+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Álvaro Martínez: «El cursillo de cristiandad es una experiencia de búsqueda»

Es el presidente nacional del movimiento cursillos de cristiandad

 

El presidente nacional de los cursillos de cristiandad, Álvaro Martínez. - Foto: CHENCHO MARTÍNEZ

Paula Lara Paula Lara
10/01/2019

Se cumple esta semana el 70 aniversario del origen de los cursillos de cristiandad, que nacieron como preparación de una peregrinación a Santiago de Compostela desde Mallorca en 1949. En la actualidad, se realizan en Córdoba cada año unos catorce cursillos con una media de 25 personas en cada convocatoria. La media de edad de los cursillistas ronda los 40 años, pero los hay desde los 20 hasta los 70. Para el presidente nacional, el cordobés Álvaro Martínez, participar en un cursillo es «una experiencia de búsqueda».

-En el siglo XXI, ¿cómo es un cursillo de cristiandad?

-En el siglo XXI y en el XX. Básicamente es una experiencia de encuentro con Dios en un formato de convivencia de tres días.

-En la actualidad, ¿este tipo de convivencia tiene gancho? ¿Tiene tirón? ¿Hay mucha gente que acude a estos cursillos?

-En España se celebran 250 o 300 cada año. No son números abrumadores, pero sí responden a una necesidad, consciente o inconscientemente, que existe en las personas, que es la de buscar sentido y fundamento a nuestras vidas. Nosotros entendemos que eso se puede conseguir desde la reflexión, desde la interiorización y desde el replanteamiento de la vida de cada día.

-¿La edad varía según la temática que aborde el cursillo?

-No, todos los cursillos son similares. Depende de la época del año y de la disponibilidad de la persona que los puede hacer. Un planteamiento muy importante de los cursillos es su heterogeneidad. Es curioso comprobar cómo personas de diferentes de edades, procedencias e incluso de planteamientos religiosos o culturales dispares son capaces de compartir, de conocerse y de reflexionar juntos. Es una experiencia humana muy enriquecedora.

-¿Dónde se realizan en Córdoba? Existía una casa de ejercicios espirituales en El Cerrillo.

-Sí, pero desde los años 60 hay una casa también en la Sierra, pero más por la zona de la Castilleja. Es un edificio singular, lo diseñó Rafael de la Hoz y es en esta casa donde se celebran.

-¿Qué supone para usted este 70 aniversario? ¿Cómo se va a celebrar?

--Para nosotros, celebrar 70 años de un camino que ha ayudado a muchas personas en Córdoba y en España, porque les ha permitido vivir su vida con más alegría y con más plenitud, es un motivo gozoso y de compromiso, porque creemos que tenemos algo que merece la pena y tenemos el empeño de seguir haciéndolo. A nivel local, en cada ciudad nos vamos a poner de acuerdo para tener una ceremonia o más bien un recuerdo.

-¿Para qué tipo de personas son los cursillos de cristiandad? ¿Para personas alejadas de Dios y de la Iglesia o para católicos practicantes?

-Para personas alejadas de Dios y de la Iglesia fue el planteamiento inicial para acercar a las vivencias religiosas a aquellas que no estuvieran en el entorno de la Iglesia. Y en ese sentido, siguen teniendo ese carácter de primer anuncio. Una primera experiencia inicial. De ninguna forma se constituyen en excluyentes para nadie. Ahora mismo, se invita a los cursillos a gente que esté en búsqueda, es el planteamiento común, porque es una experiencia de búsqueda. Esa búsqueda puede provenir de una situación de fe o simplemente de gente que ha tenido una formación inicial religiosa y ha dejado de vivirla.Tiene una orientación de puerta de entrada, pero también para reafirmar una vida de fe.

-Yo creía que los cursillos eran como un máster para católicos.

-No, es al revés. Es justo el comienzo. Son el primer anuncio, el ir a lo fundamental cristiano. Procurar hacer ver que ser cristiano es algo muy simple.

-¿Cómo invitaría usted a un ateo a acercarse a estos cursillos?

-Yo creo que el decir, con palabras, es muy difícil. A las personas se las atrae desde el conocimiento, desde la cercanía, desde un testimonio de vida. Oye, yo tengo algo que a mí me da sentido a mi vida y si tú estás buscando o te estás planteando algo así, yo te puedo ofrecer lo que a mí me ha ayudado. Desde esa actitud es lo que procede. Desde la mayor sencillez y desde la mayor humildad. Creo que en nuestras vidas puede haber algo más valioso de lo que pensamos. Todos teníamos que tener esa actitud de apertura o de búsqueda a la plenitud y a sacar de la vida todo lo más grande que podamos sacar y desde esa dimensión el planteamiento de una experiencia de fe puede tener sentido. Yo creo que las palabras no convencen a las personas, que lo que convence es la coherencia de vida.

-¿Es posible experimentar el amor de Dios haciendo estos cursillos? ¿No es tirar muy alto?

