El año que acaba de comenzar ha llegado cargado de cambios, especialmente en el plano del Tráfico: la Dirección General de Tráfico ha implementado una serie de novedades que van desde la documentación que hay que llevar en el coche hasta la normativa que afecta a los patinetes eléctricos. Entre los anuncios del organismo regulador también hay algunas novedades que afectan a la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Las primeras decisiones de la DGT que afectan a la ITV afectan a las pruebas que se realizan a los vehículos. Por ejemplo, a partir de mayo de 2023, las estaciones estarán obligadas a comprobar el correcto funcionamiento del sistema eCall para los vehículos que lo llevan instalado, además de recabar datos sobre el consumo de los coches matriculados a partir de 2021.

Vehículos exentos de pasar la ITV

Este 2023, la DGT ha introducido varias modificaciones en el Reglamento de Vehículo Históricos (RVH): una norma que entró en vigor en 1995 y que ahora ha sufrido varias modificaciones para adaptarse a las exigencias de la actualidad y las directivas europeas.

Un vehículo histórico es aquel que "por su antigüedad, interés o singularidad merezca una consideración especial que proteja su carácter representativo". Esta figura "ofrece una protección que permite resguardar el patrimonio cultural y simbólico de nuestro tiempo, a la vez que permite la utilización del vehículo con la debida seguridad técnica y mecánica".

Para considerarse vehículo histórico, debe tener al menos 30 años desde su fabricación o matriculación y no haber sufrido ningún cambio desde entonces.

Tras las novedades introducidas en esta ley, los vehículos históricos que hayan sido matriculados antes del 1 de enero de 1950 no tendrán que pasar la Inspección Técnica de Vehículos.