la alta demanda, con alumnos que vienen de toda España. Pero, además, el IES Galileo Galile es el único de Andalucía con caballos propios, un total de 20 equinos con los que se forman en el Centro Agropecuario de la Diputación.

Pero en este centro hay otro ciclo con gran demanda, y es el de grado superior de Integración Social, el único centro público de Córdoba que lo oferta, «y me han venido alumnos llorando por no poder entrar, porque es muy vocacional», destaca Jiménez. Al menos 378 personas se han quedado fuera, tras ocuparse las 60 plazas ofertadas. Otra novedad de este curso, el acuerdo por primera vez de Educación con la Universidad para ofertar el ciclo formativo de Proyectos de Obra Civil en el IES Alto Guadiato, ha completado sus plazas.

Temas relacionados
 

Buscar tiempo en otra localidad