+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

RESULTADOS DEL 2017

Volkswagen y Seat logran un beneficio récord

La marca española registró unas ganancias operativas de 191 millones y unos ingresos de 9.892 millones

 

El presidente de Volkswagen, Matthias Müller. - / REUTERS / DENIS BALIBOUSE

EL PERIÓDICO
13/03/2018

El grupo Volkswagen funcionó en el 2017, de nuevo, como una máquina engrasada que fabrica récords de beneficios. Tanto el grupo Volkswagen como Seat lograron el año pasado batir sus máximos de ganancias a pesar de los costes que se arrastran por el 'dieselgate' y por las elevadas inversiones. 

El conjunto de la multinacional alemana, que se mantiene como primer fabricante mundial con 10,7 millones de vehículos vendidos, consiguió un beneficio atribuido de 11.354 millones de euros frente a los 5.144 millones del 2016. Por su parte, la marca española Seat cosechó un beneficio operativo de 191 millones de euros, lo que supone una mejora del 24,8% en relación con el ejercicio anterior. Se trata del beneficio operativo según la contabilidad alemana, que difiere ligeramente de los datos que dará Seat la semana que viene, incluyendo el beneficio neto, que en el 2016 fue de 903 millones por los ingresos de la venta a Volkswagen de la filial financiera.

Mejora de Seat
Los ingresos de Seat alcanzaron los 9.892 millones, un 11,2% más, con 468.000 vehículos entregados a la red comercial y una producción en la planta de Martorell de 479.000 unidades. Incluyendo los modelos del Audi Q3 ensamblados en Martorell, las ventas de Seat ascendieron a 595.000 vehículos.

La multinacional alemana destaca la mejora conseguida por Seat gracias a un aumento de los ingresos por vehículo, además de contar en un año completo con el Ateca y en una parte de él con el nuevo Arona, y un incremmento del margen de beneficio que compensaron una subida de los costes. 

Costes del 'dieselgate'
El récord de beneficios del grupo Volkswagen se consiguió a pesar de que la compañía tuvo que gastar 3.200 millones de euros en las compensaciones para los propietarios de coches del grupo afectados por la trampa para maquillar las emisiones de gases en Estados Unidos. Sin embargo, el coste del escándalo del 'dieselgate' sigue reduciendo su intensidad desde que estalló en septiembre del 2015. En el 2016, los costes por la crisis de motores trucados ascendieron a 6.400 millones.