-Suena raro. No estamos acostumbrados a plantearnos estos temas en la vida que llevamos y puede sonar anacrónico en muchos ambientes, pero la realidad es que sí. Yo puedo hablar de mi experiencia y la realidad es que sí. La base de ser cristiano no es una doctrina, sino es experimentar que Dios no es algo, sino alguien, y lo llamamos amor. Para mí, es algo absolutamente cierto y es algo que he tenido el privilegio y la fortuna de vivir personalmente. Una experiencia de paz, de profundidad, de sentido, del amor de Dios. Ver que sorprendentemente Dios tiene sitio en nuestras vidas. Cuando entra en nuestras vidas nos las hace vivir y sentir de una forma diferente. Es una experiencia de fe. Es algo que nos lleva a una experiencia no cotidiana.

-Es catedrático de la Universidad de Córdoba de Parasitología. ¿Cómo combina ciencia y fe?

-Sin ningún problema. A mí la ciencia me hace percibir y entender la realidad de lo medible, pero estoy absolutamente convencido de que no es la única dimensión de la realidad. Esa otra dimensión que no puedes llegar con los planteamientos científicos, que es la de las relaciones humanas, de los sentimientos, de las vivencias. En esa otra dimensión es donde se enmarca mi fe. Cada una tiene su ámbito de actuación. La ciencia es ciencia, la fe es fe, y la ciencia no condiciona la fe y la fe no condiciona la ciencia.

   
5 Comentarios
05

Por vecino 18:52 - 10.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La verdad EgoSum que todos vamos a tener que rezar mucho para que la jerarquia de la Iglesia se conciencie con este problema: "La cúpula eclesiástica se niega a facilitar datos de los procesos que ha conocido o instruido. Solo tres de las 70 diócesis consultadas obligan al obispo en sus protocolos a informar a Fiscalía. "

04

Por vetman 18:48 - 10.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Egosum que no sé si es hombre o mujer, no hay diferencia alguna entre la especie humana, los que quieren poner las diferencias son las religiones .Rece lo que quiera pero el perdón no lo necesito porque como usted bien sabe ya lo tengo concedido de antemano me porte como me porte.Yo no odio ni a usted ni a los católicos ni a ninguna persona eso va contra mis principios que , además como buen científico el señor Martínez sabe que forma parte de nuestros genes.No hay demonio ni infierno ni cielo ni purgatorio ni angeles ni virgenes ni dioses eso es muy antiguo y está relacionado con la ignorancia del ser humano pero vamos adelantando no se preocupe.No rece que no sirve para nada sino actúe como hacen las personas de bien.Un saludo

03

Por egosum 17:57 - 10.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Al señor 'vetman' le diría que la diferencia entre usted, un ateo buena persona y un católico como yo es que que yo no tengo el odio que usted parece tener y que plasma en su comentario. Los católicos tenemos una diferencia, que es el perdón. Yo rezo por usted, porque algún día sepa lo que es el verdadero mensaje de la Iglesia, el mismo desde hace mas de 2000 años, el amor. Está usted equivocado cuando dice: 'los católicos no cumplen con los preceptos de su Iglesia en su gran mayoría'. Mire, los que cumplen los preceptos de la iglesia son los católicos, los que no los cumplen no se pueden llamar católicos y los que a veces intentamos cumplirlos y no lo conseguimos, tenemos el perdón por el cual lo conseguimos. Es un pena que no conozca los numerosos grupos de Iglesia, como el Movimiento de Cursillos de Cristiandad, hay muchas personas que vuelcan su vida en hacer el bien a los demás, y solo... por amor a los demás. y entre ellos muchos jóvenes. Cuantas personas católicas, y no digo religiosas, dedican su vida en comedores sociales, hospitales, leproserias, albergues, etc... Lo dicho señor 'vetman' rezo por usted. Y al señor 'vecino' le diría que por la misma regla de tres, no lleve a sus hijos al campamentos, ni al hospital, y ojo con el profesor de gimnasia.... No está el panorama para arriesgarse. También me toca rezar por usted.

02

Por vetman 13:54 - 10.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Creo que para ser buenas personas no hace falta hacerse ningún cursillo de cristiandad, los ateos podemos serlo sin los mandamientos de dios o las interpretaciones de la Iglesia Apostólica Romana hizo de los evangelios a los que cercenó y algunos desechó por conveniencia de los que la gestionaban.Sigue siendo igual en pleno s.XXI, los católicos no cumplen con los preceptos de su Iglesia en su gran mayoría y quieren imponerle al resto su moral y ética totalmente contraría a los derechos del ser humano, abusando de niños y mujeres y convirtiendo los púlpitos de las iglesias en mitines para conseguir votos para VOX y la derecha principalmente.

01

Por vecino 13:46 - 10.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Con lo que se ha descubierto en la iglesia española de abusos sobre hombres, mujeres y niños a mí me daría mucho miedo mandar a mis hijos o sobrinos a un cursillo de estos. No está el panorama para arriesgarse