+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

JUNTA DE GOBIERNO LOCAL

La comisión de usos del casco histórico se constituye con un año de retraso

Aumente explica que quedan «algunos flecos técnicos» en la carrera oficial

 

Los tenientes de alcalde Alba Doblas y Emilio Aumente. - RAFAEL MELLADO

IRINA MARZO imarzo@cordoba.elperiodico.com CÓRDOBA
24/02/2018

El gobierno local ha impulsado con un año de retraso la comisión de usos del casco histórico, que estará constituida por distintos sectores sociales y económicos, y representantes de los servicios municipales. Esta comisión, que formaba parte de los acuerdos presupuestarios del 2017, fue requerida de nuevo en enero pasado por el presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano, Juan Andrés de Gracia, quien reiteró la necesidad de constituirla para «poder intervenir en la definición de la carrera oficial de la Semana Santa de 2018, o las bases de cruces y patios de este mismo año». Difícilmente podrá servir la comisión para analizar los tres eventos de este año: ya que la Semana Santa está a la vuelta de la esquina; y las bases de las cruces y de los patios se aprobaron precisamente en la Junta de gobierno local de ayer. Servirá, eso sí, para futuros eventos.

Sobre la Semana Santa se pronunció también el teniente alcalde de Presidencia, Emilio Aumente, que informó de que aún «hay algunos flecos técnicos», pero que la carrera oficial, «salvo la parte final que se corta de Magistral González-Francés es el mismo recorrido». Reiteró que se van a mejorar la accesibilidad y la movilidad, y quiso rebajar tensión entre PSOE e IU negando que se haya producido un enfrentamiento entre los socios de gobierno a cuenta de la Semana Santa. También se mostró «encantado» de discutir, si hace falta, por dónde debe ir la carrera oficial.

   
1 Comentario
01

Por Julian Vergara 12:42 - 24.02.2018

Otro éxito del Ayuntamiento de Córdoba, que sigue en su línea. Solo un año de retraso. Menuda dejadez y desprecio a los ciudadanos.